¿Es tan mala la Universidad española?

agronomos_lleidaSi uno se guía por cuestiones mediáticas y declaraciones de los políticos responsables de la Educación en nuestro país, queda claro que la Universidad española parece un auténtico desastre. Artículos que hablan del bajo nivel de nuestros graduados universitarios comparándolos, en nivel, con alumnos de secundaria japoneses. Otros que hablan de la Universidad y de la investigación que se realiza en la misma por parte de sus profesionales para convertir a esos docentes e investigadores en simples hacedores de papers. Muchos artículos en diferentes blogs que hablan acerca de la falta de democracia en las instituciones universitarias y en la endogamia en la contratación del profesorado. Todo ello mezclado con un desprecio absoluto a lo que sucede en las Universidades.

Que la Universidad española es un nido de corrupción no lo discuto. No puedo discutirlo conociendo compañeros míos que se quedaron para hacer el doctorado y han conseguido medrar hasta su plaza (haciendo grandes esfuerzos, convirtiéndose prácticamente en esclavos y teniendo que lamer demasiados traseros). Tampoco puedo hacerlo sabiendo cómo se eligen los rectores de las mismas y las presiones, muy alejadas de cuestiones educativas, para que salga uno u otro. Es un nido de víboras. De luchas de poder entre Departamentos. De una competencia brutal sobre quién se queda con tal o cual investigación. De un aprovechamiento de los asociados que cobran miserias para dar las clases que los titulares prefieren no pisar. De docencia, en muchos casos, que se plantea como objetivo secundario de muchos profesores de lo que pululan por ahí. Pero, ¿realmente con lo anterior podemos inferir que la Universidad española es mala? ¿Es lícito, a pesar del funcionamiento interno de la misma, plantearnos que la Universidad española no es tan mala como nos la pintan?

Reconozco que en la Universidad española se habría de realizar una completa limpieza. Limpieza de prácticas del medievo que siguen funcionando en las mismas. Reconozco que, en demasiadas ocasiones, la Universidad está perdiendo su función principal: la de contexto cultural por excelencia. Reconozco que me gustaría ver muchos cambios en su funcionamiento pero, de ahí a decir, como insinúan algunos, que toda la Universidad española es un desastre…

Si la Universidad española fuera un desastre no tendríamos los profesionales que tenemos. Los médicos que operan en nuestros hospitales son producto de esa Universidad. Los ingenieros, arquitectos y abogados también. Los que gestionan la mayoría de empresas, en su parte más técnica, tienen un título que les permite ejercer una función imprescindible. Por cierto… a los titulados españoles se los rifan en otros países, ¿por qué será?

La Universidad española tiene mucho que mejorar. Hay muchas cuestiones sobre las que conviene trabajar. Y muchos que somos y seremos críticos con el entramado que se ha generado en la misma también vemos que no es tan mala. No creo que aporte unos malos profesionales al sistema. No creo que la sociedad se resienta por una mala calidad de la misma. Lo que sí que es óbice es que hay mucho por hacer.

Vender que la Universidad española es un desastre sesgando los valores positivos de la misma (que los tiene) es algo que demuestra intereses muy alejados de las necesidades reales de los alumnos que se hallan completando su formación en las mismas. Sí, como he dicho antes, hay mucho por hacer. Muchas cuestiones a sanear pero, no por ello, podemos generalizar una afirmación a la que los hechos (aceptación de nuestros títulados en otros países, calidad de los profesionales que se trabajan en el nuestro, etc.) se encargan de desmentir.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

8 Comments
  1. Si és. Estoy de Jan do mi curso y volvendo a mi país. En los índices me país és el 84° en el tema de educación. He elegido España para estudar pero solo he recebido racismo y críticas. Los maestros necessita cambiar los método s y sus mane
    ras con los estudiantes.

  2. Los mismos análisis y valoraciones suelen publicarse sobre la FP y mi experiencia, avalada por años de docencia y conocimientos de los planes formativos de otros países de nuestro entorno, incluída Finlandia, es muy diferente. Nuestro alumnado es tan competente como el finlandés, británico, francés, alemán y maltés, con los que venimos colaborando en los Programas Europeos que se están desarrollando actualmente en mi centro. Así nos lo hacen saber los tutores de las prácticas que realizan nuestro alumnado a través de sus evaluaciones por escrito.
    Personal y profesionalmente estoy orgullosa de la formación que se imparte en nuestros centros de FP y no creo que su mejora pase por la implantación de la Dual o cualquier otro sistema similar.

  3. «A los titulados españoles se los rifan en otros países.» Esto es falso. Otra cosa es que. En todo grupo hay un porcentaje de gente buena y en España también, estos se van y se los rifan, pero no es por ser españoles sino por ser buenos. La universidad española crea mediocridad.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link