El II Congreso Escuela 2.0, un ejemplo de transparencia

Ahora que quedan unos diez días para el maravilloso ejemplo de despilfarro económico institucional que supone el II Congreso Escuela 2.0, toca recordar unos aspectos que, aunque parezca imposible respecto a mi artículo anterior sobre el mismo, acrecentan la sensación de desagrado que me produce este segundo acto de propaganda y merchandising en menos de un año.

En primer lugar, el sistema de selección de los participantes. Un sistema que, curiosamente sólo admite (salvo contadas excepciones) a docentes que se hallan trabajando fuera del aula (asesores, responsables de CEPs, equipos de innovación educativa, docentes del ITE, etc.). Con ello, no quiero decir que sean malos profesionales; simplemente que el sistema de selección que tendría que haberse hecho para aprovechar a los grandes profesionales que están el día a día luchando con sus alumnos, con herramientas que ellos mismos están construyendo y, que conocen la realidad de primera mano, ha oscilado hacia los que «tienen que decir cómo se deben hacer las cosas en el aula», docentes puestos en la mayoría de los casos «a dedo» por parte de la Administración Educativa.

No me gustaría que en el párrafo anterior se entendiera lo que no significa. No estoy hablando, y me reitero en ello, de que sean malos profesionales (más bien en muchos casos al contrario, ya que conozco la buena labor que la gran mayoría de ellos están realizando) pero, cuestiono la necesidad de que sean ellos, y no el docente de a pie, quien tenga que acudir a este tipo de actos. Pero son, las Comunidades Autónomas, delegando esa responsabilidad a las Consejerías pertinentes quienes seleccionan a los asistentes al evento en función del número de plazas que se le asignan. Por tanto, el acceso libre a un evento pagado con dinero público desaparece y, la selección de sus asistentes se realiza discrecionalmente (aunque ha llegado a mis oídos la posibilidad que algunas CC.AA. hayan ofertado esas plazas asignadas a todos sus docentes en activo, cuestión de la cual aún no tengo su confirmación oficial).

Por si lo anterior no fuera poco, me entero que ponen a la disposición de la comunidad educativa un foro, donde curiosamente tampoco pueden participar los docentes que lo deseen y, que está limitado a esos docentes que han sido elegidos de forma tan transparente.

Por tanto, pido desde aquí un acto de responsabilidad y no validar con nuestra asistencia un acto tan poco transparente (en muchos de sus aspectos) e innecesario como este II Congreso Escuela 2.0.

No me gustaría acabar sin comentar que, por cuestiones profesionales, puede haber docentes «obligados a asistir», pero siempre quedará un rincón de esperanza para aquellos que creemos que esa obligación no se tendría que imponer por parte de la Administración en cuestiones que puedan ir reñidas con la ética.

También me gustaría decir que, aunque esa obligación no exista, siempre respetaré cualquier tipo de decisión u opción personal, ya que el respeto y la libertad de elección es una de las bases de nuestra sociedad.

Actualización

Me veo obligado a realizar una actualización en el tema de los foros del Congreso, aunque manteniendo toda mi crítica hacia tan magno evento, para el cual si que hay presupuesto, pero en cambio no para infraestructuras, reducir el ratio de alumnos, equipamientos de aula (y no me estoy refiriendo a cacharrillos con wifi), etc.

Pues bien, resulta ser que los organizadores, en vista de las críticas que les han estado lloviendo y, con ganas de mostrar su talante, han abierto los foros a la participación de todas las personas interesadas en el mundo educativo (ya que no está limitado a docentes porque sólo te piden tu DNI y un correo electrónico) pero, eso sí, dicen que ello no supone en ningún caso que seas participante en el Congreso. Curioso…puedes participar, pero a la vez resulta que no estás participando.

