Educación obligatoria a base de vídeos colgados en Youtube

La verdad es que me preocupa el vender despersonalización del aprendizaje como innovación educativa. No entiendo que, por desgracia, algunos estén usando el concepto de Youtube como base educativa. No, considero que los aprendizajes a distancia que tanto propugnan algunas administraciones educativas como solución a todos los problemas de nuestros alumnos son, en demasiadas ocasiones, un simple subterfugio para seguir desinvirtiendo en el ámbito educativo.

No me gusta el modelo Flipped Classroom porque, entre otros motivos, despersonaliza gran parte del aprendizaje y somete al libre albedrío de los chavales el ver o no ver un determinado vídeo. Vídeos que, por desgracia, están editados en su mayor parte por docentes que, entre sus habilidades no está la de la edición de vídeos. Seamos sinceros… ¿qué docente puede publicar vídeos a nivel de El Rubius sin dedicarle más de doce horas diarias? Y, entre esas doce horas diarias y las seis de clase, ¿cuándo duerme? Bueno, vayamos a la matemática básica… ¿alguien se cree que un docente se pasa dieciocho horas diarias trabajando? Si lo hace tiene un grave problema. Y si no lo está haciendo está pervirtiendo el sentido básico de su función como profesional y hace un flaco favor a los derechos laborales del colectivo. Sí, al igual que el que hace miles de horas sin cobrar. Y no, no me vale decir que lo hace por los alumnos. Lo hace porque tiene un problema.

Fuente: https://es.wikipedia.org

El modelo de clase vía Youtube me genera varias dudas. Dudas que, lamentablemente, debo ser el único que las tiene porque, según los medios hay «youtubers que explican el temario mejor que los profes de las asignaturas respectivas«. Bueno, eso al igual que los que dan clases de repaso en negro o trabajan en una academia con salarios mileuristas. Sí, son tan maravillosos que deciden cobrar mucho menos y no presentarse a unas oposiciones porque, es que son tan buenos que, a lo mejor, en un centro educativo destacarían tanto que serían mirados con ojeriza por sus compañeros.

Pero vayamos a las dudas…

La primera es el establecimiento de una clase magistral uniforme para tantos alumnos. Podemos tener excelentes comunicadores y, seguro, que ni tan sólo hace falta que el que sale en el vídeo sea docente. Hay suficiente con tener un buen perfil y una oralidad fantástica. Y, por si fuera poco, el vídeo cada vez va a permitir que los errores del comunicador se difuminen mediante diferentes estrategias de edición. Sí, un vídeo para millones de personas debe ser fantástico y, a la vez, parecerlo. El ponente debe crear ansias entre el alumnado y, como no, establecer magistralmente las líneas teóricas más conceptuales. Que sí, que enseñar a resolver una raíz cuadrada por un gran comunicador es más interesante que, en un espacio con veintipico alumnos, intentar explicar y resolver las dudas que se puedan plantear a lo largo del procedimiento. Que sí, que la clase magistral pasada por diferentes filtros de imagen y añadiéndole trampa y cartón es la solución. Que sí, que una clase única para millones de alumnos es el no va más de personalización educativa. Que sí, que estoy siendo un poquillo irónico.

Otra duda, más bien pregunta, que me asalta es la siguiente… ¿qué diferencia hay entre ver un vídeo en formato clase magistral realizado y explicado por terceros que seguir un libro de texto a rajatabla? ¿Qué valor añadido aporta un material de terceros, por bonito que sea, que no se puede adaptar a una docencia de aula tradicional? ¿Un elemento multimedia? ¿Un vídeo como esos de algunas editoriales según los cuales acababas sabiendo inglés de forma autónoma en pocos meses? Me acuerdo de esos fascículos con el casete que muchos compraron. También me acuerdo del resultado de esos métodos revolucionarios. El vídeo es un formato importantísimo pero, reducir el aprendizaje al mismo me genera dudas.

Más cuestiones… ¿qué mecanismos de control nos permiten seguir la evolución del alumno? ¿Un sistema que nos indique cuántos minutos de visualización han tenido del contenido? ¿Un programa espía en los vídeos que nos transmita todas las informaciones de los alumnos en tiempo real a los docentes? ¿Un sistema que va a evaluar cuántas veces han repetido el vídeo? ¿Exámenes para comprobar que lo que han visto se reproduzca fielmente? ¿Cámaras de videovigilancia en los domicilios para ver si los alumnos estaban viendo el vídeo o sólo lo estaban pasando en el ordenador mientras tenían otra pestaña abierta de Facebook o de alguna de esas páginas donde puedes ver películas piratas online? Dudo del mecanismo de control y de la invasión de la privacidad.

