La psicología del bolígrafo rojo

Rebuscando en mi escritorio algún bolígrafo de color rojo, para corregir los exámenes de unos alumnos que no tuve el año pasado, me encuentro con la sorpresa de no encontrar ninguno de tan llamativo color. Siendo sincero, ni de éste ni de otro cuyo raspar contra un papel me suponga la posibilidad de realizar algún tipo de garabato. Decenas de bolígrafos sin tinta, sin muelle, sin ningún tipo de posibilidad de darles uso.

Esto me ha llevado a hacer gala de mis ganas de compartir tal situación. No por el interés que presenta; más bien por tuitear algo ligero a dos días de la siempre inefable vuelta al trabajo. Una situación que ha provocado un tuit hablando sobre el colorido del bolígrafo elegido para esa corrección. Un color, por lo que se ve, siempre controvertido y de connotaciones «supernegativas» para algunos.

Sinceramente… me da igual corregir en rojo, azul, verde o lapislázuli. No me gusta corregir. Es una tarea que me parece bastante absurda. Aún más cuando es difícil que las sensaciones a los pocos meses de empezar el curso se desmientan por unas calificaciones en unos exámenes que más de uno redacta por inercia. Lo de hoy es más surrealista. Alumnos que desconozco completamente.

Lo que sí que me preocupa es que se pueda perder el tiempo hablando sobre el color del bolígrafo que se va a usar para corregir. Que se de más importancia al medio que al objetivo final. Que se puedan escribir toneladas de estudios paracientíficos para confirmar o desmentir los peligros que supone el uso del color rojo para realizar las correcciones. De los potenciales peligros para la igualdad que supone el usarlo. De los peligros que supone para mantener la disciplina el no usarlo. No lo entiendo. ¿Realmente es tan importante usar uno u otro color? ¿Realmente el rojo va a acentuar el fracaso escolar y el uso de colores «más suaves» va a reducirlo? ¿Realmente estamos limitando las posibilidades de futuro de un alumno por usar el rojo como color distintivo de corrección?

Como no es cuestión de dejar el tema así vamos a darle unas pinceladas de sapiencia. De hacer ver a quienes están leyendo esto el montón de tiempo que ha estado uno documentándose. Esas horas de trabajo que se hallan (aunque no sea verdad) detrás de la redacción de este artículo. De lo bien fundamentado que está. Hablemos de psicoanálisis. De psicología en su grado más matemático. De aquel psicoanálisis que habla de sueños. De sueños sobre herramientas de tortura educativas. De sueños sobre bolígrafos. De interpretaciones jugosas. De realidades inconsistentes.

Soñar con bolígrafos u otro instrumento de uso habitual en el aula indica que se conseguirá un empleo agradable o actividad en el futuro inmediato, sin que eso signifique más dinero del que se está ganando. Si sueña eso un docente puede ser muy triste. ¿Será una premonición de un nuevo recorte educativo que obligará al despido masivo de los trabajadores de dicho colectivo? ¿Podremos culpabilizar al bolígrafo de todos los males del mundo educativo? ¿Y si soñamos en rojo? ¿Y si soñamos que el bolígrafo está cargado con una tinta de ese color que se va desprendiendo a lo largo de una corrección? Pues indicará, según los expertos, gran pasión y sensibilidad. Fuerza, energía, coraje, poder, peligro, vergüenza. Indicará necesidad de reflexión.

Lo único que me queda claro después del garabateado anterior es pediros disculpas por algo escrito como lo anterior. Algo que, os prometo, proviene exclusivamente de la depresión postvacacional.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

7 Comments
  1. Interesante. Creo que influyen nuestros constructos hacia el otro. Muchas veces elijo el bolígrafo según la actividad que tengo que realizar. Pero estoy totalmente de acuerdo que el contenido es lo fundamental. Saludos cordiales. Gabriela.

  2. Se llama psicología del color! Y te la cuelan doblada por todas partes. Los colores influyen mucho en la percepción de las cosas y son un elemento clave en todo producto u objeto.
    Existe un porqué detrás de todo esto y unos estudios que lo justifican. Así que a lo mejor no deberías tomártelo tanto a la ligera.
    Un buen profesor debe tener esa psicología.

  3. ESTIMADOS COLEGAS LES COMENTO MI EXPERIENCIA DE 28 AÑOS EN LA DOCENCIA EL COLOR CON EL CUAL UNO CORRIGE LAS TAREAS O LAS EVALUACIONES DE NUESTROS ALUMNOS NO LO AFECTA EN NINGUN MODO, AHORA SI CORREGIMOS CON ESE COLOR O CUALQUIER OTRO Y AL MISMO TIEMPO EXPRESAMOS EN LA CORRECCIÓN ALGUNA FRASE O PALABRA OFENSIVA HACIA SU DESEMPEÑO AHÍ SI LO AFECTARÍA. LAMENTABLEMENTE HAY PADRES QUE CREEN QUE EL COLOR ROJO SIGNIFICA PERSECUCIÓN HACIA SU HIJO/A TRATANDO DE JUSTIFICAR O CULPAR DE ESA MANERA LA FALTA DE PREPARACIÓN DEL ALUMNO ANTE UNA TAREA O EVALUACIÓN. ESPERO QUE CON MI HUMILDE OPINIÓN LES ACLARE EL PANORAMA. SALUDOS SRTA. MARISA OJEDA.

  4. yo opino que el color rojo en la educación es usado para la corrección y también le das mas fuerza a su uso según los escritos que hagas … yo siempre he usado el rojo para las corrección eso a ellos les llama su atención… en una ocasión lo extravié y varios de los escolares me dijeron que por q había dejado de usar el rojo para ellos es mejor ese color porq se ubicaban mas dnd corregir y trabajar mas y mejor.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link