Por tanto, no voy a felicitarles por una iniciativa que tendrían que haber tomado cuando se creo el foro, pero lo que sí que me parece curioso es que ese talante que he comentado anteriormente, sólo les ha aparecido a los organizadores del evento cuando les ha caído un enorme aluvión de críticas por esa situación. Creo que, a la vista de tan magno error, tendría que haber algún tipo de cese o, como mínimo, de disculpa pública con nombre y apellidos del/de los culpable/s de dicho error. Pero como todos sabemos, este error se va a considerar como «un pequeño error de poca monta» y, para los que lo han cometido, ahora paz y después gloria.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

10 Comments
  1. Solo quiero señalar que no sé muy bien los criterios que han utilizado para participar como asistente (que no parecen ser muy transparentes) pero si que quiero decir que solo soy un maestro de Religión que trabajo dentro del aula todos los dias.

    Un saludo desde Bizkaia

  2. No tengo tan claro como tú que los que tengan que acudir sean los docentes de aula. Lo que si tengo claro es que los que deben de impartir los talleres y mostrar las experiencias si deben de ser los del aula. Yo entiendo que la idea del Congreso es tratar de hacer llegar las buenas prácticas en la Escuela 2.0 a la mayor cantidad de docentes. Para ello, el camino ideal es la formación permanente y por eso hemos de acudir los asesores. Eso si, acudir con ganas de ver nuevas cosas, ver nuevas experiencias y de hacerlas llegar a los profesores de nuestro ámbito.
    Por otro lado al celebrarse lo días que se celebra, a la administración le resulta más fácil mandar a los que manda, ¿no?
    Un abrazo.

  3. Hay que pasar de la administración que siempre llega tarde y mal y más ahora que las cosas van tan rápido. Nos lo podemos montar autónomamente, entre iguales, sin jerarquías ni imposiciones. Lo digital no tiene soporte y es gratis, no necesitamos del poder.

  4. No creo que esto sea lo único en lo que sería INDISPENSABLE que fueran los docentes (de a pie, de aula, de…PERO DOCENTES) que acudan participen en este evento. Tienes toda la razón. Hablar de educación sin los docentes que están día a día en el aula es un «sin sentido» pero, ¿no se dice qué se debe enseñar? ¿cómo? ¿con que recursos? ¿qué cursos recibir? (acuerdos externos a la educación…) muchas puntos en que la voz del docente sería la que debería de escucharse.

    De todas foormas yo quiero estar, quiero escuchar y os contaré por twitter a todos esos docentes de aula que espero poder compartir con ellos (Si es así, utilizaré el Congreso como una excusa)

  5. Hola, me gustaría saber de donde sacas la siguiente afirmación: «Un sistema que, curiosamente sólo admite (salvo contadas excepciones) a docentes que se hallan trabajando fuera del aula (asesores, responsables de CEPs, equipos de innovación educativa, docentes del ITE, etc.)»

    Gracias.

    1. La situación en la elección del profesorado se realiza en dos vertientes. Primero el ITE selecciona a determinados «docentes» para que asistan, siempre teniendo en cuenta la disponibilidad de los mismos y su relación con la Administración Educativa. En este primer caso queda claro que, sólo se incorporarán a la selección los «docentes» que, o bien trabajen en el ITE (ello significa fuera de las aulas) o, en determinados servicios educativos que interactuen con el propio ITE en cualquiera de sus vertientes (Formación, CEDEC, etc.). También se ha de considerar que, no se va a invitar a quien no tenga visibilidad en la red (aunque haya muchos docentes que en el aula estén realizando trabajos magníficos) ni a sectores críticos con las maravillas de esa Escuela 2.0 que nos vendieron hace unos años. Una vez el ITE ha realizado esa selección, se pasan unas invitaciones a las Consejerías con determinadas plazas, las cuales se ocupan de forma preferente por docentes que estén trabajando en CEPs o cualquier otra denominación de los centros de formación del profesorado, servicios de innovación, servicios de gestión curricular, etc. por motivos, en muchos casos, organizativos, ya que si las invitaciones se dieran a docentes a pie de aula, tendrían muchas aulas vacías de muchos centros de muchas CC.AA. ya que el Congreso se realiza del 13 al 15 de abril (de miércoles a viernes).

