La imagen de la polémica

Los que me seguís sabéis que me gusta, en ocasiones, introducir algún elemento polémico en mis artículos o, alguna pequeña incitación al debate en las redes sociales. No, no lo hago por necesidad de tocar a nadie lo que no suena. Es más una cuestión vital que me obliga a replantearme si todo lo que nos están vendiendo en el ámbito educativo es tan positivo como parece en un primer momento. Es una opinión vertida de forma autónoma que, ni tiene intención que nadie comulgue con la misma, ni aún menos que produzca descalificaciones por parte de quien no piense como uno. Sí, hay algunos que, por desgracia, cuando les tocan su ideología impoluta y llena de razón, se dedican a descalificar a aquel que se atreve a hacerlo. No es sólo en cuestiones deportivas o políticas. En educación también existe un grupo de hooligans de la metodología X, de la herramienta Y o del gurú del momento Z.

Pues bien, ayer, muy relacionado con unas jornadas «educativas» que se realizaron en Valencia denominadas Edusiona’t donde un par de miles de docentes acudieron, con mucha ilusión a ver a su gurú del momento, me planteé, de forma ligeramente irónica, asociar las colas a las que pueden generar ahora para nuestros alumnos los Gemeliers o alguno de los Youtubers más reconocidos y, por ello, escribí lo siguiente en mi red social favorita junto con la imagen que os cuelgo a continuación.

Grupo de docentes yendo a escuchar al gurú de turno o en la cola para la compra de la última herramienta educativa.

Fuente: Desconocida
Fuente: Desconocida

La verdad es que me preocupa la deriva de la ilusión. Me preocupa que, por desgracia, sean los docentes con más ganas de cambiar las cosas, los que acudan a este tipo de eventos, usen sin cuestionarse demasiado la metodología de moda o, incluso, reconviertan su lenguaje a algo ininteligible para la mayoría de sus compañeros. Nunca he entendido la necesidad de ir de macrobotellón para reunirse con los colegas y, aún menos, que dicho macrobotellón se convierta en la única forma de socialización que algunos tienen. Tengo la ligera sensación que, por desgracia, al docente que, avalado por la mayoría social, sigue dando las clases comme il faut, le está saliendo un competidor de pensamiento igual de monolítico que el anterior, envuelto de un aura de cambio vacío de contenido real. Permitidme dudar y perdonadme aquellos que os podáis haber sentido molestos con mi comparación de ayer pero, no me diréis que las siguientes imágenes no dan para pensar.

Fuente: @pilarpes
Fuente: @pilarpes
Fuente: @GVAeducacio
Fuente: @GVAeducacio

Por cierto, este post no es para disculparme de la asociación establecida ni, para cambiar de opinión acerca de un tema que me preocupa bastante a día de hoy. Se trata simplemente de la necesidad vital de seguir trabajando en una profesión en la que, por desgracia, se ha establecido una lucha entre los que piensan como yo y los que no. Y, por desgracia, al final en este tema como en muchos, hay muchos matices grises para que nadie tenga la razón por mucho que deseemos tenerla o por mucho que descalifiquemos a quien, por desgracia, piensa de otra manera. No hay nada mejor que la herejía para la mejora educativa 🙂

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

10 Comments
  1. A mi desde la distancia profesional (no soy docente, tan sólo me interesa la Educación), me parece una comparación que retrata, sobre todo, a quien la hace, con independencia de que se tenga razón: para hacértelo mirar.
    Eso si, dicho todo desde el respeto a quien se toma la molestia de escribir todos los días, con independencia del humor que se tenga y de la lucidez que le asista.

    1. Es una imagen que retrata una situación determinada. La misma situación que puede darse cuando los de la manzanita lanzan un nuevo modelo de alguno de sus productos, cuando se estrenan determinadas películas o, cuando hay producto de degustación gratis en cualquier feria de nuestro entorno.

      Sí, me preocupan los movimientos de masas ante líderes de opinión, políticos, gurús o actores por lo que implican. Y no, no creo que sea malo cuestionarlo.

      Un saludo y gracias por comentar.

    1. Espera que ya lo pillo: que lo de comparar a los asistentes con una manada de borregos resulta que era una broma; ufff, menos mal que me has avisado: lo que estoy aprendiendo.

      1. No, no es humor. Es considerar memez la falta de espíritu crítico o lo que puede ser o no criticable o cuestionable (y estoy incidiendo sólo en su comentario). El aprendizaje señor «anónimo» es gratis 🙂

        1. Ahí esta la cosa: en considerar que no tiene criterio (un memo: ahí es nada la sentencia) el que acude (sin más) a uno de esos eventos.
          Un poco excesivo desde mi anonimato, seňor «sentencias».

          1. Cuando hablaba de memez no me estaba refiriendo a los asistentes. Excelentes profesionales entre los que conozco a más de uno, por cierto. Me estaba refiriendo a su comentario. Y sí, memez es la cualidad que he aplicado a su comentario acerca de lo que puede ser o no cuestionable. Le agradezco que siga en el anonimato, le confirmo que ha ganado un gallifante (hacía tiempo que no repartía ninguno) y, por favor, no siga con dimes y diretes que este tema ya está en la hemeroteca.

  2. Por supuesto la comparación ha quedado un poco… Pero sí es verdad que da pavor ver a toda esta gente esperando en la cola para, como bien dice Jordi, ir a ver al gurú. Me merecen todo el respeto los profesores que desde su día a día intentan cambiar las cosas y si se tiene la oportunidad de hacerlo en público, mejor que mejor, pero ¿y toda esa gente? ¿Van a escuchar lo que ya saben? ¿Necesitan oírlo en boca de otros?. Más les valdría ponerse a la faena y poner su granote de arena, tal vez al final, parecería que incluso hubiera unión.

    1. La comparación, sigo pensando a día de hoy, es pertinente por el movimiento de un grupo hacia un determinado lugar de forma compacta. Por desgracia, como bien comentas, hay docentes que necesitan oír en boca de otros verdades que ellos tienen en su día a día y que, por determinados motivos infravaloran. Vale mil veces más cualquier docente de los que había allí que un dedo de cualquiera de los de la tarima. Y, por desgracia, mediáticamente nos lo venden a la inversa.

      Un saludo y gracias por comentar.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link