Hay días en los que no me tengo que esforzar mucho

He de reconocer que, en ocasiones, hay personas que en las redes me dejan muy buenos momentos. Tengo algunos fans que, por suerte y sin ganas de abandonarme en breve, se dedican a hacerme soltar la carcajada. Lástima que no siempre pueda, como sucede a estas horas, echarme unas buenas risas porque tengo a todo el mundo durmiendo en casa. Eso sí, me gusta tener a estos personajes con el ojo fijo en mí porque así, hay días como hoy, en los que no me tengo que esforzar mucho para escribir un artículo.

En el día de ayer escribí un artículo titulado «El influencer no da clase al Yonatan y la Jessi» y, como siempre suele suceder, las reacciones de algunos han rozado el esperpento más absoluto. Y, como también sucede en el caso del «influencer» que usa vídeos de terceros para hacer negocio, voy a permitirme usar esos tuits tan hilarantes como leitmotiv de este post. Lo sé queridos fans: soy un homófobo, machista, prepotente y falto de cualquier tipo de escrúpulo. Es que no sé cómo habéis tardado tanto algunos «iluminados» en daros cuenta.

Os he dicho que iba a poneros algunos ejemplos de las reacciones al post de ayer. Así que no me explayo más y os pongo algunos de esos maravillosos tuits.

En primer lugar tenemos a Carlos, el personaje que se esconde tras una cuenta con bonito nombre y, cuyo único objetivo en la vida, además de buscar que le hagan casito, está el de criticar a todos los profesionales que se dedican a la docencia.

Fuente: https://twitter.com/fracasoescolar2

La verdad es que recomiendo pasarse por su cuenta de Twitter porque, sinceramente, es de esas cuentas que te dejan siempre con un buen sabor de boca. Lo que te ríes del pobre. Y sí, estoy siendo muy cruel.

También tenemos a nuestro profe Youtuber, sin ningún sonrojo en reconocerse Jesucristo (léase alguno de sus tuits de hace un tiempo) que, ni corto ni perezoso, se dedica a publicar los siguientes tuits en cascada.

Fuente: https://twitter.com/davidcpvm

Un primer tuit en el que me acusa de xenófobo por taxonomizar a los alumnos en función de su condición socioeconómica. Nada, ni ha entendido, ni se espera que entienda el artículo. Hay limitaciones que, por desgracia, no suplen ponerse delante de unos vídeos. Por cierto, todos los docentes recordamos su campaña contra los «docentes vagos y maleantes» que no se dejaban la piel en el aula. Qué bonito es hablar desde una pantalla o dando clase desde la Universidad que regala másters. ¿Estigmatizar? Pues la verdad es que, tal y como digo en el artículo, es un éxito cada vez que un alumno consigue salir con éxito de una situación sociofamiliar compleja. Es que todo se ha de explicar.

Fuente:https://twitter.com/davidcpvm

Ya tardaba el «influencer» en hacerse publicidad. Creo que ha entrado en el debate para hacer publicidad de su academia. Me extraña, eso sí, que no la haya hecho de su «nueva academia» en la que cuelga vídeos de terceros, sacados de Youtube (sí, son libres pero lo de pedir permiso estaría bien) y, ofrece servicios premium basados en ellos. El negoci és el negoci, como diríamos en mi tierra.

Fuente: https://twitter.com/davidcpvm

Y ya la guinda del pastel. Considerar que la condición socioeconómica de los alumnos es una arma arrojadiza contra alguien (bueno, lo es contra la administración que debería poner más recursos a su disposición y dejar de segregar a los alumnos en centros), que hay algo ideológico en mi post o, simplemente, que estoy arrojando algo contra los influencers. Supongo que ser considerado un influencer por algunos, que jamás ha dado clase en grupos complicados, tendrá algo que ver porque, al final, uno no puede dar ejemplo de algo que no ha probado. Éste es como esos curas que dan cursillos prematrimoniales sin haberse casado nunca. Es que, al final, nos conocemos todos y a algunos ya se les ha visto algo más que la patita.

Me ahorro los comentarios en Facebook (donde publico automáticamente los posts) de dos «amigas» de las redes en la que me acusan de machista, clasista y tener un tufillo a no sé qué pero, sinceramente, el body a estas horas de la mañana no me da para más.

Disfrutad de un buen día y, como dije ayer, solo que uno de esos «Yonatans o Jessis» consiga tener un futuro, ya vale la pena todo lo que estáis haciendo.

Un detalle: que en ocasiones diga que voy a regalar a alguno de esos queridos "fans" una foto mía en bañador dedicada, no significa que sea más o menos homófobo. Ofrezco el mismo regalo a hombres y mujeres ;)

 

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

No Comments Yet

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link