Fracaso «estrepitoso» de Linux en su opción de escritorio

Estaba consultando las estadísticas de los navegadores por internet (a ver cuáles habían incrementado su uso), y me he encontrado con la posibilidad de consultar también las estadísticas de los sistemas operativos, por país y por serie temporal. Como me gusta tener datos objetivos, me he dedicado a observar la influencia que dispone el sistema operativo Linux (en todas sus versiones) en el mercado español (como sistema operativo existente en los equipos).

Hace casi 20 años que Linux irrumpió como sistema operativo, y muchos servidores se han mudado a ese sistema. El problema existe en el uso de ese sistema operativo por parte de los usuarios medios de equipos informáticos, cosa que a día de hoy sigue siendo un estrepitoso fracaso. Los entusiastas de Linux habían hecho estudios sobre la implantación del nuevo sistema, que calculaban que fuera  el año 2008 cercano al 20% del mercado en equipos de escritorio (pc, portátiles, etc.), pero lamentablemente, la realidad demuestra que su uso es totalmente minoritario (sobre un 1% del mercado) tal como se ve en el siguiente gráfico (datos de España a fecha de Agosto de 2010).

Si analizamos la evolución producida en su uso a lo largo de los dos últimos años, vemos que tampoco se ha producido una mejora en su uso (línea temporal de los dos últimos años en España), ya que se observa que no ha habido manera que su uso despegara.

Todos los datos anteriores, a pesar del uso masivo de Linux en Educación (distribuciones oficiales y de obligado uso en muchas CC.AA.), demuestran que algo está fallando en su implantación. Las causas de esos fallos podrían estar entre las siguientes:

  • No centrarse únicamente en una distribución Linux, y dedicar los esfuerzos a la creación de numerosas distribuciones, muchas de ellas con opciones diferentes y en diferente lugar, lo que dificulta el paso de un usuario de una a otra, por mucho que ese tema se esté mejorando en las últimas versiones de las principales distribuciones.
  • Necesidad imperiosa de «pulir completamente» el producto. Se trata de un producto en constante mejora y con existencia de numerosas actualizaciones diarias. Incluso Windows tiene menor necesidad de actualizaciones.
  • El fanatismo de algunos de sus usuarios, que sólo le ven virtudes, y defectos a Windows. Se ha de ser más tolerante y coherente, ya que con el talibanismo, que muchas veces siguen muchos adeptos de Linux, es totalmente contraproducente y, sólo se consigue frenar su uso.
  • Problemática en la instalación de juegos y en el abanico de ellos que existen para sus usuarios, con lo que una gran parte del sector «joven» no va a saltar nunca a Linux, etc.

Unas muy malas noticias para los que creemos, y fomentamos el uso de software libre en Educación, ya que la «realidad» es mucho menos gratificante de lo que a muchos nos gustaría que fuera.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

8 Comments
  1. Sería interesante saber cómo se nos clasifica a mi y mi portátil.

    Tras buscar inútilmente un portátil sin sistema operativo, tuve que comprar uno con Windows, pagando por un OS que borré nada más llegarme, formateando el disco entero. Dicho de otra manera: he pagado una licencia de Windows, aunque uso sólo Linux. Como yo hay muchos. ¿Dónde estamos en esta estadística? ¿Sólo en Windows, sólo en Linux o en los dos?

    A parte estas consideraciones sobre los discutibles resultados de esta estadística, creo que entre las posibles causas del supuesto fracaso del producto está la política de marketing de Microsoft, que consigue colar su OS en casi todos los pc no-Mac a la venta.
    De esa manera consiguen por lo menos dos objetivos:
    1) obligar a los usuarios a comprarle una licencia, lo quieran o no.
    2) hacerse con todo el mercado de los novatos y de los que no quieren complicaciones técnica, acostumbrándoles a Windows para que no quieran cambiar.

    Eso no quiere decir en absoluto que Windows sea más sencillo que Linux (por lo menos que muchas distribuciones): si una persona tuviera Linux en su primer ordenador y se acostumbrara a su uso, le costaría mucho pasarse a Windows y se resistiría. Y si encima le dijeras que al borrar el Linux que venía obligatoriamente en su PC y ponerle un Windows pierde la garantía, pues verías que a nadie se le ocurriría cambiar.
    En fin, un escenario fantástico, el de este último ejemplo, aunque muy útil para entender cómo el marketing puede más que la libertad de elección.

