Hacia una cultura tecnológica básica para el docente

Esta tarde mientras estaba descargando la última versión y repasando algunas cuestiones sobre eXeLearning, me he dado cuenta, de forma bastante más consciente que otras veces que trasteaba con diferentes herramientas, de lo extraña que resulta esta situación para un porcentaje mayoritario de los docentes que hay en las aulas de nuestro país. Hablar de objetos digitales de aprendizaje, encapsulados, scorm y otros términos para algunos que trasteamos habitualmente con las TIC es algo que no se escucha en las aulas de nuestro país. Cientos de cursos sobre nuevas tecnologías y, lamentablemente, ninguno de cultura tecnológica básica.

Si efectuamos un símil con otro tipo de cultura, ¿cuántos de nuestros compañeros desconocen los monumentos más conocidos de nuestro entorno? ¿Cuántos conocen a los últimos autores de las novelas más vendidas?, etc. Quizás haya excepciones, pero la mayoría de nuestros compañeros han oído hablar del hallazgo de un alter ego de la Gioconda, de la feria ARCO, de cocineros de renombre, de obras de teatro que se representan en diferentes teatros del mundo. Por tanto, ¿cómo es que no tienen una cultura tecnológica básica? ¿Cómo es que fuera de las palabras correo electrónico, internet, la Wikipedia, Google o Facebook no disponen de una cultura más amplia de conceptos TIC?

Además, curiosamente, los mismos docentes que desconocen muchos conceptos TIC, han realizado multitud de horas de formación en TIC. Pero, lamentablemente, ninguno ha hecho el curso esencial… el de cultura tecnológica básica. Es tanto o más importante conocer que algo existe, como la necesidad de su uso. Si no hay conocimiento, nadie va a sentir necesidad. ¿Por qué hacer un curso sobre Moodle donde no se explica lo qué es Moodle? ¿Por qué usar un Moodle si no sabemos para qué lo vamos a necesitar?

Por imitación muchos conceptos se pegan. Son muchos quienes quieren elaborar maravillosos materiales digitales. Que quieren hacer eso que han visto en la televisión cuando les han anunciado el nuevo modelo de iPad en el par de minutos que duró ese anuncio de Apple en los telediarios. A la mayoría les gustaría, pero no tienen ni idea de cómo se llama eso.

No son competencias a adquirir. Es cultura.

Hay un glosario básico a conocer. Hay un mínimo que todos deberían conocer. No es sólo el saber hacer, es el propio conocimiento de ese objeto, herramienta o servicio que les puede permitir hacer lo que el docente va a necesitar en el aula. No vale el decir “quiero algo que haga algo parecido a eso que algún día vi como alguien lo hacía en algún sitio”. El pobre docente que trastea con las nuevas tecnologías, en muchos casos dedicando muchas horas a la autoformación, se ve totalmente desbordado con esa gran frase cuando uno de sus compañeros le pide ayuda. Hagamos la vida fácil a quienes nos pueden ayudar. Incorporemos a nuestro léxico la cultura básica a nivel tecnológico que todo docente debe conocer.

Lo de la capacidad de hacer ya vendrá… con calma, y hablando con propiedad desde una cultura tecnológica básica suficiente. Por tanto, hagamos factible el realizar una formación inicial en cultura tecnológica para el docente que entra en las aulas de nuestro país.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

7 Comments
  1. Precisamente el otro día me comentaban que en la UB han eliminado las asignaturas sobre tecnología en las carreras de Magisterio por considerar que se trata de conocimientos/competencias transversales. ¿Resultado? Ahora saldrán con menos conocimientos puesto que los docentes que imparten el resto de asignaturas son poco más que inmigrantes digitales tecnófobos.

  2. Me llevé una grata sorpresa al comprobar que eXe Learning tiene nueva versión. El desarrollo estaba bastante parado y parecía que el proyecto había muerto hace un par de años.

  3. Als centres de formació no està organitzada la oferta formativa per nivells de competència. Caldria dissenyar un camí de formació amb uns mínims per nivell per orientar als usuaris. Molts s’inscriuen en cursos sense dominar alguns conceptes bàsics necessaris. I altres, com jo, també necessitem revisar alguns mínims que mai hem dominat.
    Artur Z.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link
0 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir