La Fundación Trilema

Los que me seguís habitualmente sabréis que hay cuestiones relacionadas con la educación que me chirrían. Cuestiones para las que me autoobligo a explayarme en este blog para ver si, después de ello, entiendo algunas cosas. Bueno, últimamente ya casi no entiendo nada y lo que entiendo me gustaría no entenderlo. Personas que me defraudan a día que pasa, entramados económicos e ideológicos que subyacen tras muchas cuestiones y, finalmente, un gran desconcierto al ver como la ausencia de crítica en abierto a ciertas cuestiones cada vez se ha reducido más. ¿Dónde están esos blogs que cuestionaban hace una década determinadas cuestiones educativas? ¿Dónde están esos tuiteros que, un día sí y al otro también, ponían sobre el tapete digital determinados cuestionamientos acerca de determinadas multinacionales, decisiones políticas chapuceras o, simplemente, se preguntaban en abierto qué es lo que debería pasar para mejorar el sistema? Sí, no hace falta que os lo diga. Algunos en silencio, otros dando bolos para esas multinacionales que antaño criticaban sin que, en los mismos, viertan una mínima frase fuera de la línea argumental de quienes les pagan o, simplemente un tercer grupo, asesorando a esa administración desde dentro. Todos ellos desaparecidos del plano crítico y, curiosamente, sólo criticando en la actualidad a quienes cuestionen lo que antaño cuestionaban ellos. Para mear y no echar gota. Bueno, esto te demuestra cómo son algunos. Personas, algunos de ellos profesionales de la docencia, que conviene tachar de tu lista de imprescindibles o del listado de gente de la cual puedes aprender. Es lo que tienen los años. A cada uno le ponen en su lugar. Y algunos han elegido, libremente, un lugar que a mí me causa bastante repulsión. Será mi manera de ser...

Uno de los temas que nos debería preocupar a los docentes es, más allá de la mediatización de nuestro colectivo como el responsable de todo lo bueno y malo del sistema educativo (léase la gran cantidad de artículos últimamente sobre el MIR docente o determinados alegatos en favor de reducir el dominio, por parte de los profesionales, de su materia para favorecer un determinado tipo de metodología), la expansión de determinadas empresas y organizaciones en el mercado educativo. Algunas muy conocidas pero otras, como la Fundación Trilema, bastante desconocidas para el público en general. Y eso que, curiosamente, es una de las que se está llevando el gato al agua en determinados aspectos.

Fuente: http://www.fundaciontrilema.org

¿Qué es la Fundación Trilema? Pues una fundación creada en 2011 cuyos objetivos son "la innovación, la investigación, la gestión del cambio en centros educativos, la formación permanente y la elaboración de materiales didácticos y audiovisuales. José Antonio Marina y José Jaime Brosel son miembros del patronato, presidido por Carmen Pellicer" (fuente). Claro que sí, si a nadie le extraña que los mismos que han redactado el Libro Blanco de la Profesión Docente sean los responsables de este patronato es que tienen un problema. Más aún sabiendo que en la subcomisión del Pacto Educativo que pretende aprobar una ley educativa una de las ponentes fue Carmen Pellicer, presidenta de ese patronato. Recomiendo para hacerse un poco más de idea acerca de esta subcomisión leer el post de Enrique acerca de la misma. Es largo pero merece la pena.

Leer el currículum de Carmen Pellicer también resulta interesante. Su formación en teología y sus contactos con determinados sectores ultracatólicos del a Iglesia tiene mucho que ver con determinadas cuestiones que tocan la Fundación que dirige. No olvidemos que la Fundación que dirige se ha hecho a bajo precio con determinados centros concertados en Madrid que se añaden a su centro pionero de Valencia (fuente) y que, según ellos, les va a permitir aplicar su pedagogía innovadora con cuotas bastante elevadas para lo que supone la concertada en esos lugares.

Y como no podía faltar el otro negocio lucrativo de la actualidad, también vemos que la Fundación ha entrado fuerte en el pastel sanitario mediante su marca Nabelia. Por lo visto con la educación no es suficiente y, al final, lo importante es poder gestionar y controlarlo todo. Son apreciaciones personales pero, ¿alguien duda de los verdaderos intereses por hacerse un hueco en los sectores más importantes de nuestra sociedad? El amor al arte es algo que no cuadra con determinadas afirmaciones (como las que vertieron en el vídeo que se publicó hace unos días por parte de la Asociación de Ciudadanos por la Escuela Pública, en el que Carmen Pellicer aseguraba controlar la mayoría del mercado de los libros de texto y sus contenidos).

No son suposiciones nada de lo que estoy diciendo en este artículo. Simplemente expongo unos hechos fácilmente contrastables. Y a los mismos puedo añadir la adquisición de Cuadernos de Pedagogía hace muy pocos días o el entramado que permite que la Fundación Trilema dé los cursos de formación de los funcionarios en prácticas en la Comunidad de Madrid. Curiosamente, después de las quejas por parte de algunos, desapareciendo la relación de los ponentes con la Fundación. ¿No os parece raro?

Un entramado que, junto con sus experiencias en países subdesarrollados mediante sus escuelas y metodologías (entre ellas el potenciar la inteligencia ejecutiva, coaching pedagógico o, simplemente su pastoral muy relacionada con las posiciones más cerradas e inmovilistas de la Iglesia Católica) nos dice que tenemos un gran problema con esta Fundación y que deberíamos vigilarla muy de cerca. Lo anterior sin entrar en el modelo Rubik que tanto están potenciando actualmente. Un modelo más cercano a las pseudociencias y a un determinado tipo de educación que deberíamos erradicar de todos los centros educativos subvencionados con dinero público. ¿Habrá inspección educativa echado un vistazo a los centros gestionados por esa Fundación? Mira que hiede ver a Fundaciones comprando y gestionando centros educativos concertados...

No podía dejarme en el tintero la relación de Carmen Pellicer con Ashoka desde el año 2016 y con Atresmedia, avalando el evento Grandes Profes y pudiendo relacionarlos con su película acerca de "otra Educación". ¿Por qué es importante esa relación? Porque Ashoka es una de las organizaciones que tienen como objetivo el control de la educación a nivel mundial (artículo). Blanco y en botella.

Lo sé. Algunos cuestionamos ciertas cosas mientras que otros cobran para ir a dar charlas para esta fundación ultracatólica y con, por lo visto, una buena relación con el Ministerio de Educación y algunas administraciones educativas autonómicas (por ejemplo la CAM). La verdad es que a estas alturas de la película ya hay pocas cosas que puedan sorprenderme.

Un post para intentar dar algunos detalles más de los que di ayer, de forma muy rápida, mediante un hilo en Twitter.
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.

15 comments

    • Sergio Garcia 29 enero, 2018 at 09:16 Responder

      Creo que no denomina a la Fundación como ultracatolica sino que su presidente está relacionada con estos sectores. De todas formas leyendo su Pastoral con su competencia espiritual, despertar religioso y demás, si lo ubicamos dentro de un sistema educativo que debe formar a las personas, desde mi opinión es bastante ultra y mal proceso enseñanza-aprendizaje.

  1. mdaphe 29 enero, 2018 at 08:24 Responder

    Tas pasao!! Buen post para retratar las sombras de una de tantas fundaciones que van colonizando la educación y extendiendo tentáculos allí donde se les abre la oportunidad. Gracias por compartir y aportar esos enlaces que ayudan a contextualizar y aclarar reflexiones

  2. Anónimo 29 enero, 2018 at 11:27 Responder

    Cuanto menos, inquietante. Para quienes no sabemos nada respecto al tema aportas información que nos obliga a abrir los ojos e investigar por nuestra cuenta.

    Gracias, en cualquier caso.

  3. Anónimo 24 febrero, 2018 at 19:36 Responder

    ¡Uy, no os preocupéis! De ultracatólicos nada. Podéis estar tranquilos. Os lo dice uno que ahora les conoce desde dentro. La Fundación Trilema se hizo con el control del colegio de nuestro hijo, un colegio concertado antes dirigido por una orden religiosa. Llegaron diciendo que “todo iba a ser igual” y ahora ya no se celebran misas en la capilla del cole, ya no se hace el Belén entre todos en Navidad, y a la escultura de la virgen le quedan dos telediarios. A pesar de lo que pone en su web, a pesar de que la Sra Pellicer se autodefine como “teóloga”, Trilema rezuma panteísmo, o más bien animismo. No se reza: se medita para buscar el yo interior. Entiendo que para alguien que busca una educación laica, la religión sobra (cada uno es libre) pero para los padres que teníamos a nuestros hijos en un colegio católico, de repente nos están queriendo convertir a la “religión trilemita”. O eres de ellos, o… Y os puedo asegurar que hacen muuucho proselitismo. ;- )

