13 Comments
  1. La escuela tiene que suplir tooooooodas las carencias del alumno: sociales, afectivas, económicas,… Hay que enseñarles a rellenar formularios del paro, hacer mermelada, cortarse las uñas de los pies, cambiar pañales, educación sexual, emprendimiento,… y si no puedes conseguirlo con todos tus alumnos es que eres un cutre que no pone nada de empeño en su trabajo. Con lo bien que vivís, la de vacaciones que tenéis y además sois funcionarios.

  2. Entiendo la crítica, pero por ningún lado se ven las propuestas. Como educador, no puedo anclarme en el modelo tradicional enclaustrado en un aula para enseñar y atiborrar contenidos en las mentes de los estudiantes. Prefiero atreverme a experimentar diversos modelos educativos en diferentes contextos a quedarme encerrado en un ataúd llamado AULA. Muchos podrán ser educadores, pero muy pocos podrán llamarse pedagogos. El educador sigue haciendo lo mismo que hacen los demás. El pedagogo investiga, diseña, desarrolla, implanta, evalúa y teoriza su propia práctica pdagógica….

    1. No se puede. Simplemente, el sistema no te deja. Por ejemplo, si en tu clase de 20 tienes a dos alumnos que son «especiales», estás pillado.

    2. No creo que exista el modelo tradicional, al igual que no creo en el innovador ni en la disrupción como concepto. Creo en la necesidad de hacer un mix (experimentar, como bien dices, modelos educativos diferentes). El aula quizás no es la solución de todos los problemas pero, por desgracia, es la herramienta más eficaz que tenemos disponibles. Pedagogía es dar clase. Los docentes per se ya son pedagogos. Otra cuestión es quién tiene que llevar a cabo el análisis y evaluación de lo que se está haciendo y desde dónde.

      Saludos.

  3. El principal problema, a mi parecer, es seguir haciendo lo mismo año tras año sin más reflexión que “aquí se hace así”. La reflexión y la toma de acuerdos debería de ser la ruta, criticar por criticar todo lo que se hace sin justificarlo también me parece un suicidio

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link