La educación al norte de los Pirineos, ¿un modelo a imitar?

Me causa desazón ver como algunos repiten, de forma continua y aderezado el discurso por medias verdades, la necesidad de parecernos, a nivel educativo, a otros países allende de las montañas. Creo que, en esa necesidad perentoria que remarcan algunos hay mucho de ilusión, desconocimiento o, quizás, compra del típico mantra de que en todas partes menos aquí se hacen las cosas maravillosamente bien. Que Finlandia, Estonia, Suecia e, incluso, el modelo alemán de FP dual, son vistos como algo excelente por parte de la administración educativa y parte de la sociedad -incluyendo algunos docentes- no es decir nada alejado de la realidad. El problema es que la realidad se empeña en ser tozuda y, lamentablemente, un ciudadano del sur de los Pirineos tiene características diferenciales de entender las cosas respecto a sus vecinos del norte. Si incluso entre los territorios del sur de los Pirineos hay tantos modelos educativos, muchos de los cuales funcionan bastante bien, como contextos existan. Y eso de mirar con concepto de inferioridad hacia lugares donde, tanto la expectativa de vida como la calidad de la misma, no son mejores que las de aquí, chirría un poco. Sí, en nuestro «sur» se vive muy bien en referencia a otros países. Hay más posibilidades para que nuestros alumnos consigan romper la brecha socioeconómica (no lo digo yo, lo dicen todos los informes y eso que, cada vez, hay más tendencia hacia la privatización que la incrementa) y, por qué no decirlo, una gran cantidad de empresas y servicios pioneros que permiten que seamos uno de los países con más transplantes, mejor atención sanitaria (tampoco lo digo yo y se pueden encontrar los datos de forma muy fácil) y más punteros en algunas tecnologías. No, no somos Silicon Valley pero es que Silicon Valley tampoco es la representación del global de Estados Unidos.

Fuente: https://turismoabaurrea.blogspot.com.es

Es curioso ver como nos infravaloramos como sociedad. Una sociedad con muchas cosas a mejorar, con necesidades diferentes de la del resto de sociedades y, por qué no decirlo, con una manera de funcionar a nivel educativo propia. ¿Mejorable? Claro que sí, y mucho. El problema es que dicha mejora no puede venir marcada por lo que hacen más allá de nuestras fronteras y asumir, de forma global, que un sistema educativo es mejor que el nuestro porque, en primer lugar es un sistema educativo que puede funcionar -o no- bien a los habitantes de esos territorios sin olvidar que, quizás, estemos sólo recibiendo información muy mediatizada y sesgada acerca de su éxito. Yo hace tiempo que dejé de intentar parecerme a un finlandés. Sinceramente, ni me interesa y, si lo hubiera querido me hubiera ido ahí a nacionalizarme.

A ver si nos entra de una vez en la cabeza que nuestra mejora educativa no pasa por copiar y pegar modelos de terceros. Que la educación no es la Wikipedia ni sirve, simplemente, para colarle un trabajo a ese profesor que se empeña en mandar trabajos que pueden fusilarse directamene de ella. No, mejorar significa saber qué tenemos y qué podemos tener porque, la verdad es que a mí me importa bien poco ser alemán. Lo que quiero es tener la sociedad más justa posible, con los mejores servicios públicos y una buena gestión de los mismos. Algo que no nos van a arreglar desde Bruselas, Londres o París por lo que, a ver si nos dejamos de tonterías, y nos ponemos a hablar de cómo mejorar lo de aquí.

Por cierto y con todo el cariño del mundo hacia quien empieza sus ponencias o discursos educativos con Finlandia… que nos haga un favor y se largue a ese país porque, por lo visto, faltan finlandeses y sobran personajes cuya máxima es vender esas colonias de imitación que nos encontramos en los bazares chinos. Eso sí, que envíe dentro de unos años sus experiencias de forma objetiva o que se haga un blog para contar su experiencia «no edulcorada» porque, quizás, entonces entendamos muchas cosas. Y la primera es que esto no es Finlandia.

¿Es necesario saber qué experiencias educativas se están realizando más allá de los Pirineos? Claro que sí, pero sin considerarlo dogma como hacen algunos 🙂
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

8 Comments
    1. Los estudios de la UPV/EITB son muy interesantes pero, ya sabes que, a pesar de gustarme lo que dicen porque se amolda a lo que creo u observo diariamente, lo de las verdades absolutas o la claridad total en educación no existe 🙂

      Uno de vuelta.

    1. Me preocupa de este tipo de previsiones el ser realizadas a X años vista (en este caso hablan de las previsiones en 2030). Creo que en un contexto tan cambiante como el educativo las organizaciones de futurólogos sobran. Eso sí, a pesar de mis reticencias acerca de PISA, reconozco que hay algunas pautas que pueden ser de interés para entender por dónde van a ir los tiros. Y no, no estoy refiriéndome a la manera de evaluar.

      Uno de vuelta y gracias por el enlace.

  1. Como parece que este tweet https://twitter.com/MsIdeasMnosCtas/status/851327903551942656 inspiró esta entrada, querría aclarar que no conozco gran cosa del sistema finlandés. Me refería simplemente a los procedimientos de selección de profesorado. No digo que conozca el tema a fondo, pero sí algunos casos, y ninguno que me haya encontrado se parece a lo que tenemos aquí.
    Una muestra. En Francia, cualquier persona que quiera ejercer como docente (en centro público o privado) debe tener la formación necesaria y pasar un examen nacional, una especie de acreditación.
    http://www.devenirenseignant.gouv.fr/pid33962/les-espe-pour-former-les-futurs-enseignants.html
    No confundir con oposición: aprobar te deja en condiciones de que alguien te pueda contratar en algún sitio, nada más. ¿Y cómo los centros públicos eligen a sus docentes? No he llegado hasta ahí, de momento.

    1. Yo sí que he llegado hace tiempo al modelo francés y, por suerte, usan un sistema similar al nuestro. Pero el post no iba en el sentido exclusivo de selección del profesorado, iba acerca de la dificultad de generar modelos educativos por imitación por dificultades contextuales. Y ahí sí que no hay ninguna duda en plantearse que no todo puede importarse en bruto ni debe, de forma acrítica, hacerse dicha importanción por el simple hecho de los resultados obtenidos en unas pruebas gestionadas por una organización económica 🙂

      Muchas gracias por el tuit que sirvió de inspiración y por el comentario.

  2. No se puede explicar más claro. Bravo Jordi, mil gracias por tener tanta claridad pues parece que lo obvio pasa desapercibido a los ojos y al entendimiento de tantos expertos en este campo…. ja ja ja… ¿o es que no es de interés social ver lo que ya no se puede ocultar?

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link