  4. Anónimo 8 marzo, 2018 at 19:13 Responder

    Hola: yo no tengo ni idea de lo que decís de la religión, no me interesa, pero sí me preocupa si el colegio de nuestra hija le está dando la formación mejor posible. Cuando la metimos estábamos confiados porque el colegio lo llevaba la famosa Fundación Trilema, que está en todos los periódicos y vídeos. Pero cuando rascas un poco las cosas no son tan fantásticas como te las venden. Por ejemplo, en el listado de los “100 mejores colegios” que hace El Mundo, no hay ninguno de los colegios dirigidos por Trilema ¿por qué será? Seguro que ellos dirán que “porque su modelo es completamente diferente y no encaja en el sistema” pero no es verdad: los criterios del ranking son lo suficientemente amplios y variados como para tener en cuenta muchos modelos diferentes. De hecho incluyen conceptos como “modelo educativo”, “actividades de innovación”, “materiales tic en el aula”, “modelos de calidad” que deberían premiar lo que Trilema dice que se hace en sus coles, pero no es así. Es verdad que la niña está contenta y cuando hablas con ella te cuenta que lo pasa bien en clase (ok!) pero cuando el día de puertas abiertas (perdón: “día de celebración del conocimiento”) la niña te enseña el cuaderno (perdón: “portfolio”) y las fichas (perdón: “evidencias”) de los ejercicios de “metacognición” (!??) que han hecho en el proyecto, ves que no hay mucha chicha, que no hay muchos conocimientos ahí reflejados. No soy un genio, pero sí tengo estudios suficientes para darme cuenta. Y si te preocupas y preguntas a los profes: “qué pasará cuando estos niños lleguen a la Selectividad o ahora EVAU?” nadie te quiere contestar. O como mucho te dicen: “no te preocupes, ahora tu hija es feliz”. Sí, pero ¿lo será también cuando no pueda elegir una carrera? Se da la circunstancia de que ninguno de sus colegios lleva tanto tiempo como para que sus alumnos hayan llegado a la universidad, luego no responden porque en realidad no saben qué va a pasar. No sé, este precioso modelo educativo me parece mucha parafernalia que suena bien, pero muy vacía de contenido real. Saludos, A.

  5. ANONIMO ZAMORA 31 mayo, 2018 at 16:15 Responder

    Es exactamente así. Puro marketing y postureo dirigido a las familias a costa de perder contenidos y hábitos de estudio. Lo se por propia experiencia

  6. Anónima 22 octubre, 2018 at 17:17 Responder

    Antes con las Hijas de Caridad ibamos bastante bien, pero después de una experiencia educativa pésima de un año nefasto bajo trilema que nos había engañado a todos vendiendo humo, tuvimos que cambiar de colegio. Menos mal.

    Mucho ojo con ellos. Venden humo. Los niños se lo pasan bien como si de una guardería infantil se tratase, pero de estudios nada de nada. Desenganchagos así y a estas edades, ya es muy dificil que recuperen el hábito de estudio y que lleven las asignaturas de forma aceptable.

    En fin, si como padres quereis que vuestros hijos saquen algo más que la ESO a duras penas y sin conocimiento realmente, trilema en definita no es una opción.

    Y la fuga de profesores sobre todo en secundaria este año ha sido impresionante.

  7. Anónimo 11 marzo, 2019 at 13:40 Responder

    Confirmo: Trliema es todo humo. Con todos los padres/madres con los que he hablado el resultado es el mismo. “he tenido que poner un profesor particular a mi hija/o porque en clase no aprenden nada”. Eso sí “se lo pasan fenomenal y la enseñanza es de vanguardia”.
    ¿De verdad creen que están engañando a alguien?

  8. ZAMORA 12 marzo, 2019 at 23:25 Responder

    Vaya, vaya, que sorpresa, estaba “casi segura” que estaba totalmente neurotizada por mi MALÍSIMA experiencia con Trilema, pero es que me estáis leyendo el pensamiento. Me habéis pisado “todos mis argumentos” que me martillean en la cabeza y pensaba que eran exageraciones mías. Como me alegro que haya tantos que pensamos lo mismo, ya “no soy yo la neura” Y la fuga de profesores no ha sido solo de secundaria. No va a quedar “ni Dios” como ya estáis viendo, por ahora solo se mantiene la “Virgen” pero como se descuide…

  9. Anónimo 13 marzo, 2019 at 11:39 Responder

    Empezando por los alumnos. La desbandada del año pasado ha sido tremenda. Y la que va a haber el próximo año será mucho mayor. La gente no se deja engañar

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link
0 Compartir
Compartir
Twittear
+1
WhatsApp
Email