El cajón de sastre de un día de huelga

Hoy toca día de bitácora personal. De una retahíla de palabras y situaciones totalmente inconexas entre ellas que se intentan hilvanar. Es un día extraño. Otro día de huelga en el sector docente de la Comunidad Valenciana. La primera vez que se convoca algo a nivel nacional para todas las etapas y que incluye a toda la comunidad educativa. Eso sí que da gusto. Eso sí que es un motivo para hacer huelga.

Titulando al propio artículo cajón de sastre ya os imaginaréis qué podéis esperar del mismo. Algo prescindible que he escrito porque me apetece escribir a diario. Porque me parece que es una manera de ir contando cosas que, para mi, tienen una cierta importancia. Disculpadme también por la mala redacción del post. No es fácil ir uniendo letras para formar algo cuando ni tu mismo sabes cómo va a acabar la propia evolución de lo que se intenta plasmar en estas líneas que vienen a continuación.

Eso sí, os cuelgo un documento gráfico. Una fotografía del uniforme de hoy. Una fotografía donde está buena parte de mi familia. Una fotografía que, más allá del colorido de la camiseta, demuestra que son varias generaciones las que tienen un fin colectivo de mejora de la situación. Hablando de uniformes. Me parece muy triste que cada CC.AA. haya elegido su propio color. Se trata de sumar y no de demostrar diferencias (que no deben de existir por encima de la defensa a ultranza de la Educación de nuestros chavales) ante la situación actual.

No me gustan las huelgas como mecanismo de presión. Me parece que ha de ser la última medida a tomar. Si esta vez me sumo a ella es porque creo que esto ya ha llegado a su límite. Más allá de la huelga no veo alternativa. Las medidas imaginativas llega un momento en que se acaban y antes de dar la razón a esos que lo quieren quemar todo veo esta salida como la última oportunidad. No tengo ideología educativa de izquierdas ni de derechas por si alguien quiere atacar por ahí. Lamentables tanto las unas como las otras. Esto de etiquetar se lo dejo a los usuarios de Facebook y a aquellos que tienen un malsano interés en ello.

Pero sigamos con la jornada. Una jornada que viene marcada por un rumor cada vez más acentuado en mi localidad en el que se comenta que van a cerrar dos centros públicos por las nuevas ratios. Una situación que, según el propio rumor (cada vez más veraz por convertirse las fuentes en más fiables), permitiría que los dos centros educativos concertados de la localidad aumentaran líneas. ¿No se quedó que los conciertos sólo se dan legalmente cuando hay imposibilidad de escolarizar a toda la demanda de alumnos en la Escuela pública?

Una mala noticia para empezar el día reivindicativo. Noticia que, curiosamente y, después de ver la foto de tu alcalde sentado al lado de la consellera de Educación valenciana partidaria de la eliminación de los centros públicos no concertados (por sus decisiones y comentarios en prensa) en el último Congreso del PP de la Comunidad Valenciana, te da para tomarte aún más en serio dicho rumor.

Sigo atentamente los datos de participación de la jornada. Parece que está siendo un éxito. A las cinco de la tarde los datos oficiales de la propia Conselleria hablan de cerca de un 40% (y ya sabemos que, extrapolando datos de otras huelgas, ese porcentaje sube unos 15 puntos y, por tanto, estaríamos hablando de un 55%).

Por si alguno tiene dudas de la manipulación de los datos anteriores donde hablo de un 55% de seguimiento de docentes del sector público les emplazo a que pregunten directamente en los centros educativos. En la mayoría en los que he podido consultar, me sacan datos superiores al 60%. No voy a tomar dichos datos porque pueden ser sesgados, pero sí los 15 puntos de diferencia que cuando descuenten las nóminas van a aparecer. Entonces sí que podremos hablar de datos reales. Y, por favor, tened en cuenta que los docentes que imparten clase por la tarde en Escuelas de Adultos o enseñanzas de formación profesional de grado superior no aparecen reflejados en dicha tabla, donde sí que aparecen como total de docentes de la Comunidad.

Pero, ¿os dais cuenta de un detalle? Sólo un 1% de los docentes de la concertada han hecho huelga. Por tanto que nadie intente meter en el mismo saco a la concertada y a la pública. No se defiende lo mismo en ambas. No tiene nada que ver su modelo educativo ni la gestión que se hace de sus trabajadores. Y si los trabajadores han tenido miedo que los echaran si hacían huelga, como algunos me han justificado, eso es para hacerlo mirar por parte de los organismos judiciales pertinentes.

Los funcionarios molestan. Molesta la gente que está al margen del político de turno y dice lo que piensa. Molesta la gente que defiende la Educación de todos. Esos, molestan.

Por la tarde manifestación masiva en Valencia con muchos compañeros, padres y alumnos (aunque se encuentra aún a faltar un poco más de apoyo de las familias por lo que nos estamos jugando).

Un artículo, como he dicho al principio, incoherente sobre mi agenda de ayer que no me gustaría acabar sin las siguientes frases que ha pronunciado Esperanza Aguirre. Una persona que pensaba que era bastante más inteligente y mesurada de lo que está demostrando últimamente con sus incendios gratuitos y basados, a sabiendas de quien los comunica, en falsedades.

Cuando dicen que se permite que si hay 10 días de baja de un profesor no se le supla, claro, pero es que de 20 a 37 horas y media quedan 17 horas y media que los profesores están en el centro obligatoriamente y su obligación por ley es suplir las faltas, lo que se hace en la concertada, privada y en las empresas

Es muy fácil no hacer en el horario de 37 horas y media lo que se tiene que hacer» y que no hay duda: «Tienen que hacer las suplencias de los compañeros que estén enfermos».

Los compañeros, muy probablemente sabiendo que otro compañero les tiene que suplir, que no se va a contratar a uno nuevo por una baja de tres días, tendrán buen cuidado de no excederse o no abusar de esta situación de baja

Y, finalmente, la guinda al pastel. Su último alegato a favor de sus amigos de la concertada y privada:

Aguirre no ha entrado a valorar la manifestación porque ha señalado que es un «derecho ciudadano» y ha recordado que las cifras de seguimiento de la huelga en la concertada y en la privada ha sido «modestísimo», no llegando al 2%; y que en la pública, «globalmente» ha sido de un 17%

Por tanto, queda claro que los centros concertados no son el principal enemigo para defender una Educación pública de calidad, pero sí uno de ellos aunque a algunos no les guste oírlo.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

No Comments Yet

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link