      En cierta manera es lógico que sea así, pero ello no obsta para que sea un Congreso totalmente innecesario y, sin utilidad «real» para el docente de a pie que, curiosamente necesitaría poder visualizar experiencias reales de aula (que algunas habrá por streaming) y participar en los foros del Congreso (cerrados a los no asistentes, para así favorecer la difusión y intercambio de ideas y experiencias).

  6. No es cierto que no haya docentes de aula en el Congreso Escuela 2.0. Hay 54 experiencias de las cuales todas están presentadas por profesores de aula. Las 54.
    Otra cosa son los foros, mesas redondas y conferencias donde hay de todo (incluidos profesores que están en el aula en Primaria y en Secundaria).
    En cuanto al criterio de selección que indica xarxatic, siento decirte que no has pegado ni una. No se de dónde te has sacado la información, pero no has acertado en nada. Si te lo han contado, te han tomado el pelo.
    El ITE estableció un número de experiencias de aula para cada comunidad, con la condición de que tenían que ser eso, de aula. Cada comunidad ha elegido a sus representantes sin otra limitación.

    1. Me gustaría exponer algunas cosas que, quizás no han quedado suficientemente claras, ni en el artículo, ni en el último comentario sobre la selección del profesorado que dividiré en tres puntos:

      1. Cuando me quejo de la falta de transparencia en la elección de los participantes al Congreso, lo digo en referencia a que son «las propias Administraciones Educativas» quienes reparten las invitaciones que les tocan entre sus docentes. No hay ninguna lista en la cual se pueda uno apuntar para asistir al Congreso, ni lugar para exponer tu experiencia de aula para que te puedan seleccionar

      2. Cuando hablo que la mayoría de los asistentes son de «personas externas al aula» y que realizan otras tareas educativas, en ningún momento estoy criticando su trabajo o su asistencia y, tan sólo comento que, quizás a nivel organizativo es más cómodo que vayan ellos (porque es más fácil y genera menos problemas que tener aulas sin docentes durante tres días)

      3. Las experiencias de aula las presentan excelentes profesionales (de los cuales tengo el gusto de conocer virtualmente a unos cuantos) que, en su día a día, llevan el uso de las TIC al aula y, que presentan unas experiencias increíbles. A pesar de ello, me gustaría recordar que «cuando hablo de la visibilidad de los mismos», es porque son gente que imparte cursos, asiste a charlas y está por las redes sociales educativas. Hay docentes que, también hacen mucho trabajo en el aula con uso de las TIC, pero que no gestionan bien la visibilidad de su trabajo y, que se habría que incentivar a que lo hicieran

      Por tanto, ya ves que en ningún caso se trata de «la crítica» que percibes hacia los docentes que asisten al Congreso y, más bien versan las mismas sobre cuestiones organizativas y necesidad del mismo.

  7. Hola Jordi, de alguna manera formo parte de la organización y aunque entiendo tus reticencias respecto al Congreso, porque soy asiduo lector de xarxatic.
    Lo de los participantes es fácil de explicar, se prevé una asistencia de 800 personas, el sistema de experiencias, que se ha copiado del que hacemos normalmente en nuestro congreso anual en Aragón, debe garantizar que los que presentan las experiencias puedan asistir, por eso son las comunidades autónomas las que las saleccionan, pero en su mayoría son docentes, además ten en cuenta que los asesores de formación del profesorado son también docentes, aunque ahora hagan una función distinta y no están fueras de las aulas, al menos en Aragón, su función esencial está en los coles con el profesorado, dentro del aula.
    Lo de los foros, ya es más complicado de explicar, me llevé un sorpresa al saber que eran de sólo lectura y que para intervenir había que autentificarse, una pena, como ya sabes yo coordina uno y me hubiera gustado que todo el mundo pudiera enriquecer con sus aportaciones al resto de compañeros.
    Un abrazo

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link