Y, finalmente, mi gran duda… ¿será este tipo de formación masiva el caballo de troya para despersonalizar el aprendizaje, reducir costes -infraestructuras y profesorado- y, aumentar el control social de nuestros alumnos? Una duda que, por desgracia y a la vista de para qué se está usando la formación masiva en los últimos tiempos y a los inversores que están apoyando el proyecto, uno no puede menos que tener.

La verdad es que me preocupa que se ensalce el modelo despersonalizado que supone la educación a distancia. Me preocupa que, con una simple cámara, alguien se crea que sabe dar clase o algunos se piensen que lo saben. Dar clase no es dar temario en un contexto controlado. Dar clase es mirar a los ojos a los chavales, adaptarte a sus necesidades y, cómo no, ir siguiendo su trayectoria personal. Y eso no lo da Youtube. Bueno, cada uno es libre de creerse lo que quiera. Por cierto, acaba de aparecer en la calle un unicornio morado. Voy a hacerle una foto.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

21 Comments
  1. Muy bien todo pero, por favor, pelín de respeto a tantos docentes excelentes a los que no les queda otra y tienen que buscarse la vida fuera de un centro privado o público pero sin dejar la profesión para la que se han preparado. Lo dice una profesora que ha aprobado las oposiciones 4 veces (siempre con buena nota y una de ellas con la mejor de su tribunal), no ha sido llamada para trabajar ni un solo día y que ha tenido que montar una academia y, antes de eso, trabajar para otros para poder ser independiente y tener una familia. Y como yo unos cuantos. Y somos unos pedazos de profesores.
    Bastante frustrante ha sido todo este camino para que encima nuestros propios compañeros nos machaquen y menosprecien cuando quizá, quién sabe, la diferencia entre uno y otro es que el que está trabajando se presentó antes de 2008.

    1. Nadie falta al respeto a nadie que, por desterminados motivos, haya optado por dedicarse a abrir una academia (sí, algunos no nos lo hemos podido permitir nunca por no disponer del capital ni de la posibilidad de pedir un préstamo) ni, tan sólo a aquellos alumnos que dan clases particulares en negro. No se trata de juzgar la profesionalidad de nadie pero, sinceramente, a día de hoy y con la cantidad de plazas que se han convocado en todo el territorio a partir del 2008 (sí, se han convocado) o con las listas de interinaje que van abriéndose e interinos desplazándose a lo largo y ancho del territorio para conseguir trabajar, no me vale la excusa de no poder entrar. Sí, uno puede decidir trabajar en A o B o, por motivos personales, no querer alejarse de casa pero, que lo anterior no sirva para decir que uno está trabajando porque entró antes del 2008. Entrar en la docencia -al menos en la pública, con listas transparentes y oposiciones- está al alcance de todos los que reúnan unos determinados requisitos académicos. Eso sí, una cosa es que uno no quiera moverse de Comunidad o de su contexto más cercano 🙂

      Un saludo y gracias por el comentario aunque no tenga nada que ver con el artículo.

    1. Ja sabem tots que el gran objectiu de qui gestiona en l’ombra l’Educació del nostre país és la d’establir un model diferenciat per rics i pobres i, com no, el fer que el cost per alumne sigui quasi residual. I, per això, què millor que potenciar l’ensenyament a distància despersonalitzat. El problema és que aquest tipus d’ensenyament segueix sense ser vàlid per etapes obligatòries per molt que ho vulguin vendre així.

