En blanco

Empiezo de cero. Con un blog de aula en el que acabo de borrar todo lo que había planificado en julio para este nuevo curso que justo empieza hoy. En blanco. Sin más que un breve artículo dando la bienvenida a los nuevos alumnos y sin ningún tipo de material -más allá de explicar cómo vamos a intentar trabajar este curso- colgado.

Fuente: http://www.vasquevuelas.mx
Fuente: http://www.vasquevuelas.mx

¿Por qué empezar en blanco? ¿Por qué coger todo ese material que estaba colgado y eliminarlo de un plumazo? ¿Por qué cargarme completamente la planificación del curso y basar todo lo que voy a hacer en el día a día? ¿Por qué ese afán por improvisar cuando lo fácil es tenerlo todo diseñado para poder seguir unas pautas? ¿Por qué?

No creo que sea fácil hallar los porqués. El primero, que quizás sea el más claro, es el siguiente: si me niego a usar material estructurado (como los libros de texto, cursos encapsulados en Moodle, plataformas cerradas como Edmodo o Schoology, etc.) no tiene ningún sentido que estructure ese material de forma previa para los alumnos. Tampoco tengo nada clara la tipología de alumnos que voy a tener (incluso que a algunos los tuviera hace dos cursos, no es lógico inferir su evolución a lo largo de este tiempo y la capacidad de maduración -o inmadurez- puede dar al traste con cualquier predicción). Y, lo que no es menos cierto, es que a pesar de tener un currículum de obligado cumplimiento, la libertad de cátedra de la que disponemos los docentes en Secundaria nos permite flexibilizarlo hasta límites insospechados.

En blanco. Sí, a día de hoy estoy en blanco. A veinticuatro horas (hoy sólo son los tutores los que intervienen en el aula) tengo un lienzo en blanco que va a ir llenándose en función de las necesidades. En función de lo que me encuentre en el aula. En función de unos alumnos que, individualmente, van a ser quienes van a marcar los ritmos. Unos ritmos que no debo marcar yo. Unos ritmos que deben venir de los que tocan en la orquesta porque, por mucha batuta que se nos dé a los profesores, si no tenemos en cuenta cómo tocan los diferentes instrumentos estamos abocados a un guirigay que suena a todo menos a lo que debería. Y, para ese sonido desagradable ya tenemos los libros de texto.

¿Es un riesgo apostar por la adaptación e improvisación? Más que riesgo lo veo como incomodidad. Reconozco que es muy cómodo saber exactamente qué hacer cada día del curso. Reconozco que saber las unidades didácticas, tener el material de terceros disponible y homogeneizar el aprendizaje permite una mayor relajación para el profesor pero… ¿es lo que debemos hacer? ¿Es justo para nuestros alumnos?

Creo que el aprendizaje es algo que se va llenando, de forma más o menos coherente, a lo largo del tiempo. El dibujo final no se intuye de los primeros trazos. Los esbozos iniciales son algo que, si se pervierten para convertirse en algo mecánico, pierden toda posibilidad de obtener esa obra de arte que algunos deseamos. Un arte que poco se puede planificar. Un arte que depende de la capacidad de cada uno de los artistas. No hay cuadro malo. Hay cuadro que, por ser copia mala de algo, dice muy poco del artista. Por eso, qué mejor que empezar «en blanco».

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

6 Comments
    1. No creo que se trate de ser buen o mal profesional. Creo que pautar aprendizajes previamente a conocer a los alumnos, a ver cómo funcionan como grupo, a considerar casos concretos, a… es un error. No tiene demasiado sentido partir de un material homogéneo cuando lo heterogéneo (por suerte) es lo que prima en las aulas. Y temporizar a las bravas es, a mi entender, un grave problema que, más allá de servir para rellenar los papeles que pide la administración, no tiene ningún sentido.

      Un saludo y gracias por el comentario.

  1. Hola Jordi: me parece excelente tu actitud. Yo hice lo mismo durante años. Soy Prof. en Geografía y lo aprendí de una Prof. de Historia. Que justificó de este modo su actitud: así me obligo a pensar las clases y los temas todos los años. Me pareció muy renovador y la imité.
    Cuesta, pero se innova mucho más.
    Saludos y fuerza.

    1. No tiene demasiado sentido hacer lo mismo de siempre cuando no sabes cómo te va a funcionar un determinado grupo de alumnos. Tampoco es demasiado válido el priorizar necesidades propias (disponer de manuales para seguir a rajatabla -libros de texto o similares-) por delante de las de los alumnos. Creo que no se merecen una estandarización de contenidos y, es por ello, que optar por dejar en blanco el lienzo de su aprendizaje, puede ser positivo para ellos. Quizás me equivoque pero, como mínimo, no quiero que nadie pueda decirme nunca que no lo intenté.

      Un saludo y gracias por compartir tus prácticas educativas.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link