Irene Rigau vuelve a las aulas

La exconsellera de Ensenyament vuelve al cole. Así se titulaba ayer el artículo que me hicieron llegar por las redes sociales preguntándome, de forma irónica, qué haría si me la encontrara en mi centro educativo. Pues bien, conviene matizar varias cuestiones que, por desgracia, hacen que dicha decisión, aparte de ser una mala idea, pervierta completamente el sentido de la profesión docente. Sí, no es de recibo que Irene Rigau vuelva a las aulas una vez jubilada, como maestra voluntaria. Habéis leído bien. En Cataluña existe la figura del maestro voluntario que, una vez jubilado, vuelve a las aulas para impartir clases de apoyo o refuerzo.

Fuente: http://www.diaridegirona.cat
Fuente: http://www.diaridegirona.cat

Sinceramente ya me mosquea que una persona que ha destrozado la educación pública catalana se atreva a volver al aula. Me mosquea que alguien en cuyo currículum aparecen diez míseros años dando clase en EGB y que, posteriormente, ya llegó a la inspección educativa (sí, tendríamos mucho que hablar de cómo es posible que, con sólo diez años en activo en EGB, se pueda acceder a un cuerpo como el de inspectores) donde, por decisión personal, decidió dejar de impartir docencia directa en las aulas, me venga casi cuarenta años después queriendo «poner en práctica algunas de las líneas pedagógicas que defiende». Y, aún más, que con su trabajo no remunerado pervierta un trabajo para convertirlo en voluntarismo.

Manda cojones que habiendo gente sobradamente preparada, tenga que ir un jubilado a dar lecciones sobre cómo impartir las clases. Más aún cuando dicho jubilado hace décadas que no pisa el aula y que, su última relación directa con los alumnos, fue cuando aún vivía Franco. Y de eso ya hace unos cuantos años.

No, no me gusta la figura del docente jubilado que va al aula para hacer apoyos. No me parece bien que, un trabajo que debería remunerarse, se convierta en un altruismo mal entendido. ¿Alguien se imagina que a un cartero le ayuda a gestionar el correo un compañero jubilado? ¿Alguien ve lógica en la situación anterior? ¿Hasta qué punto desprecia un trabajo alguien que va a trabajar gratuitamente en trabajos que deberían ser ocupados por jóvenes sobradamente preparados que, por desgracia y por actuaciones similares, se ven obligados a esperar cada vez más su primer trabajo? Lo siento, me parece auténticamente repulsiva la decisión tomada por la exconsellera. Más aún que se permita por parte de la dirección de los dos centros elegidos por ella suplantar a ese personal tan necesario por tener entre sus paredes a esta señora.

Ya veis que no entro en sus decisiones políticas y sí en lo que representa su vuelta a las aulas. Una vuelta a las aulas que valida un modelo laboral basado en el trabajo precario -e, incluso, gratuito-. Cómo podemos defender el trabajo cuando vemos este tipo de actuaciones. Yo, sinceramente, no comulgo ni un pelo con esta decisión que, seguramente, algunos avalarán. Qué triste.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

21 Comments
  1. Pero hombre!!, si en muchas ocasiones atacas a los gurús del oficio que no conocen la realidad de las aulas… Y además va a aplicar sus recetas mágicas… Deja que dé clase a ver qué pasa!! Lo que hay que hacer es seguir el tema, a ver cuánto tiempo dura.

    1. No, lo siento. No me parece justo que un jubilado (sea Rigau o cualquier otro) vaya a las aulas para hacer de profesor de apoyo o dar clases de refuerzo de forma voluntaria. Si dichas clases son necesarias por qué no se contrata personal para ello y, en caso de no serlo, qué sentido tiene hacerlas. Es algo mucho más serio que la cuestión personal que aumenta de gravedad al ser efectuada dicha acción por alguien como una exconsellera d’Ensenyament.

