Harto de Congresos Escuela 2.0

Lamentándolo mucho, por si puedo a llegar ser cansino o aburrido, voy a volver a tocar un tema en el cual me he hecho eco muchas veces en el blog y, esta vez no va a ser para añadir más «dudas» al mismo si no para expresar directamente, sin ningún ápice de moderación, mi hartazgo hacia un despilfarro, validado por algunos cientos de docentes (que reconozco que tienen la libertad de hacer dicha validación con su asistencia) que no tiene ningún tipo de influencia en el día a día de las aulas de nuestro país (porque en este caso sí que se trata de un evento a nivel estatal, ya que para despilfarrar, pagar servicios y comerse unos canapés, mientras alguna autoridad se acerca a inaugurarlos o clausurarlos, se permite que lo organice cualquier Administración -autonómica o estatal-).

Pues bien, el «temita» del que hablo es de los maravillosos y ampliamente defendidos por los organizadores y sus asistentes (con sus matizaciones) Congresos Escuela 2.0.

Como parece ser que el Ministerio de Educación (aunque sea el ITE -con todas las especificidades y dependencias- quien lo organice) está preparando el III Congreso Escuela 2.0. No me lo podía llegar a creer, pero supongo que después del éxito (para los que fueron y para algunos que hicieron el agosto en las dos ocasiones previas) ha sido de recibo repetir un evento que «no aporta nada» (porque…que carallo… no ha aportado nada a ningún centro -y he ido preguntando por ahí-). Pues bien, esos rumores (que había ido recibiendo por correo electrónico por parte de algunos compañeros que conocen bien el tema de su organización y gestión), se han confirmado después de leer un artículo en el blog institucional del Proyecto Escuela 2.0 en Asturias, donde hacen eco de la próxima celebración del III Congreso Escuela 2.0 del 6 al 8 de octubre en Granada.

Estoy cansado, hastiado, cabreado, indignado,…, porque se celebre ese Congreso a espaldas de más del 99% del profesorado (que ni sabe de su celebración, ni le importa, porque en sus aulas tiene otros problemas más importantes que el márqueting que representa -sea por alabar las virtudes del plan Escuela 2.0 y por ende al Ministerio, o por algunos «proyectos» muy interesantes que se puedan presentar específicos y, que si uno tiene ganas de hacerlos en su aula puede irlos consultando por internet-), pagado con dinero público y, con la osadía de «alabar su imprescindibilidad». ¿Por qué no va a ser imprescindible ir dando vueltas por la geografía española -el primero en Madrid, el segundo en Zaragoza y, éste último en Granada- con los gastos pagados?

Hay CC.AA. que no participan, pero que también envían una representación… es que, por si alguien no lo ha entendido aún, va de «representar», de «tramoyismos», de «magia institucional»,…, es decir de humo enlatado y listo para ser gaseado en las almas de los asistentes o, de aquellos envidiosos por no ir y no estar en ese selecto grupo que las CC.AA. han enviado como «élite educativa» (o vanguardia tecnológica).

A estas alturas de la película, después de dos años de experiencia del proyecto sin gaseosa, cuando algunas CC.AA. (entre ellas Cataluña) han empezado a rectificar (no voy a opinar aquí sobre si ha sido totalmente correcto el cambio de rumbo) el fiasco que ha supuesto el plan tal como estaba planteado en un principio; con la dotación de esos miniportátiles y esas PDI que, en muchos casos se han quedado en el aula o precintadas (en el segundo caso), o han sido utilizados por imperativo social (ya sabemos qué pasaba cuando se hacía comprar un libro y los docentes no lo usábamos en el aula), vamos a volver a tener que oír y ver ese nuevo espectáculo de varietés. Por suerte, la mayoría del profesorado ni se va a enterar y no va a poderse cabrear por esta farsa, sobre algo que ellos no observan ningún día en el aula en la que dan clase (con conectividades y libros de texto digitales que no hace falta decir cómo son), pagada con dinero público.

Por tanto, escribo de nuevo sobre ello, no porque vaya a tener ningún tipo de importancia mi opinión, pero como mínimo para que se sepa que aún hay algunos que seguimos «luchando» (con los medios que tenemos a nuestra disposición) contra ciertas cuestiones que consideramos una vergüenza que se estén realizando, cuando los problemas que hay en el aula (y hay a cientos) son otros.

Sabéis que os digo… «Estoy harto e indignado».

