La educación y Telecinco

Para mí educar es enseñar y formar. Es verdad que cuando empecé a trabajar pensaba que eso de la tutoría, de formar a nuestros alumnos,… era faena de los pedagogos, de los psicólogos, pero con el tiempo me he dado cuenta de la importancia que tiene el profesor como formador y cada día dedico más tiempo a ello. Realmente, que mis alumnos sepan derivar o integrar les servirá mucho en sus carreras (nunca en sus profesiones), pero es muy importante hacer de ellos personas preparadas para ese mundo que empiezan a descubrir.

Para mí es importante transmitirles los valores que, fuera de cualquier posición ideológica o religiosa, creo que son importantes como personas. Valores como: el orden, la limpieza, el respeto a las opiniones de los demás, la no discriminación de nadie por su raza, religión, aspecto físico, su sexualidad,… Lucho porque entiendan que no debe haber machismo, que nunca juzguen a nadie por las apariencias y que luchen por las cosas que les interesan desde el trabajo y con humildad, con la idea clara que todo aquello que se hace desde el esfuerzo da siempre sus frutos.

Para mí, educar, es preocuparse de los problemas que puedan tener mis alumnos, pues además de incidir en sus resultados académicos, los siento como parte de mi tarea formadora y por tanto de mi responsabilidad. Los alumnos necesitan que los que estamos a su cargo les pongamos atención, que les ayudemos. Un alumno que teniendo problemas es atendido por los profesores, por el psicólogo, o por un especialista exterior si hiciera falta, además del bien personal que le estamos aportando, conseguimos que sus resultados académicos sean mucho mejores (en muchas ocasiones supone un cambio radical en su trayectoria escolar) Dicho de paso, yo soy de los que piensa que en CADA instituto debería haber un asistente social.

¿Y qué pinta aquí Telecinco? Pues pinta, y mucho. Todo el esfuerzo que los profesores hacemos todos los días, diciendo que no chillen para hablar, que se traten con respeto, que no pongan los pies encima de las sillas, que no se insulten,… todas las charlas sobre educación sexual, toda el esfuerzo que hacemos día a día intentando transmitir valores desde el orden y la tolerancia, se vienen al traste con la programación diaria de Telecinco. De verdad les digo, que cuando enchufo la tele, me siento muy triste y decepcionado, porque pienso que todo lo que hago no tiene sentido. Cuando veo cómo se trata a las personas como mero intercambio sexual (MHyV), cómo se llega a la desintegración personal en todos los sentidos (Sálvame, Gran Hermano), cómo se reduce al hombre a los más básicos instintos animales (Adán y Eva) ¿Cómo les puedo decir a mis alumnos que no digan tacos si es el lenguaje habitual de la mayoría de los que salen en los debates, series, etc…?
¿Qué nos queda? ¿Poner a un delincuente y un león para ver quién gana?

Fuente: collage del autor
Fuente: Collage del autor

Y es que, mientras no entendamos de la gran importancia que tiene hoy en día la TV, estaremos perdiendo el tiempo. Todos nos pasamos el día hablando lo mal educada que está la sociedad, pero nadie pone coto a las programaciones televisivas. Porque antes nos educaban nuestros padres, sí, pero hoy éstos, sin darse cuenta (o sí), han delegado su función…… en la tele.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Javier Gallart

Soy profesor de Secundaria, de Matemáticas. Inquieto por naturaleza. Me gusta ser activo en mi profesión. Dialogante, que no discutidor. Disfruto con tertulias sobre educación y otros temas (leáse política, fútbol...). Soy corredor de montaña y me encanta la naturaleza. Alto y flaco (bueno, eso dicen).

16 Comments
  1. Y lo peor es que además se sabe que están muy bien pagados, mejor de lo que muchos llegarán (llegaremos) a ganar. Se premia la falta de valores. Un lastre en todos los sentidos. Muy bueno el post.

  2. Felicidades por el post. Comparto tus sentimientos tal como nos los describes. Has puesto negro sobre blanco lo que día a día defiendo en clase. Y esa defensa no podrá cesar nunca, porque la televisión se ha adueñado de sus hábitos y preferencias, creando «escuela», sin embargo yo añadiría youtube a la tv en tu artículo, hay mucha información en youtube y como poco, de dudosa veracidad en bastantes casos. Es imposible comprobar la veracidad o bondad sobre la gran cantidad de contenidos que circulan en youtube, y en él podemos encontrar contenidos poco recomendables como los programas de Telecinco que comentas.

    1. Gracias Vicente. Realmente no es sólo telecinco (aunque ésta va en cabeza muy destacada), estoy muy de acuerdo con que hay que añadir youtube, porque puedes encontrar en él cualquier cosa. Yo además añadiría a todas las televisiones y en general todo el munco multimedia de tan fácil acceso hoy en día.

