Docentes en el punto de mira... de los grupos de Whatsapp

Este principio de curso he notado que, son muchos los padres que, dentro de ese grupo que se crearon como "mamás del cole" (sí, los papás somos algo residual en los mismos), están cuestionando abiertamente las prácticas educativas de muchos de los docentes de sus hijos. Que si un docente no da las clases siguiendo el libro de texto, que si lleva tatuajes, que si parece que mira el culo de sus hijos o hijas, que si manda muchos deberes, que si manda pocos, que si... Informaciones que, por desgracia, se dan por válidas y se convierten en un intercambio masivo de mensajes que, curiosamente, acaban degenerando en alguna madre (sí, ya he hablado antes de porcentajes mayoritarios en esos grupos) diciendo que deben irse a hablar urgentemente al colegio o al instituto para denunciar la situación.

Fuente: http://www.antena3.com

Fuente: http://www.antena3.com

Al final, nada de nada. Todo queda en un mensaje de Whatsapp que se solapa con muchos otros que van inundando la red social y un cabreo puntual porque, curiosamente, escribir un Whatsapp es muy fácil anunciando las intenciones pero, a la hora de la verdad, muchos padres se acomodan en la pereza digital. Que lo de escribir un mensajito mola y queda muy bien pero ir a preguntar lo que pasa realmente al centro educativo parece que dé alergia. Muy triste esa reacción, muy poco productiva para la mejora del sistema. Más aún, un grave problema para los docentes por estar, en demasiadas ocasiones y sin ningún tipo de prueba más allá de lo que comentan los alumnos (y ya sabemos, a veces, cómo se las gastan o la manipulación que puede hacerse de un suceso concreto), en el punto de mira de miles de grupos donde se analiza desde la ropa que llevan, la sonrisa que pueden esgrimir en su cara y, la cantidad de deberes que mandan o las estrategias educativas que emplean en el aula. Un análisis que, por desgracia, en demasiadas ocasiones se parece demasiado poco a la realidad. Pero bueno, lo importante es derivar la crítica en los grupos al docente. Un docente que, en muchas ocasiones sin comerlo ni beberlo, se hace presente en conversaciones que nunca van a llegar a sus oídos.

Aquí tenemos algunos problemas fundamentales: la falta de transparencia de las aulas (el docente o el propio centro deberían abrirlas más al exterior mediante las mismas herramientas que se usan mayoritariamente por la sociedad y, no dejarlas como un simple tablón donde publicar noticias -una página de Facebook, por ejemplo, si no se modera y se dedican desde el centro a responder a los comentarios no tiene demasiado sentido-), la poca interacción de los padres con los centros educativos (criticar es muy fácil pero acercarse a los centros donde estudian sus hijos para preguntar qué pueden hacer para ayudar da la sensación que sea una tarea imposible) y, la falta de una herramienta habitual para que los docentes puedan comunicarse directamente con los padres. En definitiva, mucha más comunicación centro-familias.

Los grupos de Whatsapp de padres pueden ser una herramienta educativa muy interesante para crear comunidad pero, si los padres no van un paso más allá y se preocupan de lo que pasa realmente en las aulas para quedarse en conversaciones demasiado sesgadas, un elemento que, lo único que hace es poner al docente en la picota, consultar deberes o fechas de exámenes de sus hijos (con lo que se convierten en las agendas de sus hijos y, en muchas ocasiones, les eximen de responsabilidades) o, quizás, mezclar conversaciones más habituales de la barra de un bar, es que el grupo de Whatsapp podría llamarse de cualquier manera y haberse creado con independencia de la situación educativa de sus hijos.

Sí a los grupos de Whatsapp de padres siempre que se convierta en algo que dé valor añadido a la comunidad educativa pero, si sólo sirven como agenda de los retoños o para poner al docente en el punto de mira es que, quizás hay algo que no funciona en dicho grupo.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.

2 comments

  1. Estrella Molina Canelo 29 septiembre, 2015 at 08:16 Responder

    Muchas tonterías dicen los padres. Yo soy madre y, cuando mi hija empezó a ir al cole, lo primero que hice fue apuntarme al AMPA y presentarme como candidata para el Consejo Escolar. Quería saber, de primera mano, lo que de verdad pasaba con la educación de los niños, no quería escuchar las bobadas que dicen los padres y las madres, sobre todo si su hijo no es buen estudiante o se porta mal en clase: la culpa siempre es del profesor. Y suelen ser esos que dicen que llevan a sus hijos al cole para que los eduquen, cuando a los que tienen que educar es a ellos mismos.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link
4 Compartir
Compartir4
Twittear
+1
WhatsApp
Email