El influencer no da clase al Yonatan y a la Jessi

No me cabe en la cabeza que los docentes del Yonatan y de la Jessi crean en influencers. No creo que nadie, de esos que tantas recetas mágicas proponen desde maravillosos púlpitos, tenga la habilidad suficiente para lidiar con Yonatans y Jessis. Eso lo hace un docente, sin más ayuda que la paciencia que algún ser sobrenatural le ha dado. Y, a veces, ni con esa ayuda es factible dar clase en determinados grupos o, a determinados Yonatans y Jessis.

Fuente: http://diaridigital.urv.cat

El docente es un influencer nato. No tiene ningún sentido despreciarse y creer que alguien, sin ningún tipo de experiencia con Yonatans y Yessis, sabe más que tú de dar clase. Ya está bien de hacer apología de libros de autoayuda, vendedores de recetas milagrosas y gurús de chupa de cuero. La clave es el aula y, sirviéndote todo lo que se pueda aprender de terceros, jamás conviene despreciar el trabajo fundamental que uno realiza. Y dar clase es la clave. Lidiar con grupos complicados te convierte en el verdadero influencer porque, ¿alguien cree que un vídeo edulcorado acerca del asesinato ritual de la creatividad por parte de los docentes te va a ayudar a dar clase en primero de ESO G? Pues va a ser que no. Si ya es complicado dar clase en grupos sin alumnado disruptivo (o tocapelotas, para ser menos fino), imaginaos en clases de alta complejidad plagadas de alumnado con NEE, sin ninguna referencia en sus casas o, simplemente, pasotas adolescentes. Qué no. El influencer no es el del vídeo.

Ahora empieza a apretar el calor. Todo el pescado está vendido por unos y comprado por otros. El tocamiento de genitales (sean masculinos o femeninos, en cualquier etapa de maduración) dará sus resultados, directamente proporcionales del asunto y tiempo. Aún así muchos docentes se seguirán hoy, mañana y pasado, dejando la piel en sus aulas. Pasarán, si tienen dos dedos de frente, de métodos grandilocuentes y mediatizables, a algo mucho más terrenal. Intentarán que, como mínimo, alguno de esos Yonatans y Jessis consiga salir adelante. Y que salga uno de cada cien ya es un éxito. Solo que uno pase por tus manos y consigas decir, al cabo de los años, al verle trabajar y formar una familia, que tú fuiste parte de eso (aunque sea ínfima) ya te alegra. Eso es la clave de todo. El Yonatan y la Jessi.

El Yonatan y la Jessi no van a congresos educativos. No les da clase Ken Robinson, ni ninguno de esos otros que salen tanto en los medios y llenan auditorios. El que les da clase es un docente de a pie. Uno que no cuenta con más ayuda, en ocasiones, que una tiza de esas que, curiosamente, desaparecen antes de dar clase en el bolsillo de alguno de los mencionados anteriormente. Es muy complicada la profesión. No es nada fácil. Por cierto, leer el libro de texto está impedido por el propio contexto. Así que, vamos a decir las cosas claras… el docente es un personaje activo por defecto. Más aún en centros multicolor. De esos que se agradecen porque, a veces, la monocromía resulta muy aburrida y muy poco representativa de la realidad.

Un post para agradeceros a todos mis compañeros «de obra» lo que estáis haciendo. Quizás algunos lo hagáis mejor, otros peor y, siempre queda la mención de aquella minoría que entran en el porcentaje de vagos y maleantes que todas las profesiones tienen por defecto. Eso sí, vuestro trabajo es fantástico. Ya queda nada. Por suerte tendréis cuatro meses de vacaciones en nada. A lo mejor son menos pero, para mí como compañero -actualmente en barbecho y padre, sois los verdaderos influencers y os las habéis ganado a pulso. Gracias.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

3 Comments
  1. Al 100% contigo. He preguntado una y otra vez dónde cojones dio clase el Ken Robinson de las narices, buen showman por otro lado, y parece que hizo algo con danza en algún colegio privado…
    Consejos vendo que para mí no tengo

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link