La Escuela de los Reyes Godos

La verdad es que oyendo hablar a algunos uno se piensa que en nuestras aulas se sigue estudiando la lista de los Reyes Godos e, incluso, usando la vara de avellano para corregir conductas de los alumnos. En algunos casos tengo muy claro que es por desconocimiento de lo que sucede de puertas para adentro de nuestros centros educativos y, en otros, por simple cuestión de maldad y necesidad de manipulación mediática del asunto. No olvidemos que poner en un bloque «escuela tradicional» y en otro «escuela innovadora» ya es un simple argumento que usan algunos para defender sus tesis educativas. Tesis que, por desgracia, más allá de esa falsa contraposición, se desmontan al primer análisis un poco serio. Pero vende y, más de los que debieran, lo compran.

Fuente: http://ferrandantequera.blogspot.com.es
Fuente: http://ferrandantequera.blogspot.com.es

Debo reconocer que, ni tan sólo en mi época, se estudiaba ninguna lista de forma memorística. Esa retahíla de datos que obligaban a recitar en algunas escuelas (no todas porque, curiosamente, también hemos manipulado el asunto para creer que las tradiciones son un fiel reflejo de lo que sucedía) hace décadas que no existe. Quizás, seamos realistas, la memorización per se nunca ha sido el objetivo de la mayoría de aulas aunque, seamos claros, decir lo anterior no vende. No vende afirmar que en los centros educativos se innova desde hace cientos de años. Seamos sinceros, desde el propio origen del concepto de Escuela se está haciendo cosas diferentes y muy poco homogéneas en las aulas. Algunas con mejor y otras con peor éxito.

Lo tradicional resulta que se ha convertido en una lacra para demasiados. El problema es que no existe la tradición educativa, existen prácticas que adaptan los docentes para satisfacer las necesidades de sus alumnos. Las clases silenciosas y el discurso desde la tarima no lo viví yo cuando era estudiante más allá de casos excepcionales. Y lo del galletón a los morros de quien osaba cuestionar ciertas cosas o no hacía los deberes, tampoco lo he vivido. ¿Hasta cuándo me he de remontar para encontrar esa Escuela de la que hablan los que contraponen tradición a innovación? ¿Existe realmente una Escuela tradicional y una Escuela innovadora? ¿No estaremos abusando de ambos conceptos para vender uno u otro tipo de discurso?

Sinceramente me preocupa que haya personajes que vivan de contar falsos tópicos acerca de lo que sucede en nuestros centros educativos. Unos centros educativos que poco tienen que ver con la imagen en blanco y negro del profesor con la fusta que tanto se comparte en Facebook y se usa en muchos artículos. Algunos hemos caído, en un determinado período en lo anterior pero, sinceramente, una vez llegada la necesidad de replantearse muchas cosas, vemos que todo es más falso que el decorado de Juego de Tronos. Sí, es falso que exista una Escuela de los Reyes Godos por mucho que algunos la sigan usando como contraposición a sus discursos de medio pelo.

Y los chavales… sí, los chavales de ahora son iguales que los de antes. Con pocas ganas de aprender y con la mente puesta en otras cosas. Algo que no es culpa del móvil ni de Youtube. Algo que es, simplemente, el cambio de hábitos de consumo de determinados medios de entretenimiento. Por cierto, mi época fue la de la televisión y del Spectrum. Una época de la que, por cierto, no creo que hayamos salido tan mal. Como ahora… que tampoco creo que todos salgan tan mal.

Que a nadie se le pase por la cabeza que este artículo es una defensa del inmovilismo. Se trata simplemente de poner un poco de realidad a los debates basados en demasiadas falsas premisas e hipótesis de partida.
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

2 Comments
  1. Gracias por este post, Jordi. Yo tampoco he vivido esa escuela tradicional, ni conozco ningún compañero que trabaje en alguna. Si bien es cierto, que he caído en el error de compararlas en una ocasión. Últimamente estoy confuso y me pierdo en esta selva educativa sobresaturada de tantas y tantas pedagogías y metodologías “innovadoras”. Mucha pirotecnia para destacar cosas que se vienen haciendo desde siempre. Gracias por poner sentido común y por compartir tu visión. Un gran abrazo.

    1. Bienvenido al club Manu. Somos muchos los que, con ganas de cambiar las cosas, nos vemos inmersos en una selva educativa llena de luces que, por desgracia, ya deslumbran más que alumbran. Y, al final, debemos parar, analizar e intentar poner un poco de sentido común al asunto por las implicaciones que todo lo anterior tiene -o va a tener- sobre nuestro alumnado. Gracias a ti por el comentario y por tu blog. Uno muy fuerte de vuelta.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link