Las buenas prácticas educativas

Me encanta que se dote de visibilidad a lo que se está haciendo en los centros educativos. He sido y soy partidario de impulsar las redes sociales en los centros educativos, mejorar las páginas web para hacerlas un escaparate de todo lo que se hace en cada uno de nuestros centros y también, hace unos años, propuse en mi Comunidad la creación de un portal parecido al que hace muy poco ha presentado la Junta de Andalucía. Un elemento clave para mejorar en la educación gracias a la posibilidad de analizar, contrastar y adaptar las experiencias que, quizás de forma puntual, se puedan llevar a cabo en otros centros.

Fuente: http://www.juntadeandalucia.es/educacion/portals/web/buenas-practicas-educativas

El problema, como siempre sucede, es que me gusta empezar a preguntarme cosas. Más aún conociendo el abandono del portal de Buenas Prácticas del MEC, el desastre que supone lo que tienen en Extremadura con su infumable En Marcha con las TIC que, simplemente se dedica a expedir sellos de calidad educativa o, sabiendo qué ha sucedido con todos aquellos proyectos mastodónticos muy relacionados con esta difusión de prácticas (Agrega, Procomún y un largo etcétera). Ya, tengo claro que seguro que esto va a salir bien… Entre las cosas que me pregunto, es quién evalúa las prácticas, quién gestiona el portal y los intereses que hay tras la creación del mismo. Sí, ya me han llegado rumores que el maravilloso portal va a estar gestionado por una empresa que cada vez tiene más ramificaciones en el modelo de formación del profesorado. Por ahora, sólo rumores pero, a la vista de la nula crítica de algunos al gobierno andaluz (que maltrata, por lo visto, continuamente a su profesorado y tiene unas tasas altísimas de fracaso escolar) y, la reconversión de determinados eventos que planteaban cosas interesantes en un simple acatamiento de las órdenes y de un continuo besamanos con su Consejera, uno ya empieza a intuir algunos detalles del asunto. Ya, seguro que me equivoco y todo este portal revitaliza a ese gran número de docentes que, según algunos, siguen usando la vara de avellano en sus aulas. Seguro que sí.

También me genera dudas el tipo de prácticas que van a considerase «buenas prácticas». Por lo visto, van a ser incluidas en la denominación anterior las siguientes: las emociones, el trabajo por proyectos, la enseñanza con magia, el método ABN y un largo etcétera de prácticas innovadoras que, por lo visto, últimamente venden muy bien. Creo que es un error porque, al final, ¿no es mucho mejor práctica aquella que obtiene resultados que aquella que se centra en el procedimiento? ¿No es mejor un docente que, con independencia de la metodología elegida, consigue que sus alumnos no abandonen? ¿No es, en definitiva, más allá de la taxonomización, mejor el uso del sentido común más allá de lo espectacular de lo que se haga? Tampoco nos olvidemos de los errores. Los errores son tanto o más importantes que las buenas prácticas aunque no vendan tanto.

Y, ¿por cierto? ¿Quién va a evaluar las buenas prácticas? ¿En base a qué? ¿A lo moderno o a los resultados? Muchas preguntas que me surgen de una gran idea que, por desgracia, considero importante pero que, a día de hoy y viendo cómo se plantea me da más la sensación de ser algo cara a la galería. Eso sí, como siempre algunos lo van a aceptar sin ningún tipo de cuestionamiento porque, al final, los que despilfarran dinero público en proyectos efectistas siempre son los otros.

Deseo, a pesar de lo anterior y las dudas que me generan ciertas cosas del proyecto, que tenga mucho éxito porque, en estos temas, me gustaría equivocarme más de lo que me equivoco últimamente.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

2 Comments
  1. Siempre es bueno fomentar la innovación en las aulas, aunque el principal problema, es que la legislación actual casi imposibilita este aspecto.

    Además, páginas como la de INTEF no tienen la relevancia que deberían, y por supuesto, la gente hace los cursos o formaciones, y luego no los aplica en el aula.

    Sin embargo, no estoy de acuerdo con poner siempre el foco en la administración, es «echar balones fuera», pues si hay profesores que innovan es porque se puede, y funciona.

    Aún así, y desconociendo esos debates que se citan en el texto, me sumo a la crítica subyacente sobre la necesidad de evaluar los resultados, dejando de lado la metodología.

    1. Siempre es bueno fomentar cualquier estrategia que permita que el alumno aprenda más y mejor, que reduzca las posibilidades de abandono o, incluso, que facilite el trabajo de docentes y alumnos. La legislación no impide nada. No habla de cómo dar clase y, aún menos de las herramientas que pueden/deben usarse. No podemos escudarnos en ese mantra tan socorrido porque lo que nos marca cómo dar la clase es nuestra realidad (y hay tantas realidades como aulas y grupos de alumnos).

      Las páginas como las del INTEF se han convertido en un simple vendedor de lo bien que lo están haciendo determinadas administraciones y, reconvirtiendo los cursos en una fábrica de colocación de amiguetes. Por suerte no llegan a tantos los amiguetes y, en ocasiones, te encuentras a grandes tutores. Eso sí es competencia de la administración pero claro que también los docentes tenemos parte de responsabilidad. Los docentes, los padres y los alumnos.

      El problema es que hemos derivado el comentario de una campaña de márketing pagada con dinero público a otras cuestiones y eso hace que estemos abarcando demasiado 🙂

      Un saludo y gracias por pasarte por aquí.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link