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

8 Comments
  1. Pues sí. Los problemas son otros y algunos de ellos son graves y requieren de soluciones inmediatas. No se puede hablar de elevar la calidad de la enseñanza pública, de mejorar estadísticas en pruebas externas tipo PISA, de bachilleratos de excelencia y otras barbaridades que oigo casi a diario, sin antes inculcar ideas como pueden ser entre otras: el respeto, la ilusión por mejorar, la satisfacción por el trabajo bien hecho, la cultura del trabajo en equipo, la curiosidad por aprender algo nuevo…
    En fin, no quiero darte la lata Jordi, pero creo que si algunos vamos diciendo a quien quiera oirnos cuales son los problemas inmediatos que hay en las aulas ahora mismo, en algun momento alguien dirá que algo de razón tenemos los profes de la secundaria, ¿no crees?

    Por cierto, en Catalunya «acabamos» con el 1×1 como bien sabes, y «empezamos» con el 2.0… Yo por si acaso ya he comprado un chubasquero porque el chaparrón que nos va a caer va a ser de los buenos.

    Ah, una cosa más. Nadie «recorta» plantillas, pero yo debo cambiar de instituto este año pues no hay sitio donde ejercía como profe de mates para mi. Qué curioso ¿verdad? Los profes cada vez estamos en una situación más precaria, pero eso no importa, lo importante hoy en día es hacerse una foto en un congreso 2.0. 🙁

    Saludos cordiales

    1. Me genera «dudas razonables» que haya alguien que en algún momento diga que las cosas que muchos estamos planteando sean de recibo (ya que, lamentablemente, la Educación de este país está supeditada a algunos intereses que van más allá del poder de «cambio» que se pueda llevar a cabo desde los alumnos, docentes y/o familias).

      En mi caso, también me voy a encontrar con el nuevo EduCAT2.0 (un cambio de nombre del mismo invento con diferente gaseosa -en este caso PDIs-) y… ya veremos.

      Siento lo de la supresión de tu plaza, pero como todos los que trabajamos en docencia sabemos, somos simplemente un número más que cobra a final de mes (ya que no quieren, ni han querido entrar nunca, en las circunstancias personales de sus trabajadores…que son ante todo personas).

    2. Este evento es financiado con dinero privado, por si alguien tiene dudas al respecto.
      No entraré en temas políticos de si esto es para o por una causa, es una oportunidad de reunir a todos los implicados y debatir temas como los que exponeis.
      Un saludo

      1. Aunque la afirmación que se «financie totalmente con dinero privado» me genera mis dudas; resulta realmente curioso si «ese dinero privado» proviene de los grandes beneficiados del plan (multinacionales de determinados sectores y bancos -financieros de la compra de cacharros-).
        Me parece triste e incoherente validar (o intentar justificar) este tipo de eventos cuando los recortes educativos (en partidas esenciales) están a la orden del día.

  2. El plan Escuela 2.0 arrancó en 2009, recuerdese el anuncio del Sr. Zapatero en un debate del estado de la nación.
    ¿Hubieran aprobado este plan si se hubieran previsto las medidas de recorte que se aprobaron en mayo de 2010, entre las cuales estaba el recorte de sueldo a los funcionarios?
    En Aragón, comunidad que llevaba varios años con el programa de gratuidad de libros de texto, no hay dinero para que el curso que viene se renueven los libros de 3º de ESO.
    Con los miniportátiles implantados en muchos centros, la administración socialista está obligada a extenderlos al resto de centros, y el curso que viene empieza gobernando el PP.

    1. No se trata de un problema económico, ya que si miramos las partidas presupuestarias, se observa un incremento en las «destinadas a cacharrería» (42 millones de euros este año en Cataluña para flamantes PDI y carros llenitos de ordenadores). Se trata más bien, de un plan que, aunque esté siendo un auténtico desastre (y que en los sitios que funciona, lo hace por el voluntarismo de cientos de docentes que luchan contra todos los inconvenientes del mismo -problemas técnicos, conectividad, materiales didácticos nefastos, etc.-) sigue siendo alimentado por una cantidad ingente de dinero procedente de las arcas públicas.

      Muchos intereses, más allá de los puramente políticos y/o educativos.

  3. Pues sí, plenamente de acuerdo. Yo siempre he defendido la implantación de las TIC en mi centro, pero aunque soy muy voluntariosa me he encontrado con problemas casi a diario con la «tecnología» punta que tenemos. Es difícil luchar con los elementos, en este caso tecnológicos, cuando no sabes si podrás llevar a cabo lo que tenías pensado o tendrás que cambiarte al plan B. Y ya no digamos de si en el aula hay algún alumno que tiene necesidad de ayuda psiquiátrica y no debería estar ni en esa aula ni en ese centro.
    De pena: desmotivador, desmoralizador y para acabar, también, harta…

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link