La metodología SCRUM

No, no hay metodologías milagro cuando se habla de educación, pero sí que puede haber determinadas aproximaciones, siempre desde la óptica de la producción y eficiencia, que hacen que nuestros alumnos puedan alcanzar el máximo de productividad en su labor como alumnos. Ya, son muchas las veces que últimamente estamos oyendo que la metodología tal o cual está funcionando bien o, simplemente, va a funcionar de tal manera que va a hacer que la mejora aplicando la misma sea algo fuera de lo común pero, por desgracia, los que sabemos algo del aula, aplicamos ese principio de precaución tan necesario o, simplemente, tenemos un poco de sentido común, sabemos que lo anterior no funciona.

Es por ello que debemos desterrar la clase tradicional. Ya está bien de modelos arcaicos como el ABP, la gamificación, el Flipped Classroom, las comunidades de aprendizaje o, por qué no decirlo, aquellos aún más tradicionales que los mencionados como montessoris y similares. No, no tiene ningún sentido mantener modelos que surgieron hace más de cinco años y, es por ello que, adaptándonos a las necesidades del aula del 2017, con alumnos del 2017 y no del 2016, hemos llevado una investigación a cabo entre un servidor y Jose Luis Gregorio, docente de Formación Profesional, que demuestra que lo que se necesita actualmente en el aula es el uso de la metodología SCRUM.

Y, seguro que muchos os preguntaréis… ¿en qué consiste dicha metodología y cómo va a poder ser implantada en el aula? Pues bien, la idea es muy pero que muy simple y se basa en los siguientes puntos:

  • El desarrollo incremental de los requisitos del proyecto (en nuestro caso proyectos educativos ya que aúna lo mejor del ABP) en bloques temporales de duración limitada y estructurado en fases muy cortas (se recomienda menos de dos semanas por proyecto).
  • La priorización de los requisitos de los alumnos y reducción del coste para cada uno de los diseños planteados.
  • Un control empírico del resultado de cada proyecto mediante evaluaciones externas y mostrando a la comunidad educativa cada uno de los resultados obtenidos. De ese control se tomarán decisiones para mejorar lo que ya funciona y tomar medidas para corregir aquello que está fallando. Por cierto, el equipo de trabajo (léase alumnos e interacción con su proyecto) debe comunicarse diariamente fuera del centro educativo y realizar las adaptaciones necesarias para que dicho proyecto salga adelante.
  • Se potencia la pertenencia al equipo mediante diferentes salidas con el objetivo de que los alumnos tengan una mayor interacción entre ellos.
  • Se pautan fechas de entrega inamovibles y posibilidad de sistematizar los tipos de entrega de esos proyectos educativos.

Si a lo anterior sumamos la desaparición de todas las asignaturas, el establecimiento de profesionales en las aulas que cobren por objetivos en función del trabajo desarrollado por sus alumnos con criterios empresariales y, por qué no ir aún más lejos, premiando económicamente a las familias de los niños que consigan mejores proyectos mediante diferentes vales que pueden ser canjeados en alguno de los productos y/o servicios que diseñan y ejecutan los alumnos de etapas superiores, tendríamos a todo el mundo implicado.

Fuente: https://proyectosagiles.org

Conviene recordar que la educación pública fue creada, en primera instancia para satisfacer un modelo de trabajo sencillo y muy manual. Antes, las necesidades laborales eran simples y, por ello, el trabajo también. Hoy en día las cosas han cambiado. La complejidad de las tareas a desarrollar en un trabajo han crecido exponencialmente y, un trabajo para el que se prepara hoy puede no existir dentro de diez años. Es por ello que conviene trabajar en las aulas con modelos productivos y enfocados a ese cambio como el que se plantea en este artículo.

El uso de SCRUM en el aula amplia las posibilidades de creatividad y flexibilidad de nuestros alumnos, prioriza objetos e ideas y, por qué no decirlo, hace que los alumnos se vuelvan muchísimo más creativos al deber encontrar soluciones en un tiempo limitado y adaptarse a las mismas porque, la solución que van a dar al acabar cada proyecto seguro que no es la misma que plantearon al iniciarlo. La tecnología, no lo olvidemos, cambia rápidamente y el flujo infinito de información e inputs variados que están recibiendo los chavales hace que, o se sumen al flujo o pierdan posibilidades de empleabilidad futuras. Con SCRUM eso nunca va a suceder porque el flujo va a ir acompañándoles en su etapa educativa.

En breve vamos a empezar a publicar un blog donde iremos exponiendo las experiencias realizadas en nuestras aulas con ese método y todas las investigaciones a las que nos lleve esa experimentación. Cualquier docente o centro educativo interesado en el método puede comunicarse con nosotros dejando un comentario a este post o, mediante las posibilidades que ofrece la pestaña de «contactar«, y nosotros procederemos a informarle de los tipos de formación que ofrecemos y precios de las certificaciones pertinentes.

