El bachillerato de tres años del PP

En días como hoy, de debates de investidura de grandes promesas o propuestas, seguidas por las contrapropuestas de los grupos de la oposición, siempre aparece alguna «cosilla» que afecta a la Educación. Acostumbrados las últimas dos legislaturas al ministro del talante, Gabilondo, que tendió la mano a todas las fuerzas políticas y no supo hacer su gran pacto de Estado, nos encontramos con que desde la «maravillosa y bien dotada LOGSE» no se ha legislado nada en condiciones sobre temas educativos (como no sean mil y una chapuzas y remiendos que hacen que alumnos, docentes y familias estén totalmente desconcertados).

Pues bien, Mariano Rajoy, futuro presidente del país, elegido por mayoría absoluta ha prometido un bachillerato de tres años que va a implementar su partido. Si esperan al pacto, dicha propuesta se quedará en agua de borrajas (como sucedió con la LOCE y algunos otros mejunjes que ni con el rodillo institucional supieron implementar), pero si realmente la aplican se ha de tener en cuenta lo que ello va a implicar para el sistema educativo.

En primer lugar, si se aplica de la manera que lo proponen, la ESO pasaría a realizarse en tres cursos y desaparecería cuarto de ESO, convirtiéndose en primero de bachillerato para algunos o formación profesional para otros. Una medida avalada por los problemas que se generan en cuarto de ESO, donde hay alumnos que no quieren estudiar (y sólo tienen ganas de salir del sistema), otros que quieren estudiar un oficio profesional y, una última parte, donde hay algunos que quieren ir a la Universidad. Pero, ¿seguro que los problemas se generan sólo en cuarto de ESO? ¿Y en segundo o tercero? ¿Qué medidas se aplicarán para aquellos alumnos de 14 años que ya están prácticamente fuera del sistema para reconducirlos y ofrecerles una alternativa hasta la edad laboral legal? ¿Programas de calificación profesional inicial? ¿Proyectos de innovación, experimentados en mis propias carnes, que no sirven de nada? ¿Les permitiremos por fin acceder a una preformación profesional o a realizar aprendizajes en empresas -coordinados y compatibles con algunas horas en los centros educativos-?

No lo se… ya que a día de hoy se trata de una propuesta demasiado poco definida.

A nivel legal se tendrían que cambiar muchas cosas (entre ellas la LOGSE). Todo ello suponiendo que prioricen la Educación por delante del desastre económico.

A nivel económico no supondría demasiados problemas, ya que implementar un bachillerato de un curso más no afectaría demasiado a la dotación del profesorado (ya que, simplemente, consistiría en la movilidad de algunos docentes que estaban dando clases en la ESO a ese nuevo nivel). Eso siempre que no se inventara alguna asignatura nueva y, se realizará un currículum en condiciones, flexible, a la vez que permitiera un correcto aprendizaje por etapas del alumno. Donde quizás existiría alguna necesidad de inversión sería en el modelo que se habría de establecer para el alumnado que no quisiera optar a ese bachillerato y seguir otras vías. La FP es deficitaria desde hace muchos años en inversiones y, quizás ahora sería un buen momento de dotarla (aunque ya sabemos como está la economía de nuestro país, pero  ¿quizás recortando en cosillas inútiles?).

Demasiadas dudas de una propuesta, que habría de elaborarse en condiciones y, permitir la entrada en su plasmación e implementación de docentes de aula. No sería lógico caer en los mismos errores del pasado, donde las leyes educativas se legislaban desde salones y despachos con bonitos sillones por parte de quienes no conocían la realidad del día a día.

Dudas y más dudas…

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

9 Comments
  1. Mi experiencia personal me dice que el curso más problemático es 3º de ESO, porque el «graduado» está demasiado lejos en el horizonte del alumnado y es donde se acumulan repetidores de primaria y secundaria, que normalmente son los que dan más guerra en las aulas convencionales y los más difíciles de adaptar en aulas abiertas y otras diversas invenciones sin inversiones.
    A partir de 3º enviar a unos hacia Bachillerato y otros hacia FP me parece bien, pero siempre y cuando, como dices, la FP se vea dotada de recursos «a tiri bandiri» y con profesorado ultracompetente, bien motivado y remunerado. Y los mierdecillas se queden en Bachillerato metiendo fotocopias de páginas de libro en cabecitas dispersas, para luego darle al botón de copia y obtener una bonita réplica que se sanciona con un 10.

    Pero como algunos sabemos, la FP seguirá siendo lo que siempre ha sido, el rincón de los vagos donde se destierra a alumnado y profesorado que no sigue la vía «normal» porque no valen.

    Tiempo al tiempo, yo, mientras tanto, ya me he comprado una caña y le tengo el ojo echado a un puesto donde se ven aparecer lubinas y doradas de tanto en tanto.

    1. «Y los mierdecillas se queden en Bachillerato metiendo fotocopias de páginas de libro en cabecitas dispersas, para luego darle al botón de copia y obtener una bonita réplica que se sanciona con un 10».

      Eso lo serás tú, chato.

      1. Doy suficiente margen para comentar en el blog (mientras se siga una netetiqueta adecuada) pero, en este caso, he dudado mucho de si mantener tu comentario y, después de revisarlo a fondo, el de quien escribe con el seudónimo del protagonista de Monkey Island.

        No creo que el artículo vaya en la línea de enfrentar a los docentes de bachillerato o de FP, ya que estamos todos en el mismo barco (infantil, primaria, ESO, bachillerato y formación profesional).

  2. Y en los instis que sólo tenemos los 4 niveles de ESO ¿qué va a pasar? ¿Nos van a quitar un curso y un tercio de profes? (El mío quedaría con unos 15 o menos que se multiplicarían para dar todo? ¿Ese curso de Bachillerato se va a dar en los instis adonde ahora va nuestro alumnado o lo daríamos nosotros? ¿Así la educación obligatoria quedaría reducida hasta los 15 años y luego el bachiller sería optativo? ¿Alargarán un año más el bachillerato para llegar a la uni con 19 años mínimo? ¿Desapareceremos los centros de ESO absorbidos por los de primaria y generando un centro mixto, infantil+primaria+secundaria? Glub!

    1. Parece ser que la idea es la de reducir un curso la ESO para convertir 4 de ESO en un primero de bachillerato.

      Queda mucho por concretar, pero se espera que en breve el nuevo ministro de un poco más de información sobre este cambio que plantean.

      Eso sí, en el caso que comentas de los centros donde sólo se daba ESO, al quedar reducido un curso dichos estudios, tendrán que diseñar un plan específico de adaptación (que puede ser de muchos tipos).

  3. A mi centro (Ibiza) acaba de llegar un comunicado donde se nos avisa de que en breve se harán oficiales los nuevos itinerarios de 4 de ESO (aquellos que había dejado configurados el anterior gobierno del PSOE). ¿Nos obligaran a cambiar el 4 para acabar quitándolo el curso siguiente? Hartita de reformas estoy!

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link