El gran error en la gestión de las TIC

Ayer me enviaron un correo electrónico con enlace a un artículo en el que se decía que la Generalitat Valenciana va a gastarse 7,5 millones de euros para dotar de 14000 equipos a las aulas del territorio. Una decisión, como por desgracia todas las que se toman a la hora de dotaciones tecnológicas, a mi entender totalmente errónea. Sí, no me parece lógico que, sin preguntar a los centros educativos, analizar qué se está haciendo con el equipamiento que existe hoy en día y, por el simple hecho de ya haber dotado con unos determinados equipos hace unos años, se proceda a la renovación de los mismos al margen de cualquier estudio serio sobre su necesidad/uso.

Fuente: http://www.lasprovincias.es
Fuente: http://www.lasprovincias.es

El gran error en la gestión de las TIC por parte de las administraciones educativas es siempre el mismo: desconocimiento de la realidad de los centros. Una realidad que no se mide por el cambio cada X años de equipamiento tecnológico ni por la necesidad de destinar más o menos equipos a los centros (equipos que siempre serán bienvenidos). Una realidad que debería medirse in situ. Una realidad que va a ser diferente en cada centro y en las estrategias que se efectúen en los mismos a la hora de gestionar esos recursos tecnológicos.

Estos últimos años he tenido reuniones con los directores de algunos centros educativos de la Comunidad Valenciana en los que me pedían instrucciones acerca de qué podían hacer para implementar las TIC en sus centros. Si era recomendable, con unos euros que les había llegado de forma extraordinaria, ponerse a comprar tabletas y qué tipo de gestión deberían realizar para sacar el máximo beneficio de esos aparatos. Curiosamente venían a preguntármelo a mí. A un docente que, en ese momento ni tan sólo estaba trabajando en un centro educativo del ámbito de la Conselleria. Eso indicaba que algo no funcionaba como tocaba. No, no es lógico buscar ayuda en la implantación de proyectos sustentados por elementos tecnológicos a personas que poco tienen que ver con la administración educativa de turno. Y, por desgracia, la situación se sigue repitiendo con «los nuevos».

Creo que no es cuestión de distribuir más o menos equipos en los centros educativos. Ni tan sólo de dotar a todos los centros educativos por igual. Se debe ir a los centros. Convocar a los Claustros y Consejos Escolares para plantearles qué intenciones tienen en sus centros en relación con las TIC porque, para dotar indiscriminadamente de PDI, tabletas o equipos ligeros (lo de los equipos ligeros que no funcionan ni para atrás porque no lo saben gestionar los centros ya es de traca) con un determinado software que no usa nadie fuera de los centros educativos (me refiero a Lliurex) no me parece que sea la mejor opción.

Usar las TIC no es disponer de aulas multimedia para dedicarse exclusivamente a ver vídeos. Usar las TIC tampoco consiste en tener un aula muy bien dotada cuyo uso, más allá de días muy puntuales, es totalmente nulo. Usar las TIC tampoco consiste en cambiar el formato de libro de texto por un formato digital. Y, por desgracia, si no se entiende lo anterior, cualquier dotación en tecnología sobra.

En la Comunidad Valenciana tenemos unos centros deficitarios en conectividad, con demasiados docentes que, por desgracia, siguen considerando que la mejor estrategia para dar una clase es a la forma tradicional (léase libro de texto, tiza y pizarra) y, es por ello que, o se da un cambio de mentalidad en los mismos o cualquier decisión sobre dotaciones va a ser la peor posible.

Me encantaría que los responsables políticos y esos asesores que han contratado para gestionar la innovación educativa vinieran a los centros. Que preguntaran en un Claustro a los docentes qué necesitan y cómo lo van a utilizar. Que posteriormente vinieran a analizar si las dotaciones han sido usadas tal y como prometieron los docentes. Que, en definitiva, se hicieran dotaciones realistas y bien planificadas para, de una vez por todas, gestionar las TIC de una manera más o menos coherente.

Si seguimos dotando indiscriminadamente, por desgracia nos encontraremos con equipos infrautilizados, aulas multimedia que podrían ser sustituidas de forma más económica por un televisor con DVD y con una decepción de aquellos que sí que quieren hacer algo con las TIC en sus aulas (que, son más de los que nos pensamos) que se verán totalmente desatendidos en sus necesidades más inmediatas.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

4 Comments
  1. Hola Jordi,

    Me permitiré completar a la entrada que has preparado, aunque comparto el tema que planteas.

    Si no me equivoco, la decisión de compra de equipos ya estaba tomada con el anterior gobierno. Explicaron en mayo de 2015 (en el congreso de software libre) que se utilizaría dinero que se había ahorrado al aplicar la central de compras de electricidad, agua, papel, … en algunas administraciones. Sea como sea, es evidente que si los equipos llegan en febrero, la licitación ya estaba presupuestada y en marcha.

    Me habría gustado que el anuncio del envío de equipamiento hubiera sido interno. Por ejemplo, un correo al coordinador TIC para informarle de que enviarán renovación de 20 equipos para una de las aulas de informática o lo que le toque. Si esto funciona como siempre, hasta que llegue el camión de reparto con el albarán correspondiente no sabremos que equipamiento vamos a recibir. La nota de prensa me sobra. Me gustaría más la foto de una de esas reuniones que propones.

    Como bien dices, los equipos son bienvenidos en la mayoría de los centros. Hay muchos equipos antiguos que van visitando las tiendas de reparación para que les cambien la fuente de alimentación o los ventiladores del procesador. Todo lo que se mueve acaba rompiéndose. Muchos equipos no permiten la actualización a la última versión de LliureX. Ubuntu 14.04 requiere más recursos. Y si dedicas 15 minutos a instalar la nueva versión compruebas que tendrás que dedicar otros 15 minutos a volver a la anterior. Va excesivamente lento con equipos del 2004.

