Escuelas concertadas «top» y escuelas concertadas «bluf»: liga adulterada

Desde que tengo hijos, hay una activad nueva para mí (hay muchas, cierto es…)  un rol en el que antes nunca me había visto: Ser padre en una escuela. Esto me ha permito ver las cosas des de la otra orilla (tema que ya he tratado en mi bloc) pero también me ha permitido visitar otras escuelas, debajo del disfraz  de padre observador.

El pasado domingo, tuve la oportunidad de asistir a una fiesta, donde se celebraba el aniversario de una AMPA en una escuela concertada.  Al salir tuve la amarga sensación que después de 19 años trabajando y jugando  en la misma liga que esta escuela, no vivíamos situaciones iguales.  Y es que al igual que en la liga de fútbol profesional española donde  los derechos de televisión están mal repartidos  y difícilmente un equipo que no sea Barcelona o Madrid va obtener los mismos recursos y euros, en educación y en el sistema concertado  nos pasa un símil parecido. Y es que, lo que ocurre en nuestra querida concertada y no voy a decir nada que no sepa todo el mundo, es que la liga está “adulterada”, hay concertadas top y concertadas bluf.

Las concertadas top son aquellas que su ubicación en la geografía urbana ya marca un plus de diferencia con otras, esa diferencia de ubicación ya establece diferencias entre el origen del alumnado y la situación socio-económica de la familia de este. Las concertadas top también poseen unas instalaciones, dignas de cualquier equipo de «Champions». Donde sus alumnos pueden disfrutar de enormes patios, de grandes equipaciones puestas a la última moda en tecnología. Las escuelas top, también suelen tener unas familias con el tiempo libre necesario  para poder dedicarlo  altruistamente al beneficio del alumnado de esa escuela y de su hijo propiamente: AMPAS potentes que ofrecen actividades extra-escolares o que apoyan propuestas del equipo docente ya sea con dinero o ya sea con aportación humana. Y si, los malpensados ya lo están pensando: Muchas escuelas top con la aportación de los padres a su fundación obtienen recursos para mantener toda su oferta. (Aportación que en todos los casos ha de ser voluntaria)

¿Y las escuelas concertadas bluf? Pues bien, esas serían las que se encuentran situadas geográficamente en puntos antagónicos de las primeras, en barrios donde la inmigración es el eje principal del alumnado y la situación socio económica de las familias en algunos casos llega para pagar las cuotas y en otros muchos ni para eso. Donde las instalaciones dan para lo que dan, no busquemos grandes solares en ciertos paisajes urbanos.  Y las equipaciones luchan para ser dignas entre la vorágine en la que nos encontramos tecnológicamente. Las escuelas bluf difícilmente van a encontrar familias con tiempo altruista para dedicarlo a la escuela con lo que muchos padres y madres ni están, ni se les espera.

Ya os podéis imaginar pues, con cual equipo juego, mi Rayo Vallecano difícilmente va a estar alguna vez a la altura del Real Madrid ni del Barcelona, pero si estamos en la misma liga y si, es mi obligación luchar para conseguir que mis jugadores puedan logran tener el mismo nivel de aprendizaje que en otras escuelas.

Porqué señores, las instalaciones puedan ser diferentes, el alumnado puede proceder de un lugar, de otro, pero lo que seguro que los entrenadores y los presidentes (profesores y equipo directivo) somos iguales, con lo que yo, con mis armas, he de hacer lo posible para sacar el máximo jugo a mis jugadores. Y no, no es fácil pero sí que ha de ser una obligación y ha de ser una constante. Me subleva oír decir a ciertos colegas que ya hacemos mucho, que con las familias que tenemos es imposible, que con estas instalaciones no se puede hacer más… ¡me carga señores! También debería ser una constante en este equipo, buscar cómo poder motivar a los padres y madres a participar en el día a día de la escuela.

¿Me motiva estar en una escuela bluf? Esa respuesta me vais a dejar que quede en el aire, pero sí que algunos días, y después de ver según qué, la tentación de poder jugar en el Barça o el Madrid es grande y  respuestas a preguntas como: ¿Todas las concertadas deberían recibir lo mismo? ¿Debería haber algún baremo ¿ ¿lo hay? ¿El concierto a algunas escuelas concertadas puede llegar a ser cuestionable?… no las encuentro o no las sé o  no las quiero responder.