Bienvenidos al futuro de la educación. Bienvenidos a SCRUM.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

18 Comments
    1. Las siglas y las palabras ininteligibles se venden muy bien en el ámbito educativo. Tanto que algunos las han comprado incluso que, ni tan sólo, existan más allá de la imaginación calenturienta de alguien 🙂

  1. Todo el mundo que ha escuchado una charla TEDx sabe que toda nueva metodología que se precie debe empezar con la frase “la escuela tradicional mata __________ “ (rellena el espacio con algo).

    Habéis usado el verbo implantar en vez de implementar, no aparece la palabra innovación o disruptivo y no dejáis claro que vuestra propuesta es únicamente para escuelas avanzadas… ¿que clase de profesionales de la innovación sois?.

    Demasiado texto y pocas fotos, no creo que cumpla con los estándares actuales.

    … ¿los cursos son presenciales o online?

    1. Depende de la pasta que consigamos sacarnos. Si puede ser, haremos un formato mixto entre presencial y online al que llamaremos «presencionline». Ya, falta mucha palabrería por pulir, imágenes a añadir y, para hacerlo aún más innovador, la foto de un lindo gatito usando dicha metodología. Todo ello avalado por un canal de Youtube que, en breve, va a hacer olvidar a todos aquellos que buscan en El Rubius inspiración metaeducativa de disrupción máxima.

      Poco a poco…

    1. No debe haberse notado tanto porque algunos han caído con las cuatro patas. Por cierto, el tema de la pizarra digital que nunca usas recomiendo enviarla a alguno de esos países en vía de desarrollo. Ahí aún no han llegado los gurús y seguro que le encuentran alguna utilidad.

  2. Ja ja.. desde luego que quién no lea asiduamente el blog va a creer que vas en serio.
    Hablando en serio, conocí eduscrum (que así se llama) hace más de un año. El tema surge en un colegio holandés y no tengo idea de si alguien vende ya el invento en plan «comercial». Antes de eso tenía contacto con scrum por amigos programadores.
    La verdad es que la metodología es muy útil para el desarrollo de software, pero no tengo claro que funcione en el aula a nivel global. Además la información que encontré en la web del colegio holandés es bastante escueta…
    Aún así hay alguna idea del método scrum que me parece interesante para que los alumnos gestionen trabajos de grupo (sobre todo en tecnología), y que que estoy usando. Como todo, hay grupos de alumnos a los que les son útiles y otros a los que no les sirve.
    Me gusta la idea de que en trabajos en grupo sea visible el proceso (tablero kanban común, pero muy simple… ) Otra que utilizo en proyectos abiertos es que esté claro desde el principio cuando el trabajo está terminado y entregable. Básicamente es lo mismo que marcar una rúbrica con requisitos y que los alumnos la conozcan y la usen como base para avanzar en su proyecto.
    Como sueles decir, no hay soluciones mágicas a pesar de que haya tanto personaje suelto intentando venderlas… Aún así hay que estar atentos a ver si alguna cosa de entre ese batiburrillo pueden mejorar el trabajo que hacemos con los chavales.
    Saludos.

    1. Sí, Víctor… se vende el invento en plan comercial e, incluso, muy amablemente hay empresas que te envían a sus formadores para que, a un módico precio, te introduzcan en esa dinámica en el aula. El problema, como bien dices, es que es una metodología dedicada a entornos de producción (entre ellos el software) de difícil -por no decir imposible- aplicación en el aula salvo en puntos muy concretos. Eso sí, de todo se puede sacar algo y de eso que se está vendiendo en la actualidad, quitándole esa necesidad de comprarlo en bloque, siempre podemos usar cosillas.

      Un saludo y gracias por pasarte por aquí.

  3. Si un alumno de enero de 2017 pudiese viajar en el tiempo hasta mayo de 2017 no reconocería nada salvo las aulas de colegios, institutos o universidades (quizás también a sus amigos y familiares, siempre que no hubiesen cambiado de peinado). No dudo de la capacidad de la metodología SCRUM para satisfacer al alumno del 12 de mayo de 2017, pero ¿qué hacemos con el del martes que viene? El puente de San Isidro puede ser devastador. Un día más para que desaparezcan cuatro o cinco profesiones y aparezcan media docena de nuevos paradigmas.

  4. Hasta hoy no había leído esta entrada tuya y cuando vi el título sabía que era una coña marinera. SCRUM es el movimiento radical feminista que toma su nombre de la onomatopeya que se produce al cortar los genitales masculinos. Como ejemplo de que en el mundo educativo pululan enormes chorradas me parece muy bien traido.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link