2 Comments
  1. «No es de recibo que la única manera de hacer “funcionar” (sí, sé porque he puesto el entrecomillado) una metodología sea a costa de dedicar más de sesenta horas semanales al asunto, quedarse sin vacaciones o, simplemente, obligar a que el alumnado dedique horas y horas finalizada su jornada lectiva a ver vídeos, realizar proyectos que obligan a coordinarse con terceros e ir a sus domicilios o, simplemente, ponerse a realizar esos pósters, volcanes o figuritas de papel maché en la que tanto colaboran sus padres y abuelos».

    La respuesta que dan es: «si no te quieres implicar…»

    Chantaje emocional nivel niño de cinco años. Yo suelo contestar que, en mi tiempo libre, me implico con las cosas que me gustan, no con mi trabajo (que también me gusta, pero tengo la costumbre de hacerlo en horario laboral).

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link