      Nada que ver con mi opinión acerca de los gurús del oficio porque, en este caso, la cuestión es mucho más profunda que lo anterior. No quiero ese tipo de acciones «altruistas» que, a la postre, lo único que hacen es desprestigiar el trabajo docente y pervertir el sentido de la propia esencia de la solidaridad y el altruismo.

      Un saludo y gracias por pasarte por aquí.

  2. Doncs no comparteixo la teva opinió. A la nostra escola els mestres jubilats ens ajuden i molt! Ens acompanyen en les sortides, fan reforços de lectura i, amb el seu suport, portem a terme el projecte Lecxit. No es pot generalitzar, Jordi!

    1. Em sembla molt trist que puguis defensar l’existència de jubilats que realitzen tasques que, o bé no són necessàries -cosa que dubto-, o bé s’hauria de contractar algun d’aquells docents que estan en la borsa que, malauradament, no tenen possibilitats de treballar per qüestions com aquesta. No puc entendre la justificació. Em sembla molt greu que hi hagi persones capaces de fer-ho. Més greu en una situació socioeconòmica com l’actual on, sembla que hi ha diners per a tot, menys per a invertir en educació. I el treball sempre s’ha de pagar perquè, si això no és així, estem pervertint completament uns drets que han costat molt de temps i molta sang en aconseguir.

      Sento el to de la resposta però, aquesta situació, és molt i molt perversa per les seves implicacions.

      1. Molt d´acord o juguem tots o tirem la pilota. Què és això de jubilació a la carta. Resulta prendre´s
        l´Ensenyament com quelcom sense importància. Si tenen ganes de treballar que no es jubilin. Si en tenen que vagin a altres llocs a prestar serveis. hi ha moltes xarxes de voluntariat. no a desprestigiar un treball seriós i cada cop més complicat i menys valorat. Per a mostra: això, poden entrar a les Aules persones no vinculades legalment al Centre ni als Serveis Educatius. Quina manca de respecte

  3. Seguramente la solución seria remunerar el trabajo de los jubilados, realizando el correspondiente descuento en la pensión. Un poco absurdo, ya que el balance económico seria el mismo, pero seguramente mas comprensible para la gente. En realidad seria aplicar la jubilacion parcial, posible en otros trabajos pero no en este.

    1. Más allá de la necesidad imperiosa de algunos de no dejar las aulas (si quieren jugar que jueguen con todas las cartas y que alarguen la jubilación hasta la morgue) por qué no plantear un formato abierto donde se permita, como bien dices, establecer mecanismos para que esos, que por desgracia no encuentran suficientes aficiones para disfrutar de su jubilación, puedan perpetuarse en las aulas. Porque, lo de las jubilaciones a la carta o el voluntarismo mal entendido (sí, lo siento, hay altruismos contraproducentes) no lo veo muy correcto en una sociedad donde la única baza de un trabajador es su trabajo.

      Un saludo y gracias por comentar.

    1. No, no es impresentabilidad. Es un desprecio absoluto hacia cualquier profesión porque no creo que, alguien jubilado deba seguir usando su trabajo de forma altruista. Otra cuestión es realizar segundas actividades que pueden gustarte (estudiar una carrera, escribir un libro e, incluso, escribir sobre educación o dar charlas) pero, sinceramente, creo que las aulas no están para llenarse de «voluntarios». Y menos en una sociedad capitalista donde lo único que tiene el ser humano es la fuerza del trabajo para la mejora personal.