  3. la realidad es tele 5 … la estratosfera la escuela …y la guerra está perdida … sólo nos queda .. sólo nos queda… espera que no me sale ahora …
    Como diría Cioran:
    «La sociedad no es una enfermedad, sino un desastre. Es un milagro estúpido que consigamos vivir en ella» …
    bibah TEle 5!!! por el … te la … decían los carnavalescos :

    «El nirvana estético del mundo: alcanzar lo supremo en medio de supremas apariencias. Ser nada y todo en la espuma de lo inmediato.»
    salúos y salú a todos los lectoras de este estupendísmo blogcito … y un 2016 leve … desde Zeviiya CalYFlato IndePendiente █▄【♥】▀▄▀ ▇☰ ☆✡EZLN۞✞ #laCunaDelPobreRío

  4. Estoy de acuerdo contigo, pero no tenemos otra opción: vamos contra corriente. Sabes que los jóvenes no tienen la culpa…, sus responsables seleccionan el canal inadecuado. Así nos va…

    1. Pues es verdad, los padres lo tienen muy difícil. Aunque es verdad que deberían hacer un esfuerzo mayor en controlar qué ven sus hijos.
      Para mí, la solución reside en un cambio radical de la concepción de lo que queremos que sean nuestras televisiones y qué papel deben jugar, teniendo en cuenta la gran influencia que ejercen sobre nuestros jóvenes (y mayores)
      Y ese cambio lo tienen que llevar a cabo, en primer lugar, los que nos gobiernan, y en segundo lugar, las productoras de televisión, poniendo por delante a las personas y no (sólo) pensando en ganar dinero a base de tener mucha audiencia.

  5. Totalmente de acuerdo contigo. Yo también soy docente y tengo las mismas inquietudes por la educación. Lo de telecinco, penoso, en mi casa está eliminado de la lista de canales, para que ni siquiera haciendo zaping te tropieces con la cantidad de impresentables. Enhorabuena por el post.

  6. Propongo crear un grupo que defienda espacios en los medios de comunicación con programas de calidad para los niños y los jóvenes. Desde luego lo de Telecinco es peor que volver a la época de las cavernas, pero no hay que ir tan lejos, en Canal sur, por ejemplo, a la hora punta de la tarde tenemos a presentador Juan Imedio buscándole novio/a a los viejecitos de Andalucía desde hace años. Srs de Canal sur… ¿por que no le buscan los novios a los viejecitos por la mañana, que para eso están jubilados y tienen todo el día libre, y dejan las tardes para poner programas de cultura o de entretenimiento pero de CALIDAD para los niños y la juventud, que se están formando y lo necesitan?. Luego dirán que los jóvenes «pasan» de todo… y yo digo, lo mismo que la sociedad pasa de ellos.

    1. Te apoyo totalmente en la creación del grupo. Además, yo sería partidario de redactar una carta firmada por todos los docentes y dirigida a los gobernanes y directores de las televisiones en la que les hciéramos llegar nuestra preocupación por los contenidos y programas de la tv, que hacen que nuestra tarea como educadores se vea tan y tan lastrada, que hacen que perdamos la ilusión por enseñar a nuestros jóvenes buenos hábitos y conductas, que hacen que abandonemos la idea de hacer de ellos personas con valores y dignas de la sociedad a la que pertenecen.
      Tanto que se les llena la boca con la defensa de la educación, que se oviden de palabras y discursos vacíos, y que empiezen a sentar una base sólida en nuestra sociedad que permita a profesores y a padres educar, formar y enseñar en un marco donde todos vayamos en el mismo barco, en la misma dirección,

  7. Nunca veo Telecinco y no quiero que mis hijos lo vean y me voy a hacer (casi) el abogado del diablo: no me molesta Telecinco! No me molesta porque no tengo ninguna obligación de encenderlo, no me deben nada y no les debo nada. Todos contentos. Me molesta más que la televisión pública ponga media hora de fútbol cada noche en el telediario en vez de poner programas educativos. Eso sí que me molesta.

  8. Qué linda nota de reflexión! Es una gran verdad para una triste realidad. Quienes fuimos padres responsables que hemos luchado incansablemente contra los programas «chatarra» de la TV, podemos decir que hoy, con los hijos transitando su mayoría de edad, «Ella» (la pantalla) nos ganó la batalla, y se llevó todo!!. «Ella» logró el uso de otro vocabulario, el hábito de otros modales, la desconsideración hacia el mundo circundante, la indiferencia hacia la naturaleza, logró imponerse con pensamientos «tilingos», logró una cultura que, en lugar de elevarse, sigue su franca decadencia…!

  9. La Tv, internet, el deporte, informativos manipulados y especialmente la publicidad, parecen sugerir una sociedad que se autocomplace en no pensar. Quizás seria interesante proponer una asignatura de análisis de los contenidos mass-media y así poder dar a los jóvenes las herramientas adecuadas para criticar sus contenidos, especialmente ante nuevos modos de comportamiento. En aras de una supuesta globalización tendemos a devaluar los valores y pilares de nuestra cultura. (Black Friday, Halloween, botellón, etc). En este aspecto Tele 5 es posiblemente el canal más bochornoso del país. Como decía un anuncio de antaño: «Busque, compare y si encuentra algo mejor, cómprelo». Buen artículo.

  10. ¡Hola Gente!
    Acá en Argentina pasa algo parecido: La mayoría de los programas son de entretenimiento barato basado en la burla y menosprecio del prójimo, tal cual lo describe el artículo. Son maneras de manipulación social para que el público no piense por sí mismo. Los docente tenemos el gran desafío de formar una actitud crítica en los estudiantes frente a este tipo de programación, enseñarles a pensar más allá de lo que muestran a prima facie para poder elegir programas de calidad.
    Vez pasada encontré este artículo que me pareció muy esclarecedor al respecto. Habla de HUMILLACIMIENTO, un fenómeno que se dá especialmente en los espectadores de este tipos de show y que se usa para referirse a la tendencia (de los espectadores) a sentir placer en la humillación, el sufrimiento y el dolor de otra persona.
    Lo comparto con Uds. ¡Saludos!
    http://periodismo-alternativo.com/2015/02/07/asi-atrapan-los-reality-tv-a-las-personas-y-las-vuelven-idiotas/

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link