Incoherencias

incoherencia_2014Hoy me apetece ser incoherente. No me apetece para nada hilvanar un redactado inteligible y que esté relacionado con ningún tema concreto. Me gusta empezar a escribir sin tener ni idea de cómo se va a desarrollar el producto ni, tan sólo, me apetece saber qué tipo de anomalías sintácticas voy a ser capaz de vomitar.

Un mala semana para algunos docentes catalanes. Lo he dicho bien… para «algunos». Se aprobó el martes el decreto de plantillas que permite al director seleccionar, de forma pseudotransparente (podríamos decir pseudoopaca -vaso medio lleno o medio vacío-) a parte de su personal. Que unos docentes que, mediante un proyecto (o sin él), estén ocupando un cargo en los centros sin ningún tipo de preparación extra más allá de un cursillo (los que lo tengan) puedan decidir a quién van a querer en sus centros es curioso. Más que curioso, resulta divertido saber que de un día a otro los directores ya son expertos en la gestión de recursos humanos. Qué bien que va la ciencia infusa. Cómo me gustaría a mí saber tocar el piano sin haberlo estudiado nunca y mediante un decreto que dijera que a partir de ahora voy a ser un experto pianista. Interesante.

Es una primera etapa. Bueno, no es la primera. Se lleva mucho tiempo queriendo privatizar la Educación. La reducción de líneas en los públicos y el aumento de conciertos (se pueden buscar fácilmente los datos en Google -ahora no me apetece poner el enlace porque es pronto y la legaña aún cuelga de mis ojos-), el aumento de ratios, las comisiones de escolarización opacas que hacen que la mayoría de alumnos inmigrantes acudan a la pública. Todo ello, como no, con la complicidad de algunos funcionarios de la pública. Sin ellos nunca podría haberse llegado a este extremo. Ahora ya no hay marcha atrás. Los funcionarios tenemos los días contados. Seguro que algunos se están frotando las manos y llenando sus copas de vino del caro o del barato (porque, lamentablemente, no sólo son los gerifaltes quienes se alegran).

Qué triste ver la nula reacción por gran parte de la sociedad. Discursos marcados por determinados tópicos que, al final, en lo único que repercuten es en ahondar en la miseria de muchos y conseguir que muchos otros caigan en ella. Qué triste que la gente no se acuerde de lo que estamos pagando por el agua y la luz una vez el servicio fue privatizado. Privatizado para conseguir que el consumidor pagara menos. Manda huevos, como diría alguno de esos a los que se les estrella un avión de vez en cuando.

O la gente no recuerda, o han venido los hombres de negro a borrar la memoria. No puedo entender que, con la subida de precios tan atroz que han experimentado los servicios privatizados una vez han dejado de ser públicos, alguien pueda alegrarse con la privatización de la Educación. O de la Sanidad. O de la Justicia. O de… pocos quedamos ya.

Como he dicho al principio no me porto bien hoy con el teclado. Puede ser que todo sean imaginaciones mías. Que la privatización sea la solución a todos los problemas. Que lo público deba desaparecer. Que lo vamos a notar con una bajada de impuestos. Que seguro que van a salir los chavales más preparados. Que estamos despilfarrando en unos servicios que se nos ofrecerán de forma más barata. Seguro que todo sucede así. Seguro que lo de las autopistas, bancos y un largo etcétera no se volverá a repetir. Seguro que soy un paranoico. Un amante de manipular los datos. Un, como dirían algunos, simple loco al que le gusta escribir.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

2 Comments

    Deja un comentario

    EDUENTERTAINMENT

    Cuando la Educación se convierte en espectáculo

    En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
    close-link