El principio del fin del Bachillerato

El título de este artículo lo he estado pensando bastante, ya que no sabía muy bien si era del todo correcto. Cualquier título de los siguientes podría haber sido válido:

  • El gobierno quiere cargarse el bachillerato
  • El bachillerato, otra zancadilla más por parte del gobierno
  • No interesa la gente con espíritu crítico, ergo hagamos desaparecer el bachillerato, etc.

pero supongo que he usado el más higiénico y políticamente correcto.

Esta historia viene a razón de la aberración que se va a producir este año en el acceso a la Universidad, tal como se comenta en el entrecomillado siguiente.

«Ya está en marcha la nueva normativa para las pruebas de acceso a la universidad de este año. El Real Decreto 1892/2008 generaliza el acceso a la universidad para los alumnos de FP y de bachillerato.

Esto supone que desaparece el cupo del 7% de plazas reservadas para los mejores de Formación Profesional, y tanto los alumnos de FP como de Bachillerato competirán por igual por las mismas plazas. Con la diferencia de que los alumnos de FP no tienen que hacer selectividad para acceder a la universidad«

En definitiva, ello significa que habrá muchos alumnos procedentes del Bachillerato que no podrán acceder a sus estudios deseados, ya que serán copadas todas sus plazas por alumnos provenientes de los CFGS (Ciclos Formativos de Grado Superior), con una nota de expediente superior y sin ningún filtro previo. Por mucho que, ahora la Selectividad pueda llegar a ponderar hasta con 14 puntos con la nota media de bachillerato (ver siguiente artículo), las medias de muchos centros de los alumnos de CFGS, son superiores al 8 en más del 90% de sus alumnos (y eso sin contar los centros privados o concertados, con notas cercanas al 10 -ya que todos sabemos que pagando se consigue el título que uno desee-).

En definitiva, cualquier equidad se elimina. El próximo paso será la creación de un paso directo entre los ciclos formativos de Grado Medio y los de Grado Superior (un ajuste más que necesario), pero que prácticamente obligará a todo el alumnado que quiera entrar en una carrera universitaria, a cursar un CFGM para entrar por la vía fácil a un Grado Superior, ya que su nivel de exigencia será inferior. Aquí siempre puede venir la persona que me dirá el «nivelazo» con el que acaban un CFGS. Eso es verdad, se generan unos operarios o trabajadores de niveles intermedios (encargados, gestores de determinadas actuaciones, etc.) muy buenos, pero con un bagaje cultural y espíritu crítico bastante deficiente, ya que en todo su currículum sólo ven asignaturas (o materias) enfocadas directamente a su futuro laboral, obviando todo lo que signifique cultura general y formación de un espíritu crítico. Ello es lo que interesa a cualquier gobierno, sobretodo si el gobierno (y el resto de grupos políticos que permiten esta tropelía) presenta un nivel educativo más que cuestionable, como esta sucediendo en nuestro país.

Este no es nada más que el paso siguiente que se tenía que dar después de introducir la LOGSE, para acabar de arruinar cualquier tipo de pensamiento no acorde con el del «democráticamente» y «políticamente» correcto. Se mezcló a alumnos de 12 años (1 ESO)  con aquellos que tenían más de 20 (CFGS), con lo que ni al niño se le deja ser niño, ni al adulto tampoco. Ello continúa en la Universidad, dónde se pasa lista a los alumnos y ellos se dejan hacer, como si fueran unos chiquillos de párvulos ,y nadie se rebota por ello. Se impide cualquier crítica al sistema, y al alumno crítico se le aisla y margina. Se destinan recursos a los que presentan problemas conductuales y de aprendizaje, en cambio, si tienen la mala suerte de ser buenos alumnos (no confundir con el de buenos estudiantes), no habrá ninguna posibilidad de que dispongan de ningún suplemento formativo, ya que para ellos no hay recursos. No estamos creando adultos con el síndrome de Peter Pan, estamos pura y llanamente creando Peter Panes.

Esta ha sido una pequeña reflexión sobre una noticia preocupante, pero no se de que me preocupo, ya que no son sólo ellos, niños y adolescentes, quiénes están dormidos, es la sociedad entera quien está adormecida y aletargada. Por cierto, que se permita lo del artículo, y que nadie, exceptuando alguien con pocas ganas de que sigan pasando las cosas sin intervenir, diga nada, me hace ser pesimista con nuestro futuro.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

5 Comments

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link