  2. Hola,
    En el 2012 tuve dos estudiantes de cálculo multivariable que laboraban en un banco y no iban a poder asistir a la totalidad de mis clases y por esa razón iban a cancelar la asignatura. Les propuse que no lo hicieran, que yo me comprometía a subirles un vídeo con las explicaciones a las que no pudieran asistir, me respondieron que no, que demasiado esfuerzo les costaba ganar cálculo aún asistiendo, que no iba a funcionar, entonces les propuse probar y esperar el primer quiz, que si les iba mal cancelaran la asignatura. El día del quiz obtuvieron las notas más altas, los demás estudiantes preguntaban cómo era posible, ellas contaron que mientras les llevaban el almuerzo en el restaurante observaban en sus celulares los vídeos y de tanto verlos se les hacía muy fácil el tema. No tenía ni idea de lo que era flipped classroom, no pretendía ser youtuber, sólo quise ayudar a un par de estudiantes y los resultados con ellas fue excelente. Con el tiempo empecé a recibir mensajes hermosos en los que me decían que gracias a mi ganaron cálculo multivariado, que me entendían más a mi que a su profesor etc, y los mensajes llegaban de países diferentes al mío, Colombia. De hecho, las estadísticas de youtube indican que me ven más en tu país, España. Subo vídeos para ayudar a estudiantes que me piden ayuda en mi red Ning http://mathclubvirtual.ning.com/, y lo hago porque se siente muy bien poder compartir lo poco que se con personas que lo necesitan. Y no es que yo sea ni me crea mejor profesora, es que cuando un chaval necesita ayuda tiene cientos de profesores para escoger el que mejor le explique lo que busca, y que bueno poder ser una opción, entonces sí que es un modelo personalizado, ellos deciden a quien ver y seguir. David, el profesor con el que ilustras tu nota, es junto a Julio profe mi favorito, no tenía ni idea de que existía un método para resolver ecuaciones de tercer grado llamado método de Cardano, y gracias a un vídeo de David lo supe y pude ayudar a un estudiante venezolano con su consulta http://mathclubvirtual.ning.com/forum/topics/puntos-de-intersecci-n.
    ¿Aprender con un vídeo es lo mismo que con un libro? me temo que no. Para la mayoría de estudiantes aprender matemáticas en un libro es algo complicado, los libros se vuelan los pasos que en los vídeos no omitimos y en los comentarios preguntan y cuestionan lo que no se entienda o lo que se necesite ampliar, ese valor agregado no lo tiene un libro.
    En cuanto a que dar clases es mirar a los ojos a los chavales, estoy segura que otra cosa opinan los 676.342 suscriptores de David (canal Unicoos) o el 1.403.384 de suscriptores de Julio Profe.
    Quisiera disponer de más tiempo para subir más vídeos, no porque me interese ser youtuber ni cosa parecida, es que en verdad amo ser maestra y me gusta serlo no sólo para los que el gobierno me paga, sino para muchos allá afuera que buscan ayuda en la web.
    Un mega abrazo desde Colombia,
    https://www.youtube.com/user/BECHY2012

    1. Cuando critico el modelo «a distancia» siempre lo hago desde la óptica de la educación obligatoria. Conforme los alumnos cada vez adquieren más autonomía puede ser un modelo muy válido. Siempre me gusta poner el ejemplo en primera persona: ahora soy capaz de realizar autoaprendizaje de muchas cosas y, en mi época de estudiante de EGB o BUP lo anterior hubiera sido imposible 🙂

      Un fuerte abrazo de vuelta y muchas gracias por contar la experienca.

  3. Hay mil posibilidades para comprobar si han visto el vídeo: desde hacer preguntas en el mismo vídeo, pedir que te traigan hecho un esquema/mapa conceptual/ mental/ejemplo de lo visto en el vídeo para clase, o que planteen dudas sobre el tema, limita tus explicaciones al vídeo y las clases a trabajar otros niveles de la taxonomía de Bloom en grupos o de manera individual (según las características del grupo), medios TIC como formularios Google en los que incorporas el vídeo, Educanon o Edpuzzle también son otras opciones. Por citarte las más conocidas.

    1. Nadie discute las miles de posiblidades de ejercer un control absoluto de lo que hacen nuestros alumnos en «sus» casas. Hay cientos de métodos e, incluso, la posibilidad de saber qué páginas visitan, cuánto tiempo lo están haciendo y, por qué no decirlo, si van cuatro o seis veces al baño por saber el tiempo en que, de promedio, se hacen las necesidades. Pero, ¿es necesario lo anterior? ¿Realmente un vídeo y su mecanismo de control hace el aprendizaje más eficaz que la atención directa del aula? Yo, sinceramente, tengo muchas dudas en lo anterior. Bueno, sin eufemismo ninguno… no me lo creo. Al menos en etapas obligatorias. Y, en referencia a las inteligencias múltiples, prefiero no hablar de ello 🙂

      Un saludo y gracias por pasarte por aquí.

  4. Vídeos, páginas web «interactivas», MOOCS…. la reinvención de la rueda. Todo esta «innovación educativa» tiene más que ver con los cursos grabados de la UNED y del IMBAD, que se emitían a deshoras en RTVE, que con una aportación real de nuevos recursos y estrategias educativas. Cualquier recurso es bueno si sirve para desprestigiar y poner en solfa el trabajo de profesores y educadores, los profesores tienen nómina, ése sí que es el bien, que los «reformadores» ansían.

  5. A mí lo de la «flipped classroom» me plantea una serie de dudas, que ojalá me pueda responder algún experto en la materia, que yo como soy de EOI no entiendo mucho de esto:

    – Cuando uno de mis alumnos no entiende algo, repito la explicación pero con otros ejemplos, con más detalle, a veces hasta sus compañeros aportan ideas interesantes… con el video ¿qué pasa si un alumno no entiende algo? ¿son videos tan super-modernos que al darle al «replay» se modifica la explicación? ¿o es que como tienen ejercicios por medio, si el alumno no responde correctamente, se modifica la explicación por si sola?