  4. En la actualidad, un enseñante de la enseñanza pública puede jubilarse desde los sesenta, acogiéndose a la jubilación voluntaria, hasta los setenta, solicitando prórrogas. En ambos casos, abandona la actividad laboral por completo. En ningún caso puede jubilarse parcialmente, como sí puede hacerse en la privada, debido al régimen de Clases Pasivas, en la actualidad a extinguir y repleto de serias desventajas junto a extraños privilegios. Creo que para muchos que amamos nuestra profesión, y que es seguramente la situación de esos jubilados que trabajan «gratis», como dices, esta sería una buena opción. Apoyos a lectura, biblioteca, salidas extraescolares, refuerzos puntuales en actividades como talleres, son tareas que no exigen un puesto de trabajo más pero sí que resultan útiles en un centro, y proporcionan una salida a docentes que no están para trabajar al cien por cien pero tampoco desean el retiro completo. Quizá, como he dicho en un comentario anterior, la extensión de la jubilación parcial en la enseñanza pública se visualizaría mejor si, al igual que en el régimen general de la Seguridad Social, continuaran cobrando una parte de su sueldo a cambio de una disminución de la pensión. Aunque tanto para el Estado como para ellos la diferencia sería irrelevante (en la actualidad la pensión casi equivale al sueldo), ya no podría argumentarse que estan trabajando gratis
    En mi caso no me molesta acudir a mi centro siempre que me lo solicitan para echar una mano, aunque es teóricamente ilegal (no vivo en Cataluña), igual que tampoco me molestaba echar más horas de las necesarias cuando trabajaba (actitud que posiblemente también impedía más puestos de trabajo). Este trabajo no es como repartir cartas.

    1. Compro completamente la figura que planteas pero, sabes bien que sin dicha figura, este tipo de «apoyos» se convierte en algo muy peligroso por lo que implica (y sí, tiene implicaciones no muy positivas) además de pervertir completamente el sentido del trabajo o profesión docente. ¿Jubilación parcial? Totalmente de acuerdo e, incluso, añadiría la posibilidad, bajo revisiones médicas y psicológicas, de poder alargar la jubilación hasta el infinito si alguien lo considera adecuado. Algo que poco tiene que ver con lo que se comenta en el artículo.

      Gracias de nuevo.

  5. No pots despreciar l’experiència. No es pot genaralitzar. Mal docent ets si no entens això. Després es pot parlar de casos concrets com aquest que no entro a valorar perquè no tinc elements de judici. Ah! I quan no arriba l’economia, quan no hi ha diners, em sembla molt pic intel·ligent malbaratar recursos ( experiència). Es poc…com t’ho diria…ecològic.

  6. Totalment d’acord amb tu jordi!comparteixo i afegeixo…la ex consellera ha fet molt de mal a l’educació i ha tancat moltes escoles, la meva està entre aquestes. Que una persona aixi estigui a prop d’un centre educatiu em fa fins i tot por. Jo no portaria mai a la meva filla si ella hi ronda per allà…

  7. S’ha de donar feina a la gent jove!!! Els jubilats que desansin que s`ho tenen ben merescut.Res de voluntariats!! A descansar toca i disfrutar de la vida , ells que poden… que aprofitin.

  8. Completamente de acuerdo. Si quiere realizarse como maestra, tuvo tiempo antes. Ahora, si de verdad, quiere hacer un voluntariado social, que aporte su conocimiento en mil servicios que son absolutamente gratuitos y en los que, para ganar mérito, non quita el salario a nadie: puede escribir un libro, o hacer calceta para su parroquia.

  9. A mi em parexeria bé que els docents retirats, que puguin aportar experiéncia ho fesin, pero una inspectora, que son els més perversos de tot el sistema. ¿Quina experiencia pot aportar, una persona que ha mirat el toros des de la barrera i ha fugit de la plaça corrensos?.

    No podem barrejar-los. Un cas es el del docente que ha tingut una carrera fructuosa dins les aules i l’altre una persona que ha fugit de primera linia per manejar el cotarro des del despatx.

    Salutacions.
    Vicente.

  10. Como jubilado que soy, me puedo quedar mi conocimiento, lo puedo compartir o hacer con él lo que me plazca. La transmisión del conocimiento no es cosa sencilla, ni trivial. Prescindir de lo que un jubilado puede tener nos puede conducir a donde vamos: puro economicismo!, sólo importa el dinero y el trabajo. Hagamos más centrales nucleares porque así crearemos más puesto de trabajo, más minas de carbón porque generan trabajo!.
    Seamos serios por favor.
    Nos lo vamos a creer todo o el perogrullo y el libro de petete serán libros de texto!!

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link