El cheque formación o la privatización de la formación del profesorado

Huelga decir que, a veces, lo que se nos vende como una maravilla para aquellos que estamos buscando una mejora de la formación de nuestra praxis profesional, lleva mucho de engaño y, por determinados motivos, algunos caen hasta el fondo con el envoltorio sin preocuparse por lo que hay detrás. Éste es el caso del cheque formación usado en Italia y las supuestas 150 horas de permiso remunerado para formación (ver informe) que, por lo visto, aplauden algunos sin ningún tipo de pudor en las redes sociales.

Fuente: Twitter

Podría empezar a hablar acerca del interés que últimamente mueve a determinadas personas en las redes. De las conexiones de determinadas empresas con la adjudicación opaca de parte de la formación del profesorado que ofrece el INTEF o, simplemente, los lazos de amistad que se tienen con determinadas fundaciones a la que, por lo visto, se les rinde habitualmente pleitesía pero, creo que lo importante es ir al meollo de la cuestión. No olvidemos que hay asesores de formación a los que les mola esto. Así que, mejor no entrar en la personalización y capacidad intelectual de algunos. Vamos a lo importante. A lo que supone lo anterior para los docentes y la formación del profesorado.

Soy de los primeros que he denunciado que hay algunos cursos que se ofrecen para formación del profesorado que son de dudosa calidad. No voy a discutir aquí, porque lo he hecho largo y tendido en muchos artículos de este blog, acerca de la expansión de cursos acerca de pseudociencias educativas (neuroeducación, inteligencias múltiples e, incluso reiki o mindfulness) que se pagan con dinero público. Tampoco voy a volver a retomar el tema de los MOOC como manera de abaratar los costes de formación ni tampoco voy a hablar acerca de lo opaco que es el tema de la selección de ponentes y empresas que ofertan cursos. En ningún lugar se expone la posibilidad de que uno, salvo que tenga amiguetes o sea bien conocido en las redes haciendo genuflexiones, pueda impartir o proponer ciertos cursos. Con ello no estoy diciendo que no haya buenos profesionales impartiéndolos, que también los hay. Y no es equidistancia, es realidad. Ya veis que tampoco entro en el proceso de selección de los asesores de formación y en la necesidad de reformular las asesorías. Lo mismo que antes: hay buenos y malos asesores pero el proceso de selección es demasiado cuestionable (por muchos motivos).

Pero no vayamos a todo lo que ya se haya dicho por aquí o Twitter. Vamos a la propuesta que tanto se aplaude (no sólo por el autor del tuit ya que tiene muchas respuestas de docentes que también están a favor). Bueno, supongo que si están a favor del cheque formación estarán a favor que haya un cheque escolar y desaparezca la escuela pública. No se puede estar a favor de una cosa y en contra de la otra porque es lo mismo: privatización de parte del sistema educativo.

En España gran parte de la formación del profesorado es gratuita. Claro que deberíamos aspirar a poder tener matrícula gratuita en determinados cursos o, por qué no decirlo abiertamente, que nos saliera de gorra el estudio de una segunda carrera, los materiales que usamos para formarnos (leáse libros y similares) pero, ¿os imagináis qué sucedería si todo lo anterior deja de ser gratis y los cursos los ofrecen sólo entidades privadas? Eso es lo que sucede en Italia y lo que está sucediendo con el tema del Erasmus+. Algunos ya sabéis que los cursos están en determinadas páginas y los ofrecen empresas privadas. Y voy a ir más lejos… ¿algún docente que haya ido de Erasmus+ ha aprendido algo en esos cursos más allá de llevarse la experiencia del viaje? Por cierto, la posibilidad de participar en un Erasmus+ en Italia se incluye en las 150 horas (que son 20 días de formación). Un tiempo que tenemos en España porque, por lo visto, nadie sabe cómo se distribuyen las 37,5 horas semanales de trabajo. Es fácil. Hay una parte que es de formación. Un detalle… todos los cursos que se imparten en Italia desde que hay el cheque han aumentado su precio en más de un 300%. Son datos de docentes italianos. Por suerte Twitter no tiene fronteras 🙂

Debo reconocer que en ocasiones no entiendo nada. Bueno, entiendo lo de algunos que pueden sacar tajada con el asunto pero no entiendo que, curiosamente, entre aquellos que defendemos una formación de calidad, haya quien apueste en ceder directamente la formación a empresas privadas. Ahora, con la formación que se ofrece sin coste, la privada sólo vive de ofrecer dos tipos de cursos: aquellos que sirven para regalar puntos (ojo, no digo que en la pública no haya) o cursos de calidad que compitan con la formación que se ofrece en la pública. Lo mismo que antes de caer el muro… ¿alguien se piensa que hubieran podido llevarse a cabo determinadas políticas «sociales» si no hubiera desaparecido un «bloque» que ofrecía otra visión económica de la sociedad? Y no, no estoy defendiendo nada. Simplemente estoy usando un ejemplo para decir el porqué me parece un despropósito la privatización de la formación docente.

Finalmente un detalle… espero que ninguna entidad pública siga contratando a ponentes que defienden abiertamente la extinción del modelo formativo público. Ya, puede ser interesante llevar a determinados «nombres» pero, a mí los personajes contradictorios (que no las personas, a las cuales siempre aprecio) que dicen una cosa y hacen otra me dan muchísimo miedo. ¿Os imagináis poner de Ministro de Educación a la propietaria de la Fundación Trilema o al poseedor de los centros educativos de los Jesuitas? Pues eso.

Me preocupa tanto interés en privatizarlo todo y la gran cantidad de personas que, curiosamente son garantes de la igualdad de oportunidades, que últimamente se apuntan al carro. Yo creo en la necesidad de unos servicios públicos de calidad pero, la calidad no se va a conseguir privatizando cosas que podrían funcionar mejor y sí mejorando su gestión. Algo que no sólo vale para el caso que he comentado en este post.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

1 Comment

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link