    Está muy bien lo que planteas sobre el estudio de que equipamiento queremos en los centros. Si me dejas opinar, imprescindible una buena conexión a Internet, la mejor posible y tocará algún día sentarse y empezar a hablar del uso de dispositivos móviles en las aulas (COCOPE, Claustros, Consejos Escolares). Por ejemplo, los teléfonos móviles que traen los alumnos al centro aunque esté prohibido. Para su uso se necesitará conexión wifi de calidad en todos los espacios.

    No creo que haya tantas aulas multimedia infrautilizadas. Aunque es cierto que sin buena conexión a Internet, lo más que pueden hacer algunos centros es poner un DVD con un documental. A veces el problema es la red Interna del centro. Este último tiene fácil solución.

    Sobre el sistema operativo con el que vienen los equipos creo que ya conoces mi opinión y también creo que yo la tuya. Si no me equivoco, piensas que sería bueno una versión GNU/Linux centralizada para todo el estado. Eso ahorraría costes. Yo prefiero que todo esté cuanto menos centralizado mejor. De la misma manera que opinas que cada centro debe elegir el modelo TIC que quiere implantar y que la administración dote los medios, cada administración educativa debe poder personalizar y mejorar su distribución educativa GNU/Linux. Una distribución cercana con una comunidad de usuarios que colabore en su mejora. Como estamos hablando de tecnologías libres, unas distribuciones pueden incorporar las mejoras de otras, con lo que el coste que has planteado en alguna ocasión no es tal. El modelo de aula permite instalar una determinada aplicación que quieres utilizar con los alumnos en menos de 15 minutos en 20 equipos. Ese tiempo no tiene precio. Continuar el camino de utilizar tecnologías libres en el aula siempre es la mejor opción (es mi opinión, claro). Tanto software como hardware. Que GNU/Linux no se utilice fuera de los centros educativos valencianos lo podías asociar a la foto del otro día. Pero los alumnos tienen derecho a utilizar máquinas con software libre, a conocerlo y a comprobar que pueden construir cualquier artefacto digital con este sistema (PC+SO). Si, ya se que con la web 2.0 y un navegador puedes hacer lo mismo o mejor, … pero tienes que pagar el precio de la marca de agua de la corporación de turno. Ya se que el artículo no era para iniciar este debate, pero has sido tu el que lo has sacado 😉

    Es cierto que el debate de la gestión de las TIC debería abordarse en breve. Entiendo que era la propuesta que lanzas con la entrada.

    Por último, si alguien no sabe como funcionan los clientes ligeros, que pregunte.

    Un abrazo.

    1. Hola Daniel,

      Ya sabes que, para mí, cualquier dotación informática -al igual que lo que opinas tú- es muy bien recibida. El problema es cómo se gestiona dicho material y por qué los centros no saben qué equipamiento va a llegar a sus centros hasta que les aparece el camión cargado de material. Creo que, por mucho que la decisión estuviera tomada por la anterior Conselleria, se debería plantear la necesidad de establecer una petición justicada desde el centro hasta la administración y, como no, una posterior evaluación del material recibido.

      En referencia a lo de disponer de una distribución linux única en los centros educativos, avalada por grandes profesionales tras su diseño, me genera muchas dudas. Muchas dudas que se acrecientan al ver como casi ningún alumno ni docente tiene esas distribuciones en sus domicilios (salvo una minoría minoritaria de frikis -con cariño-). Y eso es algo que me preocupa. Me preocupa que, en ocasiones, obviemos la necesidad de satisfacer las necesidades de la mayoría y, en lugar de convertir el aprendizaje tecnológico en algo duro, les facilitemos la vida. Y yo creo que necesitan contar con posibilidades que les permitan, si deben trasladarse de Comunidad o moverse por otros países, puedan tener a sus disposición un sistema operativo más estandarizado (y no, no estoy hablando de Windows). Yo sí creo que un Ubuntu, un Mint (Ubuntu maqueado) o quizás algo tan bonito como Elementary OS, puede ser algo que haga que cambie la tendencia en el uso de Linux en el ámbito educativo.

      Por cierto, lo de los clientes ligeros está muy bien pero, ¿no crees que empezaría a ser hora de darnos cuenta que, por desgracia, los conocimientos tecnológicos de nuestros compañeros -por el motivo que sea- no son los que damos por supuestos? 🙂

      Uno muy fuerte de vuelta.

  2. En todo de acuerdo menos que el linux no se use en casa, yo lo uso y cada vez mas profes tb. Y si no se usa hay que potenciarlo, es libre y gratis, solo hay que animar al personal. Por lo demas, completamente de acuerdo, eso de dotar a los centros a lo loco no tiene sentido, ni en eso ni en biblioteca, ni en laboratorio ni en nada. Hay que preguntar e informarse antes de dotar para optimizar recursos y euros.

    1. Cuando me refiero al hecho que Linux no se use en el ámbito doméstico (y no, por mucho que queramos verlo desde nuestra perspectiva, es raro encontrar un domicilio de algún compañero con una distribución Linux instalada y en funcionamiento) me estoy refiriendo a la necesidad de integrar Linux de una forma más universal con distribuciones más utilizadas y alejándonos de la necesidad de disponer de distribuciones educativas según Comunidad Autónoma. Y sí, toda la razón en la necesidad de hacer un estudio previo antes de la dotación sin olvidar una posterior evaluación del impacto que ha tenido dicha dotación.

      Un saludo y gracias por comentar.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link