La nube, un ahorro para la Administración Educativa

En la época actual donde se están efectuando recortes continuos en la Educación de nuestro país, me extraña que la Administración Educativa no esté optando por el sistema tecnológico que comportaría un mayor ahorro económico (no sólo a nivel de hardware y software, también permitiría devolver a muchos docentes alejados de las aulas a ellas, con lo que se permitiría una reducción de ratios, mejorando así la docencia y la calidad de la propia Educación). Este ahorro se realizaría mediante la implantación a gran escala del «cloud computing» (o computación en la nube), que consistiría en sacar todo el jugo posible a los recursos que existen en la red y que hacen prácticamente innecesario el gasto en equipos, desarrollo de distribuciones linux, compra de programas propietarios e, incluso, obligaría a replantearse el tipo de cursos de formación en herramientas ejecutables en local (en el propio disco duro) que se están ofertando.

Lo único necesario sería establecer una buena conectividad en los centros educativos y, un servicio de innovación educativa (formada por poquísimos profesionales) que fueran los encargados de suministrar a los docentes un listado de las herramientas que existen en la nube (en internet para uso en red) que se fuera actualizando semanalmente y, que dicha actualización apareciera en una página web destinada a ofrecer ese servicio. El resto de desarrolladores de sistemas operativos libres (hay cientos de personas que sacan versiones actualizadas cada pocos meses), gestores de la compra de programas, formadores en herramientas de uso local (que curiosamente siempre dan el/los mismo/s curso/s de la misma/s herramienta/s), gran parte del servicio técnico (ya que al no instalar nada en local, la posibilidad de tener problemas en los equipos por software prácticamente desaparece), etc. podrían desaparecer y, en caso de los docentes volver a las aulas y, en el caso de servicio técnico contratado a empresas externas, reducir su número (ya que no serían necesarios).

Haciendo un resumen de las ventajas que tendría la implantación de este tipo de servicios que nos ofrece la red, estarían los siguientes:

  • No sería necesario la actualización continua de hardware, ya que los servicios en la red dependen casi exclusivamente de la velocidad internet, por lo que podríamos tener equipos funcionales durante un período que podría llegar a duplicar (e incluso a triplicar) el período de vida útil de los equipos de los centros educativos, ya que son los programas instalados en local (en el disco duro) lo que nos hace que tengamos que cambiar unos equipos que funcionan correctamente, por no tener los recursos necesarios para poder ejecutar ese tipo de programas. Así eliminaríamos de una vez la obsolescencia programada en el ámbito educativo.
  • Podríamos devolver gran parte de docentes que se han alejado de las aulas para trabajar en las actualizaciones de los sistemas operativos libres (Linkat, Lliurex, LinEx, Max, etc.), ya que lo único que sería necesario para poder trabajar con los equipos sería un sistema operativo que tuviera la posibilidad de conectarse a internet, para lo cual habría más que suficiente con cualquier distribución que trabaje en gran parte en la nube (como puede ser Jolicloud), el cual no necesitaría ni ser actualizado, ya que lo que se actualizaría serían los recursos que hay «en la nube».
  • No necesitaríamos programas «de pago» (antivirus, programas de diseño, programas de edición, etc.), ya que todos esos servicios existen en internet, donde se puede trabajar con ellos de forma gratuita o pagando una cantidad realmente pequeña comparada con el coste que nos supondría tener el programa de pago instalado en nuestro disco duro.
  • Se podrían eliminar la mayor parte de cursos ofertados por los Centros de Profesores, ya que lo único necesario sería tener disponibles manuales de los servicios disponibles en la red (que se irían actualizando en la web destinada a ello), junto con un servicio de asesoramiento por correo electrónico para responder a las dudas que pueden surgir a los docentes en el uso de las mismas. También implicaría una reducción del personal de esos Centros de Profesores, ya que al reducirse el número de cursos y eliminarse los programas instalados en local, se reduciría el papeleo de gestión de los mismos y, al ser la asistencia cada vez más telemática, permitiría una mayor eficiencia y eficacia en los costes que suponen esos Centros (a nivel de profesorado y edificios), con lo cual dispondríamos de rebote, de más docentes en el aula.
  • Permitiría una mayor colaboración entre diferentes centros, ya que al trabajar en red, nos permitirá crear una mayor cantidad de actividades colaborativas, ya que se habrían de potenciar las redes sociales educativas, para elaborar material y compartir experiencias que pueden ser útiles en diferentes centros de nuestra geografía, etc.

