Gestionar la cuenta de Twitter de un centro educativo

Me han nombrado community manager de la cuenta de Twitter de mi centro educativo. Supongo que es debido a que no leen los artículos de mi blog o, no me siguen en la mencionada red social pero, sinceramente, me apetece gestionarla. Creo que Twitter, a día de hoy, es la red social más interesante para compartir determinadas cuestiones de los centros educativos con el resto de la comunidad. Reúne, en principio, dos elementos clave: inmediatez y sencillez. El whatsapp unidireccional que, al estar gestionado por el propio centro, impide la difusión de medias verdades, ejerce un sentimiento de pertenencia y permite, de forma muy sencilla, dar a conocer qué hacemos, qué vamos a hacer y qué dicen los demás de lo que estamos haciendo (léase noticias en los medios).

Fuente: Flickr CC

Ya sabéis que hasta hace bien poco he cuestionado la legalidad del uso de las redes sociales por parte de los centros educativos. Sí, es verdad… hay una situación poco clara acerca de su uso pero desde el momento que las Consejerías y el propio Ministerio de Educación tienen cuenta en la red, poco puede discutirse su uso. Menos aún el uso de imágenes en actividades (que, a algunos tanto les preocupa) ya que, como he dicho antes, tanto el MECD, las Consejerías, las asesorías e, incluso los responsables educativos con Twitter, no dudan en publicar en su perfil los cortes de cinta que realizan, las visitas a los centros y los apretones de manos con las organizaciones que gestionan determinado tipo de centros. Va, yendo más lejos, incluso la reina Leticia se hace fotos con niños el primer día de curso y se publican en los respectivos Twitter de los medios digitales. Así que olvidémonos de preocuparnos por algo que va más deprisa que la propia legislación. Coño, que incluso el INTEF hace cursos de community manager de los perfiles en las redes sociales de los centros educativos…

Una vez aclarado lo anterior me gustaría decir cómo creo que debería gestionarse ese tipo de cuentas (voy a hablar desde la perspectiva de cómo voy a gestionarla para que nadie pueda cuestionar que hablo igual que algunos que no usan/hacen acerca de lo que pontifican).

En primer lugar me gustaría destacar que se necesita tiempo, colaboración entre el profesorado para que difunda qué se hace en sus aulas y mucho, muchísimo trabajo en incorporar al entorno. No tiene ningún sentido aislar el centro del contexto y, es por ello que lo lógico es incorporar también los méritos de nuestros alumnos en facetas extraescolares. Si tenemos alumnos que compiten en natación, triatlón o son campeonas de baile, ¿por qué no tuitearlo? La comunidad educativa es mucho más que las cuatro paredes. Y, al ser el centro educativo parte de la comunidad educativa, se hace imprescindible relacionarla con el contexto. Nos debemos al mismo y, al final, ¿qué sería de un centro educativo sin sus alumnos, docentes, padres y personal de servicios? Nada. Bueno, tampoco sería nada sin poblaciones que nutrieran de alumnos al centro. Así pues toca reformular qué debe ser ese mecanismo de comunicación para ampliar su altavoz. Un altavoz que, como he dicho en más de una ocasión, no se trata de publicitar nada para captar clientes; sí decir qué está pasando en el centro, qué hacemos y estrechar los lazos entre toda la comunidad educativa que lo disfruta.

Excursiones, obras de teatro, actividades que se realizan para reivindicar determinadas cosas o en días señalados, anuncios de todo tipo (elecciones al Consejo Escolar, becas de libros, etc.), visitas de novelistas, actores y actrices, campañas de vacunación y un largo etcétera de cuestiones que afectan a la parte más «de centro». Actividades que realizan los profesionales (cursos de formación), libros que escriben, participación en determinados actos e, incluso, frases que se hayan pronunciado en el aula que puedan servir de estímulo a la comunidad. Eso sí, siempre el alumno debe ser el núcleo y todo este sistema de comunicación no tiene ningún sentido si se le obvia. No son sólo las calificaciones excelentes del centro (ya, mola mazo decir que somos uno de los mejores centros en cuanto al Selectivo). Es la vida que se da en el mismo. Es, en definitiva, una extensión más que permite a todo el mundo conocernos mejor.

Twitter no es sólo una herramienta fantástica para difundir. Es una herramienta fantástica para crear comunidad. Y ese debería ser su principal objetivo porque, sinceramente, que el Twitter de un centro educativo sea usado para otra cosa es algo que no tiene ningún sentido.

Si alguno buscaba algo que no ha encontrado en este post... lo siento. Creo que para cuestiones técnicas acerca del uso, hay cientos de tutoriales en la red mejores de los que pueda escribir yo.
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

2 Comments
  1. Aquí otro profe community manager de centre, totalmente de acuerdo en la linea a seguir, aúnque veo que las famílias se mueven más en facebook y los alumnos en Instagram, quedando así twitter para otros docentes y profesionales. ¿Os habeis planteado el uso de instagram o alguna herramienta que los enlace?
    Saludos.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link