La Bestia sigue rodando

La Bestia es un ferrocarril que permite a muchos migrantes de países del sur acceder a Estados Unidos. Su último rayo de esperanza para huir de las condiciones que, por desgracia, están padeciendo en sus países de origen. Un tren que avanza, de forma lenta pero inexorable, hacia el destino tan deseado.

Fuente: ShutterStock

Pues bien, la administración educativa es ese tren que, nadie sabe el porqué, sigue rodando, con una maquinaria perfecta, a pesar de los intentos de unos y otros en cargársela. Nadie sabe cómo pero, por motivos ignotos, la educación sigue dando servicio (en nuestro país y en otros) a pesar de estar gestionada por unos u otros, descoordinada hasta la saciedad y, en definitiva, en manos de seres totalmente autónomos a los que, en algunos casos, interesa entre poco y nada. Y aún así van girando las ruedas hasta llegar a algo. Se mueve, no se sabe si por inercia o porque la propia maquinaria del tren ya conoce su camino.

Hay centros educativos gobernados de pena por sus equipos directivos que, aún así, consiguen sacar a sus alumnos adelante. Hay nóminas que se pagan (ya, con más o menos retraso pero se acaban cobrando). Hay becas que se entregan. Hay aulas con sus mesas, sillas y libros. Hay equipamiento informático y, a veces, conectividad a internet. Padres que saben que sus hijos tienen un espacio. Puertas que cada día se abren y se cierran. Todo un entramado de situaciones que, cuando te lo planteas fríamente, ni sabes cómo es que funciona. Quizás allá alguien allá arriba que tenga el control de todo y sepa darle al botón. A veces, es la única explicación que a uno se le ocurre.

Este año estoy en la administración y veo que las cosas salen. Veo que los docentes pueden evaluar a sus alumnos con la aplicación que poseen, participar en determinados procedimientos e, incluso, ocupar plazas por enfermedad del titular. Se saca formación, hay comunicación con el padrón y hacienda para las ayudas a las familias, se definen modelos y currículums de asignaturas. Todo eso de forma totalmente mecánica. O quizás no. O quizás sea solo producto del azar que salga todo bien y a su hora. Son cientos de miles de docentes, millones de alumnos y padres, educadores, conserjes, personal de apoyo, empresas de comedor, de limpieza, etc. los que acaban funcionando. No voy a entrar si mejor o peor, pero se funciona.

Creo que «La Bestia» (o sea la educación en su conjunto) es una máquina perfectamente engrasada que sabe realizar de forma autónoma su función. Me da la sensación que hay aceite para rato y, recambios más que suficientes en el taller para que no deje de circular nunca. Quizás sea un simple milagro. Quizás sea la suma de muchas pequeñas acciones que, de forma inconsciente, todo el mundo acabamos realizando pero, al final, la locomotora sigue llevando a sus pasajeros a su destino. No digo si es el mejor posible, pero es un destino deseado por muchos. Y ahí los seguirá llevando haya quien haya en los centros educativos, gobierne el que gobierne o, se tomen las decisiones que se tomen. Sabiendo eso, al final, lo único que nos queda por preguntar es, ¿vale la pena mejorar la comodidad del pasaje y facilitarle las cosas? Ahí está la clave de la mejora educativa. Porque, lo de cambiar un tren que funciona, por algo que se ha diseñado en su mayor parte por personas ajenas al funcionamiento del mismo, es demasiado riesgo.

No sé si se me entiende pero, en ocasiones, una charla de unos pocos minutos me da para pensar en muchas cosas.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

No Comments Yet

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link