Escola Nova 21: los mercachifles van al Congreso

Sorprende, aunque no demasiado, ver como el Congreso de los Diputados se está llenando de intervenciones de personajes e instituciones cuya máxima relación con las aulas, si es que la tuvieron en alguna ocasión, fue en su época de estudiantes. No es sólo el desprecio absoluto al docente de aula por parte del Gobierno, que se junta con el mismo desprecio que tienen el resto de Comunidades a quienes, día tras día, dan lo mejor de ellos en las aulas. Es la necesidad de la articulación de la legislación educativa que ha de regir el futuro de nuestros estudiantes sin tener en cuenta, curiosamente, a los profesionales del ramo. Pero bueno, eso es algo que, por desgracia, en lugar de ser algo extraño, se convierte en algo habitual porque, seamos sinceros, ¿qué podemos saber los docentes de lo que se cuece en las aulas de este país? Para los políticos que la gestionan, entre poco y nada. Y así nos va.

Pero no, no iba el post acerca del ninguneo al docente ni a la validez de sus opiniones, fundamentadas en años de experiencia, para poder hablar con una cierta propiedad sobre el tema y poder aportar algunas ideas para una nueva ley educativa que, da la sensación que ya está redactada y que sólo necesita su justificación mediante diferentes entrevistas a determinados actores para cubrir el expediente previa a su aprobación. Se trata de la presencia de determinados mercachifles, controlados por organizaciones económicas y, con el apoyo de medios de comunicación y/o grupos políticos (a veces, cuando lees la línea argumental de algunos medios no ves diferencia entre los mecanismos de propaganda del partido y las informaciones periodísticas del mismo). En este caso me refiero al director d’Escola Nova 21, ese invento avalado por La Caixa y voceado alegremente por el diari ARA que, por lo visto, cuenta con el apoyo total de un determinado partido catalán. Bueno, de una amalgama de partidos catalanes que, salvo honrosas excepciones puntuales de algunos de sus miembros, acata los dictados de algunos poderes fácticos que todos conocemos demasiado bien si vivimos o hemos vivido en Cataluña.

Fuente: http://eduardvallory.blogspot.com.es/

La verdad es que podría ponerme a analizar el vídeo de la intervención (que he subido a mi canal de Youtube para que sea más fácil el acceso que desde la propia plataforma del Congreso) y empezar a cuestionar todo lo que está diciendo el señor Vallory (director d’Escola Nova 21) pero os recomiendo que, más allá de aceptar mi opinión personal e intransferible, saquéis vuestras propias conclusiones de su intervención. Una intervención que dura media hora porque, a pesar de que el vídeo se alarga hasta una hora y pico, el núcleo de su intervención se realiza a lo largo de los primeros treinta minutos.

Intervención Eduard Vallory (Escola Nova 21)

Eso sí, por si alguno quiere ahorrarse el vídeo (algo que no recomiendo porque, como he dicho antes, creo que jamás debemos dar por buena ninguna opinión de terceros pudiendo acudir a la fuente original) os expongo los diez puntos que propone Escola Nova 21 para el cambio educativo:

1) Educación como bien común. El sistema educativo debe dejar de ser entendido como servicio y convertirse en un bien común, de carácter exclusivo y orientador.

2) El currículum debe ser genérico y competencial. Deben desaparecer las asignaturas propias de necesidades academicistas para articular los conocimientos mediante competencias cognitivas, emocionales y éticas.

3) Prácticas de aprendizaje actualizadas. Personalización de un aprendizaje significativo y funcional según expectativas de cada persona. Las competencias requieren de metodologías sin materiales homogéneos y de trabajo cooperativo.

4) Evaluación competencial, globalizada, continua y formativa. Se debe abandonar la evaluación por asignaturas, las medias aritméticas, los estándares, la repetición de curso, el valor sancionador de las notas y también los exámenes competenciales en pupitres.

5) Profesorado generador de aprendizaje. El docente de 0 a 18 años debe convertirse en el guía dentro del laberinto de expansión del conocimiento y poseedor del conocimiento acerca del cómo aprendemos, trabajar en equipo desde la co-docencia y disponer de tiempo de planificación estratégica.

6) Formación de calidad del profesorado mediante su capacitación competencial. El profesorado universitario que forma maestros y profesores debe tener experiencia real y actual en las aulas. La formación residencial inicial debería darse en centros de referencia.

7) Continuidad de toda la educación obligatoria. Centros educativos completos, con profesorado bien formado. Acabar con la discontinuidad primaria-secundaria y priorización de la educación de 0 a 6 años.

8) Autonomía y flexibilidad de centro educativo para elaborar su propio proyecto competencial, con profesorado capacitado.

9) Desaparición del modelo funcionarial, con concursos de traslado que priman más la antigüedad y el interés del profesional que el proyecto de centro educativo no tiene sentido. Ello impide que los centros públicos puedan mantener un proyecto de alta calidad a lo largo del tiempo.

10) Administración educativa descentralizada.

La verdad es que, aún pudiendo compartir algunos puntos anteriores, el problema fundamental es ver cómo en Cataluña la pertenencia de algunos centros públicos a Escola Nova 21 ha llevado a la selección de profesorado, obligatoriedad de interinos de acatar órdenes del director bajo pretexto de no ser renovados al siguiente curso, funcionarios a los que se está haciendo la vida imposible por cuestionarse el modelo y, por qué no decirlo, conversión de los centros públicos que se han adherido a esa red en centros totalmente burocratizados, muy parecidos a los centros concertados en cuanto a la explotación de su personal y, a su vez, en modelos que tienen muy poco de sentido en un contexto donde la democracia y la libertad de opinión deberían respetarse al máximo. Esto es lo que distingue un servicio público que trata a sus alumnos como usuarios del servicio, frente a otro que los trata como clientes. Y esa es una diferencia muy importante entre lo que debe ser y lo que quieren que sea. Algo que debería hacernos encender alguna de esas luces rojas de alarma que, tan abandonadas tenemos en su mantenimiento, los docentes.

Todos creemos en la necesidad de cambiar cosas en la educación actual porque sabemos que hay detalles que chirrían pero, el problema es que algunos no vemos tan claras algunas cosas. Algo que me sucede últimamente con lo que nos están vendiendo algunas empresas, fundaciones, organizaciones e, incluso, personajes a los que se ha mediatizado por encima de sus posibilidades.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

No Comments Yet

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link