El problema educativo. Más allá de los recortes

Cada día que pasa, nuevos recortes en sectores esenciales. Ayer anuncio del recorte de 10000 millones de euros en Educación y Sanidad. Una simple y triste nota para comunicarlo. Pero este artículo no va sobre ello. No voy ni tan sólo a cuestionar esos recortes. Se trata simplemente de intentar plasmar en este artículo una cuestión bastante más importante que la del propio recorte en la partida educativa; la del problema de nuestro sistema educativo.

Que hay un problema educativo es innegable. Que el mismo no viene sólo de los recortes masivos que se están realizando en el ámbito educativo, también. Por tanto, ¿por qué no ofrecer una solución viable al mismo?

La realidad del sistema. Una equidad controvertida. Un progresivo desballestamiento del sistema público. Una enseñanza cada vez de menor calidad (aunque algunos no quieran oírlo). Universidades que reciben alumnos menos preparados. Alumnos de secundaria que desconocen las tablas de multiplicar. Alumnos de bachillerato que no saben escribir un texto sin faltas de ortografía. Generalizo. Hay casos particulares en los que eso no es así. Los menos.

Cada cambio del sistema educativo ha provocado un progresivo deterioro del mismo. Eso sí, esos fallos siempre justificados por la falta de inversión. Según sus grandes defensores, la LOGSE (ahora LOE o LOGSE maquillada) no ha funcionado porque no se ha dotado de más recursos a los centros. Ha faltado profesorado. Han faltado medios.

He estudiado en aulas de cuarenta alumnos. Treinta y cinco con suerte. No me considero mal preparado. Escribo sin demasiadas faltas, se hacer algunos cálculos de memoria y me atrevo a leer el periódico cada día. Puedo mantener una conversación con gente de mi generación donde la mayoría sabemos las capitales de los países europeos. Eso no es lo más importante. Lo más importante es que salió una generación autónoma. Capaz de valerse por ella misma. Tanto aquellos que dejaron de estudiar a los catorce, como los que tenemos un maravilloso título (o varios) guardados en algún oscuro cajón de nuestros despachos. Somos válidos para el sistema. Ya se que hay excepciones, pero las menos.

Hoy en día la excepción es lo anterior. ¿Dónde están las primeras promociones del nuevo invento que han estudiado en centros públicos? ¿Destacan como grandes investigadores, médicos, ingenieros, arquitectos, etc.? Hay excepciones, claro que sí. Pero no habrían de ser excepciones. Habría de ser lo habitual.

¿Qué ha pasado en estos últimos años para que la decadencia sea tan absoluta? ¿Por qué la eliminación del bachillerato y la formación profesional de mi época está dando unos resultados tan cuestionables? Han pasado más de diez años. ¿A alguien se le ha ocurrido hacer un análisis serio y objetivo de los resultados del experimento?

Voy a ir más lejos. No es cuestión de la LOGSE. Ni del concierto cada vez más amplio de centros educativos. Es la sociedad la que ha fallado. Ha fallado en absorber a los millones de inmigrantes que, en busca de una vida mejor, han llegado a nuestro país. Ha fallado en intentar convertir los centros educativos en cárceles. Ha fallado en restar libertad a los alumnos. Ha fallado en el control de la aplicación de las nuevas normativas en los centros educativos. Ha fallado todo el sistema.

Los docentes también hemos fallado. No nos hemos adaptado a un sistema que no funciona (ni los que hemos entrado cuando el mismo ya estaba en vigor). Yo di clase en un segundo de BUP y, el mismo año, en un cuarto de ESO. Equivalencia de edades, pero nada que ver. Nada.

Pasamos lista. Actuamos como sus segundos padres. Les impedimos ir al bar, al patio o a la biblioteca cuando falta su profesor. Les mantenemos controlados. Control y más control.