    – Si con un video de 15 minutos se explica la unidad y después solo hay que practicar, ¿para qué tenemos, pongamos, 4 horas de asignatura en la actualidad? El lunes, 15 minutos de explicación en vivo, (o mejor en video, en la pizarra digital, mientras yo desayuno en la cafetería) y el resto de clases de la semana, para practicar. Esto me lleva a una duda muy concreta: ¿por qué tenemos un horario con unos 6 grupos de alumnos, 180 alumnos aproximadamente? Con este sistema nos podemos hacer cargo de muchos más, y con menos horas. Si fuese la administración me frotaría las manos.

    Ah y por cierto, ya dije que yo soy de EOI. Pues doy clases en «That’s English!», un sistema a distancia, basado en un libro con videos y audio y una hora de tutoría semanal en el centro. Desde el año 1995, de aquella en TV y VHS, ahora en DVD-Rom. Fíjate qué innovadores somos los de EOI que llevamos «flipando» las clases desde hace 20 años. Y por cierto, los grupos de «That’s English!» tienen una ratio de 50 alumnos, y suponen cada uno 2 horas lectivas en el horario personal. El cálculo de cuántos alumnos puedes atender en 21 horas lectivas os lo dejo a los de matemáticas, que yo soy de letras.

  6. Está muy interesante lo que decís, pero el problema es que entendéis el vídeo (youtube o propio) como el sustituto de la docente y no es así. No se trata de sustituir, sino de incluir como un recurso más. Una clase en base a un vídeo (una flipped class o similar) que tengan que ver los/as chavales en casa debe llevar añadido toda una secuencia de actividades a realizar en clase con los docentes como elementos primordiales que lleven a la buena comprensión del tema, materia, etc. Pretender que Internet va a sustituir al profesorado es un argumento de bar. Pero pretender educar a los estudiantes de ahora como a los de antes, como si internet, Youtube, facebook y demás no existieran es un error de bulto que pagaremos en el futuro. No me voy a poner aquí a cantar las excelencias o cosas malas de los nuevos medios y la transformación de la enseñanza porque considero que vosotros los profesores funcionarios que habéis demostrado valía suficiente para dar clase deberíais estar los suficientemente informados y formados como para emitir una opinión más profunda acerca de lo que están suponiendo las nuevas tecnologías de la información para la educación.

    Una cosa más, suscribo todo lo que ha dicho María respecto a los compañeros/as que por presentarse a las oposiciones en el año equivocado (2008) a pesar de las notas excelentes sacadas han visto como compañeros interinos les pasaron por encima con un 5 y ahora gozan de su puesto mientras que otros nos hemos visto obligados a tener que acudir a la iniciativa privada para poder comer, y sin necesariamente hacer las cosas en negro.
    Y pretender que desde esa fecha hemos tenido suficientes oportunidades como para poder dar clases en centros públicos me indica que tan informado está usted de las nuevas metodologías pedagógicas y educativas como del panorama laboral y de los recortes en este país. ¿Sabe que hubo una marea verde? ¿Sabe lo que están pagando en algunos colegios privados? ¿Sabe lo que es estar sin trabajo, con hijos? ¿Sabe que hay personas que están realizando una labor encomiable en el terreno de las «clases particulares» porque no han podido entrar en educación por no tener puntos de experiencia? ¿Que tengo compañeras que después de presentarse a oposiciones, sacar muy buenas notas, quedarse en listas en las que no les llaman nunca deciden montar una academia para ir tirando? Y sin tener acceso a créditos ni grandes sumas ahorradas.
    Lo siento,pero no podía dejarlo pasar, una cosa es que el gobierno le tome a uno el pelo, otra que sean los supuestos compañeros de profesión los que menosprecien a uno.
    Lo siento Jordi, pero he sentido sus palabras sobre nosotros realmente hirientes.

    1. Hola Guillermo Hernandez:
      Lo de las oposiciones es frustrante en muchas materias.
      Estoy de acuerdo con tus palabras,tengo amigos,amigas que son docentes excelentes y están en estas situaciones que nos explicas y sí creo que hacer un blog y carecer de información al respecto,puede doler a los que les afecta.
      Montar polémicas ,va bien,pero ofrecer soluciones éticas,es mejor.
      Un abrazo de paz
      minuto

  7. Comparto lo que dices !!! Un vídeo puede ser un maravilloso recurso en manos de un docente consciente de su rol para guiar y acompañar procesos y como diría Meirieu, despertar el deseo de aprender, pero nunca su sustituto. Saludos desde Uruguay!

    1. Todos los recursos -y cuantos más mejor- pueden ser válidos para ser usados en el aula. El problema es considerar al recurso o la herramienta como sustitutivo en lugar de complementario. Un saludo de vuelta desde el otro lado del charquito.

  8. totalmente de acuerdo. Ojala hubiera tenido yo esta ayuda de los videos tutoriales cuando yo estudiaba alla por los años 80.

    Youtube es un complemento .

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link