  2. Me parece que calificar como fracaso estrepitoso la implantación real de Linux, en sus diversos sabores, es bastante tendencioso y exagerado, como mínimo.
    No pongo en duda las razones que se argumentan y con las que estoy básicamente de acuerdo: la dispersión de distros produce confusión e inseguridad al no iniciado, ¿por qué las distintas administraciones autonómicas no han mantenido el nombre de Ubuntu, que es la distribución original y la más fuerte, añadiéndole luego la nota folclórica local que les apetezca?
    Pero debo decir, para empezar, que de las estadísticas mostradas me fío más bien nada. En el caso de Massimo hay muchísimas otras personas y me cuesta creer que los datos de ordenadores instalados o distribuidos por la administración figuren dentro de esa estadística. Solo hay que trabajar con Ubuntu durante un tiempo para darse cuenta de la ingente comunidad de usuarios que hay en el mundo y de la calidad y cantidad de foros y documentación que existe para ayudar al neófito. Ni el problema más peliagudo que haya podido tener con Ubuntu en estos cuatro años de uso ha quedado nunca sin solución recurriendo a esa comunidad con paciencia y perseverancia. Y seguro que el 80% de ellos compraron un PC con la licencia windows incluida pero luego se pasaron a Ubuntu, o sea, que figurarán estadísticamente como usuarios de windows.
    Pero tampoco vamos a ser ingenuos y pretender que la lucha sea en plano de igualdad. Aunque Linux-Ubuntu no ha parado de mejorar (y solo hay que ver lo que tarda en arrancar un PC con Ubuntu 10.04 instalado en una partición ext4)cuando los fabricantes de hardware diseñan un producto ya están pensando en el controlador para windows. El nivel de control y dependencia que Microsoft ha establecido con la industria de periféricos es total y responder a eso con un producto basado en la colaboración y el trabajo voluntario es una lucha de hormigas contra elefantes.
    En cualquier caso, creo que el tema hay que enfocarlo desde un punto de vista diferente. Windows seguirá reinando en los PCs de sobremesa y Linux en los del cole porque no puede ser de otra forma, una administración pública no tiene alternativa hoy en día al software libre que no sea el despilfarro y la esclavitud en forma de licencias de software.
    Pero los PCs de sobremesa tienen sus días contados. Dentro de 5 o 6 años nos reiremos de las torres que usábamos y de esos «portátiles» de 3kg. Cuando el adsl vaya a 50Mb (como ya ofrece un ISP español)y Gmail te de 50Gb de almacenamiento por cuenta ¿quién va a necesitar instalar programas y almacenar miles de mp3 o fotos en un disco duro? Las aplicaciones y datos de uso diario estarán en la red y usaremos Pads o smartphones ligeros para trabajar. Adivina que sistema operativo es el que mejor se está posicionando para dichos dispositivos, te daré una pista: está basado en Linux y tiene carita de robot 😉

    1. Javier, ¿por qué estás esperando a que Gmail te de 50 GB? ¿No te bastan los terabytes que desde hace años ofrece gratuitamente Yahoo!?
      Por cierto, he tenido experiencias malísimas con Linux en la Facultad. Creo que para un usuario medio es preferible pagar más y tener Windows, merece la pena por bastantes razones.

  3. Yo no soy adolescente y no uso Linux por los juegos. ¿Instalar un emulador y un programa para que me corra otro programa? Surrealista. Cuando pueda encender y trabajar, sin entender de nada, me pasaré, como he hecho con los programas.

  4. Buenas noches, gracias a Dios logre encontrar una computadora sin la imposición del sistema operativo Window$, a la cual le instalé el sistema operativo Linux Mint el cual se quedará allí a no ser de que cambie por otro sabor de distribución pero nunca vuelvo a instalar Window$ si no es para tenerlo como un icono mas en mi escritorio libre como máquina virtual, como una utilidad y no como una imposición. Sin embargo hoy en día hago 150 veces mas rápido mi trabajo en Linux que en window$…

    Para muestra un boton: yo estudio redes e hice un reto con un familiar, corriendo GNS3 emulando 3 routers, junto a 2 maquinas virtuales y la maquina host…

    RESULTADOS:

    Windows con memoria RAM a 2.8 Gigas, dos procesadores al 80%.
    Linux con memoria RAM a 700 Megas (si estan viendo bien MEGAS), dos procesadores al 40%.

    Esto solo por dar un ejemplo, pero me parece que la manipulación de los medios de desinformación nunca van a contar la verdad ya que ni sos propios datos son libres, y por ello tienen que ofrecer lo que el mercado exige, lo que el mercado ofrece para comprar, cualquier cosa con tal de agrandar mas los bolsillos de las multinacionales, sin pensar que pagar por algo que no puedes modificar como tuyo es una estafa.

  5. windows tiene que modificar el kerner del sistema operativo y emigrar a otra plataforma como unix o similar y poner precios menos abusivos para el usualio comun y dejar los cuelgues

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link