¿Deberíamos privatizar la educación?

Los docentes somos caros y sabemos que, por desgracia, somos el coste mayor del servicio público que supone la educación. Lo dice bien claro el señor Rallo en su tuit: el 70% de los costes que supone para el ciudadano la educación son los docentes.

Fuente: Twitter

Ya, lo mismo podríamos decir de cualquier servicio público. Yendo más lejos, seguramente estaría bien para todos aquellos amantes de la gestión privada de un servicio, que los trasplantes se subastaran en un mercado totalmente liberalizado. No tiene la misma importancia alguien con dinero que alguien que no lo tiene y, al final, resulta injusto que un empresario de éxito o, un futbolista de esos clubes más conocidos, no tenga derecho a pasar por delante de una persona con menos recursos a la hora de obtener un órgano. Los servicios públicos no es lógico que otorguen las mismas posibilidades a alguien que da trabajo a dos mil trabajadores que a uno de sus trabajadores. Vamos a ser claros de una vez. El sistema público no funciona. Privaticémoslo. Y empecemos por la educación porque, al final, qué culpa tiene alguien de que ha decidido no tener hijos de que otros sí que tengan. Ya está bien de pagar impuestos para un servicio que no se va a utilizar. Además, ya deberíamos tener asumido que si alguien nace pobre debe morir pobre. Y si alguien nace rico, debe ser aún más rico antes de ir a criar malvas.

¿Sería impopular privatizar la educación? Pues, sinceramente, seguro que se quejarían los mismos que están usando un servicio privado. Es que, por si algunos aún no se han dado cuenta, liberalizar un servicio no significa que los precios bajen. Tenemos sobrada experiencia con el asunto (eléctricas, agua y otros). Eso sí, vamos a ser sinceros: no debemos permitir que los pobres puedan estudiar. Ni que haya docentes con vacaciones y derechos laborales. No digamos ya el tener aulas con menos de cuarenta alumnos. Que con cuarenta alumnos tampoco se salió tan mal. Ni mucho menos. Lo importante es la cultura del esfuerzo. Bueno, más bien el conseguir que solo estudien los ricos. Así acabamos antes. Lástima que haya necesidades perentorias en el mercado… nada, como en Estados Unidos, becas para aquellos que destaquen para que puedan ofrecer esos servicios que tanto necesitan los ricos.

Si al final lo lógico sería tener concertada con diferentes cuotas para así poder filtrar aún más. Es que se nos llena la concertada de purria. No solo la concertada. Por culpa de la existencia de una escuela pública, aún de calidad, no podemos subir más los precios en la privada no concertada. Es que ya está bien de competencia desleal porque, al final, la pública, con un sistema de acceso transparente y sin mirar nacionalidad ni cartera de los padres, permite escolarizar a todo el mundo. Además, en buenas condiciones. Hay que joderse. No hay derecho a que un mindundi, menos aún si es uno de esos inmigrantes sin papeles que llegan de una guerra que han montado terceros, tenga derecho a nada. Ya está bien de mantener a toda esa pandilla de oscuros. Va, vamos a llamarles negratas y moros de mierda para acabar antes. Que nos hunden la educación y la sanidad. Vaya agujero nos están haciendo mientras, los blancos trabajadores estamos pagando nuestros impuestos. Impuestos que van a financiar servicios que utilizan terceros. Cuando mi hija acabe la escolarización que les den. Pienso votar a un partido de esos que defienden que solo tengan hijos los pudientes. Esterilización de pobres por decreto ya.

Claro que debemos privatizar la educación. Hay muchos motivos para hacerlo aún más de cómo se está haciendo actualmente. Estamos subvencionando demasiado y creando futuros votantes con criterio. A ver, que lo importante es que uno se dedique al laboratorio farlopero para que otro la esnife. Es que al final tenemos que ser claros.

Los docentes deberían cobrar muchísimo menos y trabajar muchas más horas. Es que a esos putos vagos estamos hartos de pagarles con los impuestos de todos porque, al final, ¿cómo demonios vamos a bajar los impuestos a los que realmente hacen algo por el país? Bajar impuestos solo es posible aumentando la natalidad o reduciendo la inversión en servicios públicos y, sinceramente, no veo que se vaya a corto plazo a apostar por lo primero. Ojalá me equivoque pero, aún así, no entiendo por qué yo tengo que pagar una plaza escolar para el Mustafá, esa hija de madre lesbiana a la que, además le he pagado un reparación de mamá por un cáncer del que se debería haber muerto o, simplemente, la del pobretón ese que vive en un barrio marginal. Si es que, al final, su futuro es ser delincuente. Así que, mucho mejor pensar en una eliminación selectiva del personal. Además, como los ricos no crían tanto (salvo los Borbones o los del Opus), dentro de nada todos con el homeschooling. Vamos a acelerar las cosas. Ya tardamos en seguir privatizando la educación…

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

1 Comment

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link