Con  todo esto,  no me gustaría dar pie a ciertas voces que esperan con ansia cualquier crítica a la concertada, no os equivoquéis, que quede claro que no quiero decir en absoluto que haya escuelas concertadas  que reciban más dinero de la administración que otras (al menos no tengo ninguna constancia de ello en Cataluña), con esto tampoco busco cargarme el sistema concertado en absoluto (procuro ser un defensor de este modelo , creo en él y en la necesidad de su existencia), de lo único que si que tengo constancia,  es que susodicha administración acumula hace años unos retrasos escandalosos a la hora de pagar sus mensualidades y eso provoca que muchas escuelas bluf o desaparezcan o estén en situación grave.

Lo que sí que quiero decir con todo esto y una vez más quiero  reivindicar es el derecho a   decir en voz alta y fuerte que el hombre del saco no nos meta a todas las concertadas dentro del mismo.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Joan Moya

Profesor de primaria de la concertada, en una escuela muy pequeña de Barcelona. Me defino intentando mantener un orden de prioridades: como persona o ser humano, padre, hijo, profesor, deportista jubilado y entrenador de fútbol sala. Uno no puede enseñar si no está día a día aprendiendo.

4 Comments
  1. lo que propones en el fondo es más igualitarismo que, a la postre, no consigue nada puesto que Dios los cria y ellos se juntan. Pero permíteme que te recuerde que el dinero no garantiza una mejor educación y que mientras la admistración ande por medio la injusticia está servida. Yo prefiero el modelo nórdico: cheque escolar a las familias y libertad educativa TOTAL para los profes. Pero claro, aquí nos da un miedo la libertad…

  2. Cal supondre que voste és mestre de la pública i porta al seu fill a una concertada. Serà molt bluf, o blof , però segueix siguent una escola que pague jo. El punt no és si bluf o blof , la qüestió correcta a tractar és com és pot fer un sistema educatiu paralel mantés amb els diners de tots. Jo, crec , sinserament que cal deixar-se de ximpleries. El que vulga «concertada» que se la pague. Jo també tinc fills, 4, i tots han estudiat a la pública… A hores d’ara segueixen a la pública en la Universitat. Resulta que jo SÍ que crec en la pública!!!

    1. Vaya por delante que al igual que si democráticamente queremos podemos cambiar nuestro modelo de escolarización, el que tenemos es uno de los modelos posibles, no tan extraño en el mundo. Algunos apuntes:
      – Cierto es q la concertada la paga usted. También se podría decir q el autor paga la educación de sus hijos, a no ser que usted pague unos buenos impuestos: con una media de 7.000 euros de gasto público por alumno, tendría que pagar al año 28.000 euros en impuestos y que todos fueran a Educación (no a carreteras o sanidad, por ejemplo). Realmente, los que más pagan la educación de los hijos son aquellos que no los tienen o que ya no están escolarizados. Lo que quiero decir es que dar asignación finalista a los impuestos individuales no tiene sentido.
      – Los padres tienen derecho preferente sobre el tipo de educación, tal y como recoge cualquier legislación (Constitución, Derechos Humanos y la de los países democráticos). Enfatizo, derecho preferente, no absoluto. En la concreción, claro, caben muchos modelos posibles. Pero también el nuestro de pública/concertada.
      – La educación es obligatoria. Obviamente estamos de acuerdo, pero ese derecho se convierte en una obligación para las familias.El Estado me exige q al menos entre 6-16 años tengo que llevar a mi hijo al cole sí o sí (y por tanto asumir un gasto, se quiera o no, como libros, etc que tiene cierta vis de impuesto, porque es un gasto obligatorio que me impone indirectamente el Estado). Me parece estupendo, pero ya que es obligatorio, agradezco en la medida de lo posible que me permita elegir. insisto, no es un absoluto, pero que los padres tengan una horquilla de elección lo veo bien.
      – Además de que la Educación es obligatoria, es gratuita. Aunque sé que sobre esto y concertada habría que hablar mucho, esto es lo que señala toda la literatura sobre el derecho a la Educación: Obligatoria, gratuita y de calidad. Como ve –vaya a los Derechos Humanos– no se dice pública.
      – Nuestro modelo es dual, público y concertado. Como he dicho anteriormente, podría ser otro. Otros países tienen otro. que si sólo público, que las charter school, que el cheque escolar, etc. Es un debate y decisión democráticos, obviamente. Pero el que tenemos también lo es. Lo que quiero decir es que al igual que puede no gustar y proponer su cambio, las familias actuales deciden según lo que se han encontrado, que pueden llevar a sus hijos a un público o a un concertado y actúan según el actual marco legal. Si hubiera otro sistema, por ejemplo todo público, pues se ajustarían y actuarían en consecuencia. Pero que una familia, porque así lo permite la ley, decida ir a un concertado creo que no es motivo para pensar que es peor que otra.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link