De vencedores y vencidos

¡Nos han vencido! Sí, la sociedad ha perdido. Llevan mucho tiempo intentándola hundir. Ha sido una preparación de muchos años. Cargarse la Educación, cargarse los servicios públicos, enfrentar a miles de ciudadanos contra los otros, establecer una parrilla de programas televisivos de encefalograma plano, más horas de fútbol en la televisión, más fórmula uno (a quien no le gustaba, ahora les encanta), más parados y nadie hace nada. Ocupación de las calles para ganar los mismos (amparados bajo uno u otro color), aprobación de leyes antisociales y, finalmente, la mayor de todas las inquinas: conseguir que entre los que no hemos hecho nada ni tenemos nada que ver con la situación actual nos echemos las culpas.

Se hizo el experimento de prueba con los controladores. Se vendió mediáticamente como un abuso de unos privilegiados que, lo único que querían era mantener un salario que no les tocaba. Que en Europa cobraban menos y trabajaban más. La sociedad se lo creyó. Incluso muchos querían «fusilarles» y «encarcelarlos» por plantarse. Yo caí. Como muchos, pero no es excusa. Los sindicatos mayoritarios no les defendieron. Se estableció un Estado de Alarma. Se les envió al ejército y a la guardia civil. Se acabó el problema y, la sociedad se alegró de que les machacaran. Triste error.

Ahora ha tocado a los funcionarios. Disponen de trabajo de por vida en una sociedad con cinco millones de parados. Algunos cobran más de mil quinientos euros. A por ellos. Mediáticamente, en la mayoría de medios de comunicación, salen como lo peor de lo peor. Es una vergüenza ser funcionario. Se sabe que no han creado la crisis pero por la mentalidad de nuestro país conviene que otros estén peor. No interesa que yo mejore. Interesa que otros empeoren sus situaciones. No interesa crear puestos de trabajo. Intenta que, quien lo tiene, lo pierda. Así será igual que yo. Y, como muchos más se empobrezcan, mejor me sentiré en mi miseria. ¡Qué país!

¡Qué todos trabajemos más por menos! Matemáticamente, más por menos es menos. ¿No sería lógico eliminar horas extras para contratar más? ¿Facilitar que la gente trabaje? ¿Reducir la edad de jubilación? ¿No son posibles otro tipo de medidas?

Me acuerdo de muchas conversaciones en las que participé. En todas ellas alguien a quien criticar. Al que se hipotecó por más de lo que podía. Al que construyó más de lo que debía. Al agricultor que se decía que sólo vivía de subvenciones. Al autónomo que se hizo de oro y llevaba un BMW. Al empresario que ganó más de lo deseable. Al que tuvo la suerte de trabajar en una empresa donde podía conciliar la vida familiar y laborar. Caí, como caímos muchos. ¡Qué daño se hizo en las mismas!

Y ahora… toca que nos critiquen. Es lógico y razonable. Han ganado. Han conseguido lo que querían. Todos sabemos quienes son. No son los hipotecados con una vivienda de coste mayor que la que se podían permitir, ni los funcionarios (entre los cuales se hallan docentes, sanitarios y policías), ni los trabajadores (autónomos o asalariados), ni los parados, ni la mayoría de empresarios, etc.. Por tanto, el descarte queda hecho.

Nos hemos dejado vencer. Han acabado con nuestro espíritu crítico para poder resistir y, finalmente, cuando todo ha estallado… se ha conseguido enfrentar a los no culpables de la situación entre ellos.

Ahora nos han vencido… pero, ¿hasta cuándo?

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

9 Comments
  1. Excelente entrada.
    Gran reflexión.
    ¿Para cuando artículos como estos en los grandes periódicos? ¿Por qué solo se leen estas coasa en la blogs? ¿Será por eso que quieren censurarla?
    Luchemos desde lo que nos queda de red.
    Saludos

  2. Asimilar las derrotas me parece una forma de aprender a vivir; aceptar la derrota como un estado permanente sólo lo concibo como una forma de aniquilación del ser humano; una muerte prematura. Que estén intentando, y consiguiendo en muchos casos, inculcar la sumisión como una actitud ante la vida no es suficiente para conseguir la rendición general. En la naturaleza humana está inscrito el deseo de ser mejores y el impulso de pelear por ello. Desde que nos levantamos cada día hay numerosas decisiones individuales que dependen de cada uno de nosotros, aunque tengamos la tentación de situar la responsabilidad en otras manos distintas de las nuestras. Miremos alrededor, y también hacia adentro, y busquemos los motivos para seguir con fuerza. Están al alcance de una mirada. Como ves entiendo tu entrada como un revulsivo; enhorabuena por ella.

