El innecesario Ministerio de Educación

En días como hoy, en los que la noticia principal es una remodelación de gobierno, junto con la supresión de algunos ministerios (en algunos casos siendo absorbidos por otros), me planteo siempre la misma pregunta: ¿Para qué sirve el Ministerio de Educación?. Seguro que muchos de los que estáis leyendo esto (sobre todo si no vivís en el mundillo docente) os parecerá una locura este planteamiento, pero ello no es así y, para que se pueda entender voy a hacer unas cuantas reflexiones en voz alta.

  • Las CC.AA. tienen transferidas todas las competencias educativas, ya que por mucho que el Ministerio pretenda establecer unos mínimos curriculares, cualquier comunidad hace lo que le apetece (en Cataluña, sin ir más lejos hay una Ley de Educación propia -LEC-, que vulnera todas las «competencias de facto inexistentes» del propio Ministerio, junto con multitud de leyes orgánicas y no se hace nada)
  • No existe un currículum único a nivel nacional. Sólo hace falta ver que los exámenes de selectividad son diferentes en función de la autonomía a la que nos refiramos
  • Se convocan oposiciones, que dan un título de «funcionarios del Estado», pero que permite a las Administraciones organizar concursos de traslados autonómicos en los cuales sólo pueden participar sus funcionarios. ¿En qué quedamos, somos del Estado o nuestro título no vale de nada?
  • Llamas para preguntar cualquier cosa al Ministerio (a nivel curricular, jurídico u otros) y te dicen que ellos «no son competentes»
  • En el Ministerio no tienen constancia de donde trabajas ya que eres un funcionario trasferido (sin que lo sepas ni te lo diga tu título), por lo que cada concurso de traslados nacional (por suerte hay uno cada dos años a nivel estatal) tienes que fotocopiar y compulsar de nuevo todos tus papeles
  • No puedes presentarte a cambios de especialidad en una Comunidad en la que no estés dando clase, por lo que están siendo ninguneados tus derechos como funcionario del Estado
  • Los cursillos los organizan las Comunidades Autónomas y, no reciben ningún tipo de control, ni de calidad ni de adecuación de sus contenidos, por parte del Ministerio
  • No existe libertad de acceso al cuerpo docente, ya que en algunas Comunidades se discrimina a los opositores, ya que si tienes la mala suerte de haber nacido en una CC.AA. monolingüe nunca podrás opositar en una con lengua propia y cooficial, ya que no reunirás los requisitos lingüísticos para presentarte. En cambio, a la inversa sí, por lo que se está vulnerando el principio constitucional de la igualdad de los españoles
  • El Ministro se dedica a elaborar planes y planecillos y, a la hora de la verdad se los tiene que tragar porque algunas CC.AA. se lo vetan. Sí, sí…no se trata de un partido político diferente el que los veta . Se trata de una presión de las CC.AA., que no quieren perder sus parcelas de poder educativas (aunque sea para tener la Educación que tenemos), etc.

Estos puntos y muchos más, que hacen que muchos nos lleguemos a plantear la innecesaria existencia de un Ministerio de Educación que no sirve absolutamente de nada, a menos que recupere todas las competencias, cosa que, es una utopía en la situación política actual.

 

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

7 Comments
  1. Sirve, al menos, para poder acceder a su recomendable web. Los que, en Valencia, tenemos que sufrir la incompetencia de una Conselleria como la que tenemos, vemos en el Ministerio, por lo menos, algo de competencia

  2. Desgraciadamente sirve, imaginemos que no existiera y cada comunidad tuviera su propia Ley, si la ley educativa influye en los resultados de los alumnos, las comunidades con mejores resultados (en parte debidos a las mejores leyes) dejarían en evidencia a las que peores resultados tienen.
    Por otra parte, al igual que en otros campos, sirve para que no se les exija a las comunidades cambios de leyes que estarían en contra de la ley estatal.

  3. El Ministerio de Educación tiene las competencias en coordinación y vigilancia sobre las Comunidades Autónomas, de forma que cumplan con unos mínimos. Al mismo tiempo también tienen competencias en Alta Inspección, así como en Universidades.

    [El Ministerio promoverá y desarrollará la legislación básica, que ha de garantizar unos mínimos comunes en todo el Estado en materias como Currículos, Titulaciones, Plantillas, Retribuciones, etc., y velará por el cumplimiento del ordenamiento legal y jurídico. Para ello, impulsará los trabajos de coordinación con la Conferencia Sectorial de Educación con el objetivo de mantener la unidad y cohesión del Sistema Educativo.]

    http://www.mec.es/cesces/introduccion.e.htm

    Por otra parte, aún está pendiente la enésima reforma educativa.

  4. Aquellos docentes que han nacido en una una Comunidad Autónoma monolingüe si que pueden opositar en una bilingüe, sólo necesitan cumplir los requisitos lingüísticos necesarios como los demás docentes (igualdad). Las lenguas se pueden aprender, creo que tu «nunca» es demasiado dramático y poco educativo. Un saludo.

  5. Voy a intentar responder (ordenadamente) a los comentarios que se han realizado en un artículo de reflexión personal, como ya he comentado en el mismo.

    @Moisès. Tienes toda la razón del mundo. La web del MEC es infinitamente mejor que la de la Conselleria de Educación de Valencia que, digámoslo sin tapujos, es de las peores (en nivel de accesibilidad y contenidos) en comparación con el resto de las CC.AA. También me gustaría comentar, añadiendo otro detalle, que los cursos que ofrece el MEC son de los mejores (a años luz de los cursos que ofrecen las Juntas, Consejerías o Conselleries de turno).

    @rafonix y @andr. Lamentablemente las competencias (que por ley) corresponden al Ministerio para sancionar y controlar currículums, plantillas, formación, etc. en muchos casos se ningunean por parte de la mayoría (por no decir todas) de las Comunidades Autónomas. Sólo hace falta ver el plan Escuela 2.0, un plan establecido por el MEC, el cual se han saltado a la torera Comunidades como Madrid, Valencia y Murcia. Tampoco tenemos que olvidar el caso de Cataluña, con su LEC y la propuesta de creación de cuerpos docentes propios (con temarios y requerimientos específicos) y, muchos otros casos que seguramente habremos leído en los medios de comunicación. A propósito de la Alta Inspección que muchos recordáis; aunque a nivel jurídico exista esa figura, en la realidad (consultada la Administración pertinente) se ha convertido en una figura puramente consultiva.

    @Vicenç. Antes de nada me gustaría comentarte que defiendo la necesidad de que un funcionario que trabaje en un territorio con varias lenguas cooficiales las aprenda, pero no es lógico que en la oposición haya pruebas extras en determinadas Comunidades (las pruebas de idioma) para los docentes (o cualquier otro funcionario), ya que la igualdad de oportunidades se rompe allí. Los que aprueben en Cataluña, País Vasco o Galicia, han tenido que hacer esa prueba, pero el título de Funcionario del Estado será el mismo que sus compañeros que hayan aprobado en Comunidades monolingües, con lo que se rompe el principio de igualdad.

    Espero, como siempre que respondo el bloque a los comentarios, no se me haya quedado nada en el tintero

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link