Defender la Educación pública sin pasarse de frenada

Uno de los medios de comunicación que acostumbro a leer en su versión digital es Público, aunque reconozco que nunca compré su versión escrita mientras existía. Me parece que debe ser de los pocos diarios que no he adquirido nunca en versión papel. Y eso que he realizado intercambio monetario con el quiosquero por muchos de tendencias variopintas.

Pero vayamos a lo que nos interesa. A la defensa de la Educación pública que ha enarbolado el diario como bandera. Se trata, de un medio muy poco objetivo (como la mayoría), de ideología tirando hacia la sinistra italiana y con un gran bagaje de interpretaciones subjetivas de diferentes noticias objetivas. Me gusta leerlo, pero a veces se pasan en la manera como presentan los datos para que les cuadre con la ideología que tienen detrás de su línea periodísitica.

En la defensa de la Educación pública tienen un gran problema. A menudo se pasan de frenada. Casos concretos preguntaréis. Pues bien, os traigo la última «manipulación del diario en base a unos datos de una encuesta del CIS sobre qué tipo de enseñanza (pública, concertada o privada) es considerada como la mejor para los españoles.

El titular de la noticia que han publicado ha sido el siguiente.

En principio, da la sensación que la Educación pública (no sé qué manía tienen en escribirla en minúsculas) gana por goleada a los otros tipos de enseñanza que se dan en nuestro país. Pero ahondemos en el artículo. Sigamos leyendo la letra que acompaña a tamaño titular. Lamentablemente, aunque a algunos no guste oírlo,  ahondando en el artículo, nos aparece un dato que contradice la afirmación del titular. El dato es que la suma de la satisfacción de los centros privados y concertados (no olvidemos que son centros de gestión privada subvencionados con dinero público) supera el grado de satisfacción (o mejor funcionamiento subjetivo de los encuestados) de la Educación pública.

Por tanto, queda claro que la manipulación ha sido bastante considerable. De un titular que parece desprenderse la calidad que para los españoles representa la Educación pública, en el cuerpo del artículo se hallan datos contradictorios con el mismo al darse un resultado que otorga 3 puntos porcentuales más a la suma de esa sensación de calidad que presentan los centros privados y concertados respecto a los públicos. Unos datos impensables hace bien pocos años y que demuestra el cambio de mentalidad de la ciudadanía española respecto a la Educación pública (muchas veces influida por las campañas mediáticas de desprestigio que se llevan haciendo por parte de casi todos los partidos políticos que han gobernando en este país desde los años noventa -aunque los conciertos educativos los aprobó un gobierno socialista en la década anterior-).

Si seguimos analizando el artículo nos encontramos con más manipulaciones. Como cuando nos hablan de que sobre un 50% de los ciudadanos consideran que los gobiernos (central y autonómicos) gastan demasiado poco en Educación. ¿Por qué obvian el detalle de que casi un 50% cree que el gasto es adecuado o exagerado en esa partida presupuestaria?

No se trata de no intentar defender la Educación pública, pero ello no puede hacerse a costa de manipulaciones (obviando e interpretando los datos para que  agraden) ni de pasadas de frenada.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

1 Comment

    Deja un comentario

    EDUENTERTAINMENT

    Cuando la Educación se convierte en espectáculo

    En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
    close-link