La compatibilidad de los formatos. Un problema en nuestras aulas

Después de un tuit que he recibido hoy, donde se hablaba de los problemas de compatibilidad que podían surgir con el uso de la nueva herramienta para crear libros digitales que ha publicado y distribuido de forma libre Apple, me encuentro con la necesidad de recuperar diversos retazos de un artículo que tenía a medio publicar sobre la compatibilidad de los formatos y, el problema que representaban los diferentes formatos para ser usados en nuestras aulas.

Pues bien, la mayoría de formatos que usamos para dar forma a nuestros materiales de apoyo educativos se basan en diferentes estándares que, lamentablemente, no son intercompatibles. ¿Qué significa ello? Pues que en muchos casos, al llegar a nuestros centros educativos, donde nos encontramos un determinado hardware dotado con unos programas específicos (normalmente bajo Windows o diversas distribuciones Linux), nos vemos en la necesidad de realizar una adaptación de nuestros materiales «caseros». Ese trabajo de readaptación para los nuevos formatos, acostumbra a ser bastante más tedioso y complicado que la propia reelaboración de los mismos bajo nuevos estándares (o lo que es lo mismo, nuevos programas para su generación).

¿Qué pasa con un usuario habitual de Mac? Pues, simplemente, que se ve obligado a disponer de programas inespecíficos, diseñados para otras plataformas, con los que realizar sus materiales. No hay posibilidad de usar Keynote ni Pages para la creación de presentaciones y documentos ya que, a pesar de realizar la exportación de los mismos a formatos habituales en los centros educativos (ppt, doc, odt, etc.) nos podemos encontrar que el propio material se haya descuadrado (eso siempre que no haya perdido la configuración por usar algún tipo de letra no reconocido en los programas de destino de la propia exportación).

¿Qué pasa con un usuario habitual de Windows? En principio, no habrían de existir demasiados problemas en trasladar sus materiales a los centros educativos, ya que la mayoría de ellos disponen, en casi todos sus equipos, versiones de los mismos. Eso sí, la dificultad que se nos podría presentar sería la de haber realizado el material con versiones más actualizadas de los programas que disponemos en los centros educativos, con lo que la correcta visualización de los mismos se haría cuasi imposible. Por tanto, usar el sistema operativo mayoritario en los centros educativos y, creernos que la utilización de programas compatibles con el mismo pueden ser de traslado inmediato al aula también es un grave error. Y eso, sin contar con la imposibilidad de encontrarnos en la mayoría de centros educativos con Photoshop, Autocad o algunos programas específicos que dispongamos en nuestros domicilios.

Y, finalmente, ¿qué pasa con el usuario, cada vez más habitual (aunque en pequeño porcentaje sobre el global de docentes) que usa alguna distribución Linux? En primer lugar, la exportación de los documentos en formatos abiertos no ha de presentar ningún problema si se dispone del programa, de distribución libre, basado en dicho sistema operativo. Por tanto, parece que el uso de una distribución Linux sea la solución a todos los problemas. Pero, el gran problema que puede existir es la no existencia del programa utilizado en el ordenador que queramos usar (normalmente el conectado al proyector y, en los centros más chic, también a la pizarra digital) y la necesidad de bajárnoslo del repositorio. Y eso, la gente que simplemente somos docentes y no ejercemos ningún cargo de coordinación informática en los centros educativos lo tenemos realmente difícil, ya que en muchos casos y por motivos obvios, el ordenador que se halla conectado a dichos periféricos no permite la instalación de nuevos programas bajo la cuenta del profesor (que no acostumbra a ser la misma que la del administrador). Pero, en caso de que ello sea así, siempre estaremos dependiendo de la necesidad de descargar nuevos programas en el disco duro para ejecutar los nuevos materiales educativos que diseñemos con aplicaciones nuevas. Y eos que del tema drivers para Linux de esas maravillosas PDI prefiero no hablar.

Por tanto, ¿cuál es la solución? Usar servicios online, totalmente compatibles entre cualquier equipo conectado a internet y, en su mayor parte (siempre hay excepciones, aunque las menos) compatibles con cualquier sistema operativo. Usar Google Docs para documentos y presentaciones, colgar en Moodle nuestras clases y tener disponibles los diferentes materiales colgados en diferentes servicios (Slideshare, Prezi, Scribd, etc.) nos permitirá poder trabajar con independencia del sistema operativo y de los programas que nos vayamos a encontrar en el aula. Eso sí, si no hay conexión a internet o la misma no es capaz de proceder a abrir correctamente esos archivos que tenemos «en la nube»… no tengo solución para ello.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

12 Comments
  1. Sólo una pequeña corrección, donde dice «libre» en «la nueva herramienta para crear libros digitales que ha publicado y distribuido de forma libre Apple» debería decir «gratis». «Apple libre» es un oxímoron.

  2. Hay otra alternativa… siempre la hay.

    Desconectar el PC del proyector y conectar nuestro equipo portátil (ipad, netbook (linux-windows),mcbook pro, …) con todo el material que nos haga falta.

    Saludos.

  3. Siempre andamos recibiendo por twitter mensajes de esos del «top 10 de herramientas educativas», pero nunca veo en la lista aplicaciones de gestión documental (por ejemplo: Alfresco o Knowledge Tree). Éstas tienen la ventaja de que no necesitamos tener instalados en nuestros PCs clientes ningún software (Adobe Reader, MS Office, OpenOffice, etc.) ya que los visualizamos a través de un navegador web.
    No sólo eso (por si fuera ya poca ventaja), sino que además estas herramientas nos ofrecen facilidades para la clasificación de los documentos (etiquetas, categorías, carpetas en el servidor, etc.), así como control de versiones, algo imprescindible cuando lso documentos se editan de forma colaborativa por un grupo de usuarios.

    Voy a escribir un artículo sobre este tema, ya te lo pasaré por twitter o te dejo aquí el enlace.

  4. Alguien me puede explicar porque al insertar la presentacion de power point a la pagina de prezi esta no me respeta la alineacion del texto el texto sale en letras muy pequeñas y fuera del marco contenedor porfavor necesito ayuda gracias.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link