La ESO, el patito feo del sistema educativo

Después que uno ya lleva pasando, con diferente suerte, por varios centros educativos se ve en la necesidad de plantearse algunas cuestiones acerca del sistema educativo. Especialmente en su visión directa de lo que supone, a su entender, el patito feo del mismo: la ESO. Sí, la ESO se ha convertido en una amalgama heterogénea de alumnos de la que huyen la mayoría de los docentes. No es raro observar en las reuniones de los diferentes Departamentos, la cantidad de rodillazos en el bajo vientre que se dan por huir de dar clase en los cursos de la ESO. Especialmente en lo que se refiere a los dos primeros. Primero y segundo de ESO se han convertido en un campo en el cual muchos no quieren jugar. Son la mayoría quienes, dentro de sus posibilidades, piden jugar en ligas que ellos consideran superiores. Ligas más filtradas. Ligas donde los «malos» jugadores ya han sido expulsados del campo mediante sanciones de diferente calado. Qué comodidad supuesta la de jugar en la liga de las «estrellas». Qué bien sienta saber que los alumnos que tienes delante ya no te van a dar problemas de ningún tipo y van a aceptar, sin demasiados aspavientos, las maravillosas oraciones  más o menos enlatadas acerca de tu asignatura.

Fuente: http://www.xtec.cat
Fuente: http://www.xtec.cat

Reconozco que soy un tipo raro. Nunca me ha gustado dar clases en Bachillerato. Creo que, si algún día tuviera que volver a dar clase en ese mal entendido «lujo» para algunos, tendría serios problemas de adaptación. Soy carne de ESO. Soy, más bien, alguien que considera más importante un primero de ESO que un segundo de Bachillerato por lo que implica. Una opinión muy personal que, seguro, tendría su contrapartida más bien argumentada que este breve escrito. Una opinión que voy a seguir manteniendo hasta que vea que la ESO recibe el mismo trato que otro tipo de estudios porque, a la hora de huir del aula, huir de los grupos complicados (y la ESO es mucho más exigente que un Bachillerato) es también algo muy relacionado con lo anterior.

El otro día unos compañeros de otros centros me comentaban que ellos preferían mantener optativas con pocos alumnos en Bachillerato que efectuar desdobles en la ESO. Era primordial, según ellos, ofrecer diversidad de selección para los alumnos ya filtrados antes que dedicar parte de su horario a atender a enseñanzas «marginales». Lo triste es que no son los únicos. Lo aberrante es que es una opinión muy extendida entre los docentes: la necesidad del filtro, la necesidad de conseguir grupos filtrados para poder trabajar a gusto. No me gusta. No entiendo que se ningunee tanto una etapa esencial. Y, aún menos que se defienda que los primeros cursos de la ESO lo den «los nuevos». Esos docentes que llegan al centro (interinos en muchas ocasiones) que, en lugar de ayudarles, se les pone en su horario esos cursos más conflictivos. Ese es el interés. Esa es la realidad.

La ESO es el patito feo del sistema educativo para muchos. El problema -o la ventaja- es que gracias a esa etapa que algunos tanto minusvaloran conseguimos bellos cisnes porque, ¿nadie se plantea de dónde vienen esos alumnos tan filtrados de Bachillerato o esos excelentes profesionales que va a sacar la Formación Profesional al mercado? Porque, para hacer una tortilla, conviene romper huevos y, si nadie los rompe, no hay tortilla que valga 🙂

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

6 Comments
    1. En este caso no es sólo cuestión de estímulos/incentivos. Se trata más bien de la percepción que supone la ESO para muchos docentes. Una etapa de la que, curiosamente, demasiados se pegan para no impartir docencia ahí.

      Gracias por comentar.

  1. Hola Jordi,

    desde hace unos años les doy una grata sorpresa a mis compañeros de departamento cuando insisto en impartir clase en 1º de ESO. Hace relativamente poco, un compañero me preguntó por mi insistencia. Mi respuesta se parece mucho a tu artículo.
    Estoy completamente de acuerdo con tus palabras y me alegra mucho escucharlas.
    Un saludo. Jesús

    1. Sabes bien -como comentas- que lo que haces no es habitual. Yo tampoco «me pego» por dar Bachillerato (más bien huyo de impartir docencia en esas etapas). Me gusta más trabajar en la ESO pero, lamentablemente, los que tomamos este tipo de decisiones pudiendo elegir etapa seguimos siendo rara avis.

      Un saludo de vuelta Jesús.

    1. No veo mal la decisión que ha tomado vuestro Departamento. Considero que es infinitamente más importante poder ofrecer desdobles en los primeros cursos de la ESO que optativas en Bachillerato aunque, ojalá se pudiera hacer ambas cosas. Tristemente, bien sabes, que los recursos de la administración a nivel humano cada vez son más exiguos.

      Gracias por comentar la situación de tu centro Toni pero, bien sabes que no es lo habitual. Muchos Departamentos prefieren renunciar a los desdobles antes que a asignaturas con alumnos filtrados.

      Un saludo.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link