La solución para todos los problemas educativos… usar libros de texto finlandeses

No sé por qué nos preocupamos de introducir estrategias educativas, debatir acerca de los deberes o, simplemente, hablar de inversión educativa como método para solucionar los problemas educativos. Lo que funciona es usar libros de texto finlandeses. No, no lo digo yo, existe un artículo difundido en nuestro país por el Director General de Innovación de la Comunidad de Madrid en su cuenta de Twitter que nos informa de ello. Ya, es que somos tan cazurros que no lo hemos tenido en cuenta. Reminiscencias de un landismo mal curado que aún, por desgracia, nos sorprende en forma de tipo con camisa desabrochada y ese collar de oro colgado en el cuello que se le vislumbra entre pelo del pecho y sobaco.

Fuente: https://twitter.com/sanz_ismael

La solución pasa por ser Finlandia. Importar docentes finlandeses, comprar rubios y rubias bien de precio y, por qué no decirlo claramente, cambiar nuestros alumnos por futuros adictos a la compra de espirituosos para soportar el frío y las largas jornadas sin ver el sol. Tan fácil y tanto nos complicamos la vida. Tantos recursos malgastados, leyes educativas a cual más incoherente y cientos -o miles- de jornadas educativas y cursos de formación para capacitar a los docentes. Que la clave es convertirnos en finlandeses. Y en algunas Comunidades lo tienen muy claro mientras que, en otras, lo único que se plantea es regular el botellón. Qué coñazo lo de las medidas de choche cuando, simplemente, la solución pasa, en primer lugar, por obligar a todas las editoriales a traducir los libros de texto finlandeses. Bueno, y en un segundo término, a ver si nos dejamos de la chorrada del bilingüismo en inglés y nos pasamos al finés. Que ya está bien de perder el tiempo con el to be y el to have cuando podemos usar olla (no, no me hagáis la rima fácil) para ambos en el maravilloso idioma de la tierra prometida.

Fuente: http://www.educacionyculturaaz.com

¡Levantad las manos los que queráis cambiar el Mediterráneo por unos maravillosos fiordos! ¡Levantad las manos quienes queráis cambiar este calor pegajoso por unos míseros graditos, con suerte, a pleno sol! Y sí, los chupitos no desaparecen. Que allí se bebe. Caro, pero se bebe.

Me preocupa haber perdido el tiempo durante veinte años intentando que mis alumnos aprendan cuando lo único que debía hacer era tintarme el pelo y usar los libros de texto en versión traducida que usan esos genios, mencionados asiduamente en todas las jornadas educativas, denominados finlandeses. Que ser finlandés mola. Y mola mazo.

Sólo hay un motivo por el que me preocupe ser finlandés… no beben horchata 🙁

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

4 Comments
  1. Hacemos lo que podemos en función de los recursos con los que contamos, dándolo todo: aquí, en Finlandia, como en cualquier parte del mundo. No debe de haber un complejo de inferioridad al respecto.

    Un abrazo.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link