III Premios XarxaTIC a los Protagonistas de la Educación 2018

Después de ver la proliferación de premios educativos que se están dando en los últimos tiempos y, siguiendo la estela de las dos primeras ediciones, creo que a estas alturas del año conviene premiar a ciertas instituciones, docentes y prácticas educativas.

ShutterStock

Bueno, ya si eso aprovecho en primer lugar para premiar a los alumnos porque, por lo visto, todo el mundo se olvida de ellos. Especialmente me gustaría premiar a todos aquellos que me han padecido, sufrido o maldecido. También a aquellos con los que he reído, he llorado y, por qué no decirlo, a aquellos que pasados los años he visto que han conseguido las metas que se han propuesto. Claro que también hay alumnos que, una vez mayores, han tenido problemas e, incluso, algunos que ya no están. Por ello no me gustaría ceñirme a ningún caso concreto y hablar de que este premio va a los varios miles de alumnos que he tenido en clase a lo largo de mis años de profesión.

También, y ahora en clave muy personal, aprovecho para premiar a Óscar, Raúl y Salva por ser capaces de soportarme y participar en la organización de las I Jornadas Eduhorchata que realizamos en septiembre. Eso sin olvidar el premio para todos aquellos que fueron engañados para participar de ponentes o, simplemente, venir a hacernos una visita. Sin olvidar tampoco a aquellas personas de la administración educativa que sí que ayudaron a tirar el tema adelante. En los premios uno se queda solo con lo bueno y hubo mucho bueno antes, durante y sigue habiendo después.

No puedo menos tampoco que premiar a determinados compañeros que he tenido a lo largo del tiempo que llevo trabajando. La lista es muy larga y, salvo contados desencuentros, debo reconocer que he tenido muchísima suerte. Y ya si debo hablar de los compañeros que me han tocado este curso que estoy fuera del aula (bueno, ahora de recuperación en prisión domiciliaria), no puedo menos que premiarlos a todos. No solo son y han sido la mayoría excelentes profesionales, han sido y son bellísimas personas.

Ya sé que quizás no queda muy bien pero, me gustaría hacer un inciso para dar un accésit, a todos aquellos responsables de la administración educativa con los que he tenido contacto a lo largo de este año que ya queda poco por finiquitar. Sumo al mismo a aquellos responsables de determinadas empresas tecnológicas, editoriales y de otro tipo relacionadas con la educación que, aún sabiendo qué pienso acerca de ciertas cosas, han tenido cafés conmigo. Han sido muchos. Muchísimos. Y, la verdad, es que las conversaciones han sido muy fructíferas. Y no me refiero, para aquellos trolls que van a buscar dónde agarrarse, a nivel de beneficios personales.

La verdad es que ha sido un año muy positivo en el que, si tuviera presupuesto, me gustaría premiar a muchísima gente.  A aquellos compañeros de otros centros que comparten su visión educativa (estemos de acuerdo o no ), a los que debaten en las redes conmigo, a los que me llaman para preguntar qué tal estoy, a los que empiezan determinadas aventuras conmigo, a aquellos que, por desgracia, lo están pasando mal en sus centros educativos. En definitiva, a la mayoría de profesionales de la educación con independencia de la tipología de centro en el que trabajen y la etapa en la que estén impartiendo clase.

Quiero incluir en el pack de esta nueva entrega de premios a algunas personas que, para mí, han sido el motivo de muchas cosas. Un premio a ti Joana por existir, a Victoria por aguantarme, a Laura e Isabel por tolerarme y, en definitiva, a toda mi familia porque, sabéis qué, sin una familia como la que tengo, ni estaría escribiendo ni, posiblemente sería tan feliz como lo soy ahora.

Siento que no haya más premiados pero seguro que, en la próxima edición, pilláis cacho. O quizás no 😉

Aquí podéis ver los premiados en las dos primeras entregas del premio XarxaTIC a los Protagonistas de la Educación:

I Premios XarxaTIC a los Protagonistas de la Educación 2016

II Premios XarxaTIC a los Protagonistas de la Educación 2017

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

No Comments Yet

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link