Este ahorro podría ser de cientos de miles (e incluso millones) de euros , que se podrían destinar a mejorar infraestructuras y a dotar de más personal a los centros educativos, permitiendo la reducción de ratios y aumentando la calidad educativa de la que tanto nos quejamos.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

7 Comments
  1. Estoy muy de acuerdo con tu planteamiento. Yo personalmente estoy utilizando los servicios de google docs, incluso como almacen de archivos sustituyendo a mi pendrive, que siempre lo voy dejando olvidado conectado a los ordenadores.
    En nuestro centro, también tenemos google apps, y gran parte de la formación que voy a impartir, la voy a dedicar al conocimiento, a las posibilidades y a la utilización de google docs en la docencia.
    Muchas gracias
    @maixua

  2. Yo empiezo a entender a muchos docentes, si les cambiamos las cosas cada cuatro días los podemos volver locos.

    En sistemas operativos: Que sí ahora Windows, que sí ahora Linux, que si ahora mi comunidad autónoma lanza una distribución propia, que si ahora JodiCloud, que si ahora GoogleOS, y con ello en cada una unas determinadas aplicaciones.

    En mi opinión, las herramientas informáticas avanzan tan rápido y los cambios son tan bruscos que habría que introducirlas en la educación con mucho cuidado y como una alternativa más, pues hay que dedicar muchísimas horas para conocer bien cada una de los perfiles, y esto puede desencadenar una perdida de atención en lo verdaderamente importante , por ejemplo aprender a multiplicar, que da igual se haga donde se haga.

  3. Para que el alumnado utilice algunas aplicaciones de la nube, por ejemplo edu.glogster.com, hay que darlos de alta en esa aplicación. Y eso necesita tiempo, inglés (aunque sea a nivel elemental) y algo más.

    Como ejemplo, para que el alumnado de PQPI prepare un glog (una especie de mural digital) sobre la especialidad que están estudiando, he tenido que preparar un listado de usuarios y contraseñas en «excel», e irme a un ordenador con esa aplicación para poder subirlo a los 30 alumnos de golpe. Sinó habría tenido que crearlos uno a uno. Imprimir el listado para darle a cada uno su usuario y contraseña.

    Cuando empiecen a preparar el glog, quiero que se encuentren el problema del tamaño de las imágenes que quieren colgar. Y no pienso volver a darlos de alta en una web de edición de imágenes para que las recorten. Utilizaremos el GIMP que tienen en sus máquinas.

    Creo que todavía queda camino para llegar a la nube.

  4. En principio estoy totalmente de acuerdo contigo, yo utilizo Google Docs, Moddle, y a los alumnos les introduzco los servicios que ofrece Google, en ese sentido encuentro el problema que nunca la administración podrá ofrecernos esos servicios y no es apropiado utilizar servicio externos para la educación.
    El principal problema somos el profesorado, de forma general salvo excepciones son reacios a utilizar el aula de informática salvo para actividades similares a juegos o para buscar en Internet,con lo que hasta que no se renueve la plantilla veo difícil poder introducir servicios de ese tipo.
    El segundo gran problema son sindicatos que tienen a miles de personas dando cursillos presenciales y chupando del bote…así como muchísima gente que no busca ahorrar dinero y dar servicio sino colocarse y obtener una comisión.
    Ahora bien, el futuro cercano espero, sueño y creo que estamos obligados a que sea así…

    David Escribano
    my twitter: daesal12

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link