  3. Es una cuestión cultural que hemos exportado allende nuestras fronteras. Véase, por ejemplo, Argentina, donde igual que en España, el país se puede ir a la *****, pero ganar el mundial de fútbol es lo más grande.
    Se han cargado el sistema público de educación, ahora .. ¿qué hacemos? ¿lo levantamos de nuevo o buscamos nuevas formas de enseñar fuera del sistema formal? Yo creo que por desgracia, lo segundo es más factible.

  4. Yo también creo que este tipo de artículos merecen lugar en los diarios. De todos modos, sabes que suelo opinar en tu línea, aunque con resultados algo distintos ;))) (será mi optimismo un tanto infantil a veces…)
    Sigo opinando que no son sólo los funcionarios contra los que se atenta… nosotros estamos sufriendo también, en otros niveles, pero te podría enseñar los vaivenes de mi nómina y verías… es a la profesión a lo que atacan directamente, aunque ocurra también con sanidad y otros estamentos.
    Y lo que hay que demostrarles es que estamos a otra altura, que somos inteligentes y valemos lo que valemos.
    ¿Qué ha opinado la sociedad de los maestros en los últimos tiempos? Y no han hecho falta arengas políticas para tacharnos de gandules y de vacaciones exageradas y demás falacias.
    La Espe se ha hecho eco de los cotilleos de supermercado para poder meternos mano a voluntad… ella y otros como ella, a los que les interesa esto.
    Yo no me siento vencida… herida, quizá… pero animal herido es siempre peligroso.

  5. Se me entremezclan sensaciones. Mis tiempos en la empresa privada, las experiencias de personas cercanas hoy en día y lo que nosotros estamos viviendo, que no lo justifican, tan solo lo explican. Departamentos donde cada vez que se marchaba alguien, voluntariamente o no, no se cubría el puesto y los demás asumían la ausencia. Por el mismo precio, sin alternativa.
    Me siento igual. Más por menos. Son tiempos difíciles, y temo que lo serán aún peor.
    Los políticos nos manipulan gracias a los medios de comunicación todos los días. No sé si existe, supongo que sí, el libro de pedagogía de masas, o si simplemente corre de boca en boca entre la clase política. Tengo pocos recuerdos de la carrera que estudié (económicas) pero no olvidaré que uno de los primeros días de clase, nos contaron la teoría del «elector miope». Los votantes no ven de lejos, solo recuerdan las últimas acciones. Ellos lo saben, también que la percepción es selectiva, solo escuchamos lo que queremos oír o ver…
    Y mientras ellos lo sepan y nosotros no nos demos cuenta…. Seguirán con el control.

  6. Hola, Jordi. Yo no creo que debamos desanimarnos tanto. Tampoco creo en la teoría de la conspiración mundial ni en querer enfrentarnos unos con otros. En mi opinión todo pende de un hilo, pero siempre ha sido así, aunque ahora se manifiesta con todo su crudeza. Conozco casos en el mundo de la empresa donde se han despedido a ingenieros que cobraban unos 2000 euros para después volverlos a contratar por ETT cobrando la mitad (o menos). En este tipo de trabajo, si eres productivo y cumples es tu obligación. Y si no cumples te despiden. Hay un ejército que espera ocupar ese puesto. Ánimo y adelante.

  7. Debemos seguir adelante y creo que debemos montar una revolución que cambie la sociedad , la sociedad actual puede estar vencida , bien mejor, debemos instaurar una nueva sociedad ; esto no es grave a lo largo de la historia ha ido cambiando ,solo debemos fijarnos en las distintas etapas de la historia es cambiante y no pasa nada, no es grave que se muera una sociedad para dar paaso a otra nueva a esto de le llama: evolución y como dijo Darwuin quien se adapta es el que sigue.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link