El Ministro de Educación no se ha leído la LOMCE

Pondría la mano en el fuego al afirmar que, ni el actual Ministro de Educación Méndez de Vigo ni, el analista de estudios demoscópicos de luna de miel a costa del contribuyente, Wert, se han leído la LOMCE. No es sólo una suposición basada en creencias propias, es el resultado de haberles visto en determinadas ruedas de prensa donde demuestran una falta de conocimiento de esta ley educativa. Sí, estoy totalmente convencido de que ni el Ministro actual, ni la práctica totalidad de Consejeros y Consejeras autonómicos del ramo se han leído, más allá de un resumen interesado que les han facilitado, la ley educativa que actualmente se encuentra en vigor en nuestro país.

Fuente: http://www.lamoncloa.gob.es
Fuente: http://www.lamoncloa.gob.es

No es algo aislado. También afirmo sin ningún atisbo de duda que la inmensa mayoría de los docentes, más allá de los titulares sesgados que les suministra su medio de comunicación más afín a su ideología, le han dado una oportunidad a esa lectura. Y eso es algo que me preocupa bastante más que la existencia de políticos del ramo inútiles o, por decirlo algo más suavemente, de dudosa competencia profesional en el sector. Preocupa e indigna esa facilidad de dar por válida una ley sin analizarla y por cuestiones ideológicas postularse a favor o en contra de la misma. No me gusta. No me gusta que mis compañeros en más del 80% según un estudio estadístico de dudosa validez -es lo que tienen los datos y encuestas educativas, que son un simple producto interesado procedente de determinadas «cocinas»- digan que la LOMCE no mejora la educación en España sin, ni tan sólo, haberle echado una primera lectura. Ya no pido mucho pero, sinceramente, creo que pedir a los docentes que se lean la ley educativa que va a regir sus actuaciones en el aula debería ser imprescindible.

Opinar de oídas es muy perverso. Más aún hacerlo amparándose en la formulación de verdades absolutas cuando, ni tan sólo saben, en muchas ocasiones qué significan las propias siglas de la propia ley. Eso sí, siempre queda muy bonito decir qué buena o mala es una determinada ley porque la han hecho y redactado los míos o los otros. Ni espíritu crítico ni leches, un simple acto de brindis al sol destinado a satisfacer a quien se dedica a poner en un pedestal una mala ley o a realizar críticas totalmente descontextualizadas acerca de algunos aspectos que ni tan sólo se incluyen en el redactado final. Que leer la LOMCE es nuestra obligación como docentes y totalmente recomendable para alumnos y padres. Qué demonios, leerse la LOMCE debería ser obligatorio para toda la sociedad. Más fácil opinar que leerse unas hojas e intentar sacar una opinión sobre la misma. Dónde va a parar.

Por cierto, también tengo muy claro que ninguno de sus autores se ha leído, debido a la gran cantidad de contradicciones e incongruencias que se muestran en el redactado final de la ley, la totalidad de la misma más allá del artículo o los artículos que tuvieron que elaborar.

Documento: LOMCE, Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

No Comments Yet

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link