Esbozo de las características exigibles a un futuro y utópico INED

Una de las buenas noticias a nivel educativo que se produjeron ayer y, de las cuales se habló mucho en las redes sociales en que me manejo fue la creación (ya de forma totalmente oficial) del Instituto de Enseñanzas a Distancia de Andalucía (IEDA). Se trata de validar de forma precisa y dotar de un marco jurídico propio a esas enseñanzas semipresenciales (b-learning) que ya se estaban llevando a cabo «de facto» en ese centro. Una noticia que se ha dado por el enorme trabajo que han realizado diferentes profesionales para conseguir llevar a buen fin un proyecto iniciado ya hace algunos años.

Pues bien, como toda buena noticia tiene su pequeño contrapunto y, con las dificultades que me supone en la distancia de realizar un análisis exhaustivo del funcionamiento del IEDA, me pongo a recuperar un esbozo que realicé hace un tiempo (en formato papel) de un futuro, y lamentablemente utópico por cuestiones políticas, INED (Instituto Nacional de Educación a Distancia).

Dicho esbozo se basaba en las exigencias que se había de tener en cuenta a la hora de crear y gestionar dicho tipo de macrocentro de b-learning, entre las cuales podríamos, a mi entender, destacar las siguientes:

  • Existencia de un mes 0, situado en julio, para dotar a los futuros alumnos del centro de las competencias y habilidades digitales básicas que les permitiera realizar una correcta incorporación al aula virtual
  • Existencia de materiales educativos válidos y realizados por profesionales de solvencia contrastada, en los cuales intervinieran expertos educativos de los ámbitos que englobara dicho centro (secundaria, bachilleratos y ciclos formativos -amén de la posibilidad de la incorporación de enseñanzas de idiomas y musicales-) junto con profesorado universitario experto en didácticas y nuevas tecnologías
  • Establecimiento de una red de centros de apoyo y asesoramiento presencial donde estuvieran centralizados los profesionales (docentes, administrativos y técnicos) para servir de ayuda y facilitar el aprendizaje al alumnado. Para ser claros, algo parecido al sistema de gestión de centros y extensiones de la UNED, pero con un diseño más específico para alumnado con diferentes características
  • Diseño de una plataforma de formación que permitiera absorber una gran cantidad de alumnos (con unos servidores suficientemente dimensionados) y, con las características no sólo de un gestor LMS (tipo Moodle o similares) sino de un sistema suficientemente abierto y colaborativo que complementara al anterior
  • Creación de un horario de tutorías suficientemente abierto y flexible para que el alumnado con dudas pudiera resolverlas presencialmente y, que en muchos casos, permitiera que el alumno pudiera compaginar dichos estudios con su vida laboral (no se ha de olvidar que el alumno objetivo en este tipo de enseñanzas es un alumno que, por diferentes motivos, abandona la escolarización presencial por no estar la misma conforme con sus necesidades)
  • Establecimiento de varios tipos de mecanismos de comunicación entre los tutores (centro del proceso de formación individualizado de cada alumno) y los alumnos mediante diferentes tipos de mecanismos (correos electrónicos, redes sociales, teléfono, etc.)
  • Creación de diferentes tipos de convenios con diferentes empresas para dar «trato preferente» a los alumnos de estos centros para adquirir algunos de sus servicios (entre los cuales, un ADSL en condiciones y a buen precio sería fundamental)
  • Establecimiento de un sistema de incentivos para favorecer la reescolarización en este tipo de centros de los alumnos que se han ido del sistema sin obtener ninguna cualificación
  • Posibilidad de establecer itinerarios formativos adaptados al alumno y no a currículums tan cerrados como la formación presencial tradicional
  • Establecimiento de un sistema de evaluación «final» presencial para demostrar la capacitación en los conocimientos (o competencias, en función del tipo de estudios) adquiridas
  • Creación de talleres en diferentes sedes (¿uno provincial por rama?) donde se realizarían las prácticas de los alumnos de FP que optaran por este sistema. Se podría usar los talleres de los centros de FP presenciales en horario no lectivo, para así aprovechar unos elementos ya existentes y con el ahorro que ello conllevaría
  • Establecimiento de una mesa de coordinación formada por representantes de las diferentes autonomías para ir desarrollando nuevos sistemas de aprendizaje y propuestas de mejora, etc.

En definitiva, un tema a hablar, económico y rentable para la Administración educativa, bueno para los alumnos excluidos (o apartados) del sistema tradicional, nacional (con todas las características específicas incorporadas de las diferentes CC.AA. a nivel lingüístico o de temática propia) y, necesario para ir más allá de nuestro sistema que adolece de tantísimos defectos.

Se trata, como he comentado al principio, sólo de un pequeño esbozo que he trasladado al blog desde un papel que estaba en una carpeta donde tengo varias «ideas» que me surgen en algunos momentos y, que he recuperado a la vista de la noticia que os comentaba en el inicio de este artículo.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

1 Comment

    Deja un comentario

    EDUENTERTAINMENT

    Cuando la Educación se convierte en espectáculo

    En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
    close-link