Bajamos el nivel. Tenemos que bajarlo para ser equitativos. Se suspende a uno que por pelos no llega pero se aprueba a otro para que pase de curso. A ver cuando lo podemos sacar del sistema y abandona el centro. Montamos proyectos de atención a la diversidad para poner a los alumnos problemáticos. Que no molesten hasta los dieciséis. Por otra parte, son muchos los centros que hacen grupos por niveles. Se intenta salvar a algunos de la quema. Es muy triste, pero es la realidad aunque algunos la justifiquen.

Y no quiero entrar en la formación profesional. La gran olvidada de siempre. Esa formación profesional que intenta sacar buenos profesionales con unos recursos deficientes. Allí sí que falta dinero. Pero no sólo dinero. Falta planificación. Falta que alguien se interese por la misma. La empresa cada vez mira con más recelo a los que salen de la formación profesional. No se fían de su preparación. Eso no puede ser. Es un valor a apostar. Y más con la que está cayendo.

No es sólo un problema económico de falta de recursos. Es un problema del propio sistema. Es un problema de los docentes que intervenimos en el mismo. Es un problema de las familias y del entorno social en el que se mueven los alumnos. Es un problema de la Administración. En definitiva, es un problema de la propia sociedad.

Si el sistema no funciona y le quitamos los pocos recursos con los que se les dota sin hacer ninguna planificación y diseño a corto o medio plazo, que nos cojan confesados.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

5 Comments
  1. En 2010 Alemania impuso un severo ajuste a sus cuentas públicas: impulsó una reducción de 80.000 millones de euros.
    Sin embargo, el mismo año el presupuesto alemán de investigación + desarrollo + innovación aumentó en 14.000 millones de euros.
    Los alemanes tienen un gobierno muy comprometido con la restricción del gasto (el tiempo dirá si esta vía sirve para algo), pero desde luego saben que no deben comprometer su futuro hipotecando su educación y su investigación.
    Lamentablemente nosotros vamos en el camino inverso.
    Si realmente hace falta recortar hay otras vías.
    http://0paralaiglesia.wordpress.com/

  2. Ha fallado tener 13 asignaturas ,ha fallado que algunas son innecesarias aunque solo sea porque el nº de horas que tienen a la semana es ridículo y no da para mucho ,han fallado las programaciones irracionales y carentes de contenido ,ha fallado que desde los despachos se visualiza al alumno como un ser formado ,crítico y riguroso cuando no se ha puesto los cimientos para que eso sea así ,han fallado el cansancio del profesorado que vino aquí a ganar una guerra ( la de educar ) y no a luchar contra los elementos ( indisciplina, absentismo ,desgana ( no me sorprende con 13 materias para trabajar al día yo estaría igual, lo que me sorprende es que algunos hasta las superan y además van a clases de música ,baloncesto ,lenguas varias y todavía tuitean) ha fallado la dejadez o protección excesiva de muchos padres que confían en que la escuela resuelva sus problemas….Todos hemos fallado un poco , los menos culpables son ellos . Los más las instituciones, los gobiernos centrales y autonómicos y los ministros y delegados educativos que nunca se han sentado a meter mano a algo que es después de comer y estar sano lo único que puede generar que comamos y estemos sanos en el futuro.De donde saldrán los futuros médicos,ingenieros, nutricionistas etc,etc etc.?????????
    Claro que con belenes estebanes y otros figuras ganándose,no el pan sino la panadería sin saber construir una oración con sentido pleno ¿como voy yo a pedirles a mis queridos alumnos que aprecien el valor de las palabras y su significado ?.
    Me gusta pensar que hemos llegado al zénit de esta situación y que a partir de ahora solo podemos mejorar. Las crisis deberían servir para hacer revisiones y desde luego la de la educación es más que necesaria.

  3. Llevo toda la vida en este horrible sistema educativo, y desde siempre he sido consciente de lo mal que estaban montadas las cosas.

    Desde pequeño he llegado a sentirme especial ante la infinidad de niños que me encontraba con agujeros educativos graves. Yo mismo llegue a bachillerato sin saber prácticamente nada sobre gramática y ortográfica, yo tampoco sé cómo pude hacerlo así es.

    Ahora que estoy en una ingeniería todo se me cae encima, no sabemos la mitad de las cosas que deberíamos. Es un desastre.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link