El principal miedo del tecnocentrista

En los últimos tiempos son algunos los docentes y, especialmente, empresas, que están tendiendo a convertir el discurso del uso de las TIC en un discurso totalmente tecnocentrista. Como oposición a ese discurso basado en la herramienta había habido hasta este momento un discurso, vacío de sustento empírico, de algunos que nunca habían usado esas herramientas y que, por determinados motivos, veían dicha irrupción como un ataque a la línea de flotación de su zona de confort. Sí, el docente tecnófobo lo era más por considerar que la tecnología en el aula iba a cambiar su metodología que por resultados de dicha experiencia.

Fuente: https://luiscastellanos.wordpress.com
Fuente: https://luiscastellanos.wordpress.com

A estas alturas de la película, cuando ya ha pasado algún tiempo desde la irrupción masiva de la tecnología en las aulas, empieza a aparecer la figura del tecnoescéptico. Un tecnoescéptico que preocupa a esas multinacionales de la herramienta y, como no, a aquellos que los últimos años han basado su vida profesional en la defensa del uso de tecnología. Un tecnoescéptico que ha utilizado -y sigue utilizando- tecnología en el aula más allá del uso de libros de texto digitalizados. Alguien que ha exprimido -y sigue exprimiendo- las potencialidades de la web 2.0. Alguien que ha cometido múltiples fracasos en esa introducción. Alguien que, viendo las maravillas que pueden realizarse que se venden en congresos y jornadas, adopta una posición crítica frente a experiencias enlatadas que, por lo visto, tienen demasiados visos de ser poco realistas. Porque, mostrar una experiencia educativa libre de fallos, es algo que hace un flaco favor a la mejora educativa. Porque, eliminar o minimizar los errores, lo único que hace es convertir el uso de tecnología educativa en una mala película de ciencia ficción de serie B.

El tecnocentrista empieza a estar preocupado. Aunque el auditorio cada vez siga aplaudiendo con las orejas, empiezan a escucharse críticas fundamentadas por la práctica acerca de lo falso que es centrar el discurso en la herramienta. Empiezan a aparecer dentro de los tecnófobos sin fundamento algunos tecnoescépticos que cuestionan metodologías centradas en herramientas y, como no, la herramienta misma. Y cuestionar la base de un discurso sabiendo -o habiendo experimentado- de lo que se habla es algo que algunos no pueden permitir. Sí, el chiringuito de la tecnología educativa puede derrumbarse en muy poco tiempo. Más aún si los que empiezan a cuestionarlo se hacen visibles.

Las mismas herramientas que se usaban para difundir las bondades de la tecnología educativa se están llenando de docentes que las están empezando a cuestionar de forma coherente. No es sólo un mecanismo de oposición, se trata de dar una visión realista de algo que tiene también su parte negativa. La tecnología no es el maná, es algo que puede servir para acceder a la información de forma mucho más fácil.

El tecnocentrista y las empresas tecnológicas empiezan a tener miedo y, ¿sabéis por qué? Porque, a día que pasa, más cantidad de docentes están empezando a cuestionar cacharros, herramientas y experiencias grandilocuentes.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

5 Comments
  1. No sé cuáles son tus experiencias en el aula respecto al uso de las herramientas 2.0. Pero como se dice aólo son herramientas, uno las usa o no las usa. Si no te encuentras cómodo con alguna o con ninguna, no las uses y usa herramientas de las de toda la vida.

    El uso de las TIC en el aula dependiendo de la etapa formativa del alumno, tiene diferentes finalidades .
    PARA EL ALUMNO:facilitar el acceso mas ágil y potente a la información, introducir al alumno en herramientas de edición mas modernas que propicien la organización de la información generada y la colaboración , las posibilidades de comunicación , el uso de herramientas mas avanzadas para la ediciónproducción-presentación de materiales,…
    PARA EL PROFESOR: exposición de contenidos de una forma mas visual e intutitiva que facilita la retención de ideas por parte del alumnado . Y las misma que le aplicamos al alumno.

    Está claro que hablamos de gestioner la INFORMACIÖN a través de las TIC . Sin embargo El APRENDIZAJE es la tarea más importante y eso si es algo en que el profesor siempre tendrá que trabajar con sus habilidades para lograr que cada alumno llegue al fin prefijado.

    Desconozco la materia y nivel educativo en que te mueves Martí, pero denostar de una forma tan general el uso de las TIC, no es algo muy edificante.

    Un saludo

    Jose

    1. No creo que, en ningún momento esté cuestionando el uso de la tecnología en el aula. Creo, más bien, que lo que he intentado, con mayor o menor acierto, es contraponer la realidad del aula y el centrismo frente a la herramienta. Lo anterior no implica nada acerca del uso; simplemente cuestiona la necesidad de basar el discurso exclusivamente en usar un aparato u otro.

      Tampoco discuto el planteamiento que formulas referido al uso de las TIC. Eso sí, quizás lo que matizaría es que centrar «la exposición de contenidos visualmente» tampoco es garantía de ningún tipo de mejora de aprendizaje. Un PowerPoint para exponer en una pizarra lo mismo que puede obtenerse en un libro de texto no añade ningún valor añadido. Si usamos elementos multimedia o estrategias diferentes… ahí sí que podríamos encontrar ese «buen» uso.

      Alguna aclaración personal sobre mi uso de las TIC (bueno, ahora ya no sé si son TIC, TAC, TEP o váyase usted a saber)… programación con Scratch en cuarto de ESO, gamificación mediante Kahoot.it o Classcraft, realidad aumentada, códigos QR, blogs de aula, blogs de alumnos, comunicación mediante ClassDojo Messenger, materiales multimedia adaptados mediante licencias libres, uso de software libre, simulaciones online, diseño en 2D y 3D, Google Drive en todas sus subaplicaciones, stopmotions, vídeos de los alumnos (con su edición y maquetación) y muchas más cuestiones en este curso. Algunas han salido bien, otras a medias y, algunas, bastante mal. Por eso, quizás, me permito el lujo (quizás erróneamente, como en muchas ocasiones) de criticar abiertamente el discurso buenista de las TIC y, más aún, el que se centra exclusivamente en herramientas para hacer lo mismo que antes.

      Un saludo de vuelta y gracias por comentar.

  2. Hola!

    Jordi, es cierto que hay gente escéptica y es difícil convivir con tanto boom tecnológico y con el enorme volumen de información que circula actualmente. Pero gracias a la tecnología, informaciones como las que compartes tú y otros profesionales a diario…nos llegan! Para tranquilizar a los más temerosos frente a la tecnología y su aplicación en las aulas y en la sociedad en general, comentaros que van surgiendo directivos de e-learning, entre los que espero formar parte de aquí a un año, cuando acabe los estudios que curso en la UOC. Saludos cordiales.

    1. En primer lugar desearte toda la suerte, a nivel profesional, en el camino que has decidido recorrer. No es una crítica al uso de las TIC, es un aviso al navegante que intenta, dentro de la complejidad de su uso, acceder a esos recursos para ser usados en sus aulas. El típico discurso pero, no por ello menos real, de considerar la herramienta como medio y no como fin. No es cuestión de miedos, es cuestión de cuestionar tecnocentrismos mal entendidos que priorizan la herramienta frente a la formación metodológica e, incluso, postulan por la desaparición del docente por considerarlo una figura anacrónica. Conviene poner sentido común al discurso. Un discurso demasiado sesgado desde los extremos.

      Un saludo y gracias por comentar.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link