Introducir la Informática en la ESO

Estas primeras semanas de curso me encuentro con la necesidad de introducir la informática a chavales del primer curso de ESO. Un currículum flexible al tener un grupo dentro de una de las optativas de ese curso. Unas horas donde puedo dejar a volar la imaginación para hacer una introducción de algo, que siempre he considerado como necesario de implementar de forma totalmente transversal, dentro de un currículum global.

No entiendo la necesidad de seguir haciendo lo de siempre con la materia. No le veo sentido a seguir empeñándonos en dar como temario principal la maravillosa suite ofimática de turno (normalmente Microsoft Office, con algunos que derivan hacia alguna de sus opciones libres -OpenOffice o LibreOffice-). Tampoco entiendo que la Informática se plantee como algo de lo cual se puede prescindir en algunas materias. Como algo que sólo queda para el docente friki de turno, o que se usa enlatado en las otras materias para visualizar los maravillosos libros de texto de las editoriales digitales.

Este año creo que voy a intentar cambiar esa mentalidad con mis alumnos. Se trata de que ellos sepan usar los recursos que les ofrece la red (eso que llaman web 2.0). Se trata de potenciar a que ellos sean capaces de autoaprender. Que descubran que la Informática como materia no tiene ningún sentido más allá que incentivar a que se asuman habilidades digitales. Unas habilidades que, más allá de la herramienta, siempre les pueden servir en su día a día. Unas habilidades que se han de ir consolidando dentro de una práctica global.

Últimamente , creo que con acierto, algunos docentes (espero que cada vez sean más) están desplazando el modelo de transmisión comunicativa de conceptos y programas a un «saber el uso y control de lo que están haciendo». Un modelo conectivista que viene a desplazar la construcción de un aprendizaje plano basado en aprendizajes fácilmente olvidables. Un modelo que exige dotar de unas habilidades básicas (más allá de la asimilación de cuestiones básicas -muy básicas-). Un modelo que, aplicado a una materia tan etérea, de continua y necesaria actualización, hace que la enseñanza deba de ir más lejos que lo puramente relacionado con herramientas y conceptos varios.

Pero vayamos a centrar las ideas básicas de lo que pretendo con la materia. Unas ideas que me gustaría compartir con vosotros. Unas ideas que, no son nada más que unas líneas de trabajo flexibles y adaptables a cada docente que se encuentre con la necesidad de impartir currículums relacionados con la computación.

Dos ejes de trabajo: conocer lo obvio y pensar en lo que se puede llegar a conocer. Programas libres y programación. Dos necesidades fundamentales para la informática del siglo XXI. Dos líneas básicas que, en algunos países ya están siendo implementadas con éxito. Eso sí, sin olvidar las necesarias recomendaciones en cuanto al buen uso de la red y de los recursos que nos suministra. Algo esencial que conviene siempre recordar.

Enseñar programación es el gran tema pendiente en nuestras aulas. Algo que no se ha conseguido introducir en el currículum, de forma extensa, en ninguno de los cursos de nuestras etapas obligatorias. Algo que, quizás se debería empezar a introducir en etapas anteriores a las que estoy haciendo referencia. Enseñar a programar es algo que estructura el cerebro. Ayuda a pensar. Ayuda a adquirir habilidades esenciales. Ayuda a centrar esfuerzos y a visualizar posibles soluciones a situaciones habituales.

No pienso disertar más sobre los beneficios de la programación. Scratch, Alice o Arduino entre otros. Podemos enseñar a programar de una forma muy sencilla. Los chavales lo asumen rápido. O al menos así ha sido en todas las experiencias educativas que conozco (muy pocas en nuestro país).

Lo otro esencial es que se empiecen a mover con el software libre. Con un sistema operativo no habitual como puede ser alguna distribución Linux. Con un entorno de trabajo que, más allá de la inicial complicación a la hora de empezar a manejarse en él, puede aportarles muchos beneficios. Unos beneficios a medio plazo que vale la pena intentar conseguirlos. Unos beneficios, en parte económicos (ahora que estamos con la necesidad imperiosa del ahorro).

Se trata de una idea que estoy llevando a cabo con los chavales. De enseñar a aprender. De aprendizajes significativos más allá de herramientas y dispositivos tecnológicos. De cambiar un poco el modelo en unas horas sin que el currículum me esté soplando en la nuca.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

9 Comments
  1. Comparto tu filosofía. En cuanto a lo que comentas de que empiecen a trabajar con software libre, me parece fundamental ya que ayuda a aprender técnicas autodidácticas.

    1. No se trata sólo de cuestiones de formación autodidacta. Es más bien un sistema para que los alumnos vean que, fuera de los cauces en los que bregan habitualmente, empieza a despuntar un movimiento que permite que se compartan mucho programa que, en su versión de pago, supone un coste demasiado grande para ser desembolsado por ellos (incidiendo también en el tema de la piratería). Todo ello sin olvidar la facilidad que ha de suponer para ellos disponer de un mayor surtido de herramientas «libres» para solucionar las necesidades que se les puedan presentar en un futuro.

  2. Yo soy maestra pero estoy en un IES. Mis alumnos trabajan la informática desde el primer día de clase.
    Para mí no hay asignatura de informática, hay uso de la informática.

    1. Comparto tu visión. La de hacer la informática como algo transversal a todas las materias. Lamentablemente, en muchos casos, la única forma en que puedan empezar a trabajar en un entorno informático, se halla en la existencia de una materia especifica para ello. Ojala algún día se haga innecesaria la misma por estar contenida la misma en el aprendizaje global del alumno.

  3. Hola,

    En 2002 y debido en gran parte a las crisis de las punto com, estuve dando clases de informática en un colegio de Loranca (en Fuenlabrada, provincia de Madrid), como asignatura extraescolar. Una manera de tener al menos unos ingresos mientras buscaba trabajo de lo que actualmente soy: programador (bueno, ahora ya y gracias a la experiencia de trabajo, analista funcional).

    Recuerdo que me llamó mucho la atención como los chavales de sexto de primaria manejaban a su antojo el word y el excell. Pero desconocían, después de 4 años estudiando informática (mal llamado, debería haber sido ofimática), conceptos básicos como que es un bit, un byte, un kilobyte, o cual es la diferencia entre un disco duro e internet (verídico).
    Creo que la asignatura que planteas debería también incluir estos aspéctos más técnicos. Tampoco hace falta enseñarles algebra de Boole , pero al menos los aspectos técnicos básicos para que sepan manejarse con lo que tienen en las manos. Mejor no te cuento la sorpresa que me llevé cuando eran incapaces de entender porque un fichero de 2 Megabytes no entraba en un disquete (de 3,5 pulgadas, de aquella).

    También me parece intersante la proposición de enseñar a utilizar la red (web 2.0). Pero quizá no solo sea necesario enseñarles a buscar información. Enseñarles ya, desde esas edades, lo que es la ingeniería social y como puede perjudicarles (por ejemplo en los casos de chicas chantajeadas para obtener fotos de dudosa moralidad) o enseñarles (dentro de las posibilidades) técnicas de hacking. Si, he dicho de hacking. Se aprende mejor a como defenderse sabiendo como te atacan y, por lo tanto, aprendes antes a hacer una navegación más segura.

    Bueno, todo esto son solo ideas. Pero me parece un proyecto interesante, con muchas posibilidades.

    Recibe un cordial saludo.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link