Las cooperativas de profesores, un entramado muy cuestionable

Siempre me sorprende la facilidad de comprar determinados modelos educativos si son capaces de vendérnoslos bien. Uno de los modelos que gran parte de la sociedad compra, incluso que a efectos reales sea lo mismo que mantener centros religiosos pagados por todos, es el caso de las cooperativas de profesores (o cooperativas de enseñanza). Modelos educativos que se basan en un grupo de profesores que deciden abrir un centro educativo y, una vez abierto, se convierten en socios y docentes del mismo. Centros educativos que prácticamente se conciertan en su totalidad. O sea, que el salario de esos profesores que se han montado su propio chiringuito educativo los pagamos entre todos.

Estos días ha saltado la noticia a los medios de comunicación acerca de que Madrid deja sin escuelas infantiles a siete cooperativas de profesores. Han sido muchos mis compañeros de la Pública que han criticado dicha decisión. Muchos quienes han defendido a esos docentes cooperativistas que, en su momento, montaron un centro educativo que les ha permitido ir cobrando nóminas pagadas con dinero del erario público. Qué maravilloso montar un negocio en el que, después de poner una cantidad inicial (se calcula que de 10000 a 20000 euros por socio) se sabe que el Estado (o la Comunidad Autónoma mediante pago delegado) te va a pagar el doble de lo que has invertido el primer año. Qué maravilloso saber que también con el dinero de todos nos vamos a hacer cargo de ese proyecto pedagógico que lo único que hace es sanear las cuentas corrientes de los socios con el dinero de todos.

Lo de las cooperativas de profesores es un entramado muy cuestionable. Son puestos de trabajo que se compran y se venden al mejor postor. Que te garanticen un salario de por vida pagado con los impuestos de todos sin que tengas que pasar por ningún proceso de selección más allá de poner un pequeño capital inicial es muy goloso. Más aún cuando sabes que, una vez hagas la petición de esa cooperativa, a menos que choques con los intereses de algunas de las mafias que hay tras algunas de ellas, vas a conseguir crear tu centro educativo concertado en muy poco tiempo.

Por cierto, las plazas de docentes-socios se compran y se venden. Es habitual encontrarte con anuncios parecidos al siguiente:

cooperativa_e1

O alguno que, yendo más lejos ya te dice la pasta que te van a cobrar para conseguir ese trabajo de por vida…

cooperativa_e2

Deberíamos pensar antes de ponernos a defender las cooperativas de enseñanza qué se esconde tras ellas. Un grupo de docentes u otros entramados (que también en la sombra se dedican a unir a docentes para que monten esos chiringuitos) que pretenden comprar su plaza de trabajo pagada con el dinero de todos. Algo que me parece surrealista. Algo que, como mínimo, debería hacernos reflexionar acerca del modelo que demasiados están defendiendo.

Por cierto, si he de poner en la balanza los centros concertados gestionados por organizaciones católicas y las cooperativas, tengo muy claro que las dos fórmulas de gestión educativas son igual de nefastas y cuestionables. No es de recibo que se siga subvencionando con el dinero de todos la economía de algunos.

Que yo haya aprobado unas oposiciones (y sí, podemos decir lo que se quiera de las oposiciones pero son bastante más transparentes que el dedo o la inversión inicial de las cooperativas de profesorado) en justa lid con más de 2000 opositores para unas pocas plazas hace más de una década, y que aún deba estar trabajando a casi dos horas de casa mientras algunos estén en chiringuitos pagados por todos a pocos minutos a pie, es algo que me cabrea. Más aún cuando veo a interinos que no van a poder trabajar este próximo curso por recortes educativos mientras se mantienen esa gestión privada que pagamos todos. Lo siento, no lo veo ni ético ni justo. No es de recibo seguir saneando las cuentas de algunos con el dinero de todos.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

26 Comments
  1. Llevas toda la razón y cooperahivas que presumen de haberse hecho bilingües sin tener los socios el b2 por se hijo o sobrino o nieto de…mientras que los que no tenemos padrinos y siendo de inglés nos lo exigen.Las cooperativass hacen y deshacen a su antojo son una mafia

    1. Primero: un B2 no es suficiente para dar clase en inglés.
      Segundo: probablemente no tienen un B2 porque son nativos, han vivido en el extranjero o simplemente no hace falta acreditar un titulito pues los conocimientos van más allá de eso.
      Tercero: aprende a escribir por favor, ¿o es que no sabes usar un ordenador? Si es esto último y eres docente o pretendes serlo ponte con las TIC que un profesor que no las maneje hoy en día, da bastante vergüenza ajena.

  2. De todo hay en la viña del señor, incluso me he topado con docentes en la pública que se vanaglorian de no haber hecho una programación en su vida, de haber entrado en la profesión docente de chiripa o de pasar sus clases poniendo dibujos animados, cuando no siguiendo un libro.

    Así ya me gustaría a mí que me pagaran un sueldo público, pero resulta que a mí me gusta la docencia, es algo vocacional que me impide pensar en dedicarme a otra cosa. Se me da bien, me lo han dicho tantos alumnos, compañeros de profesión y formadores que he acabado por creérmelo. Y sin embargo, el estado no me da la oportunidad de hacerlo. Ojalá pudiera yo competir, pero no han sacado plazas de mi especialidad en muchos años. O me compro una plaza para dedicarme a aquello que me apasiona y me da la vida o decepciono a todos aquellos que apostaron por mí como docente y me dedico a cualquier otra cosa.

    Habría que revisar el sistema de acceso, sin duda. Pero aquellos que estamos fuera no somos peores, ni mucho menos. A juzgar por mis propios resultados y los de mis alumnos, me atrevo incluso a decir que superamos con creces a muchos de los que hoy ostentan la plaza pública.

  3. Dejas algo en el tintero…los profesores-socios piden al banco préstamos personales muy elevados (120-126.000 €) a pagar en 30 o 40 años, pues a la inmensa mayoría no les sobra el dinero. Y puede ocurrir, y ocurre, que al cabo de unos meses o de un año, el socio mayoritario (caso de las Sociedades Educativas) coja y te despida…con lo que te deja con una deuda de por vida, pues las acciones que has comprado (las que te dan el derecho a trabajar como profesor) no tienen ninguna obligación de comprártelas salvo que encuentres (muy difícilmente o a veces imposible) a un tercero que te las compre (un nuevo profesor-socio). En el caso de las Cooperativas de Enseñanza el dinero inicial que se pone es menor, de hecho te engañan pues luego, después de entregado ese dinero, te obligan a pedir préstamos por otro tanto (o más) de lo que inicialmente ya habías entregado, y puede ocurrir que después de esto el colegio no tenga matrícula suficiente y en dos o tres cursos se vea obligado a cerrar, llevando a la ruina total a sus profesores-socios, pues no es cierto que se consiga concierto para todos los cursos (depende de la matricula). Realmente quien se la juega en este tipo de colegios no son los contribuyentes sino los socios minoritarios (caso de las Sociedades) o los cooperativistas (caso de las Cooperativas de enseñanza). Te aseguro que mucha gente, de clase media o media-baja se han ido a la ruina total pidiendo estos préstamos personales para entrar como profesores en un centro de estos.
    Es, por tanto, un aviso a navegantes para aquellos licenciados recién salidos de la carrera u opositores cansados de opositar que se vean tentados a meter su dinero (prestado) en un proyecto educativo de estos.

    1. Yo tampoco, me parece bastante absurdo el post… Es un modelo educativo como otro cualquiera, ni la privada, ni la concertada, ni las cooperativas son mejores o peores, y lo dice uno que estudió en la pública. Me parece una idea fantástica esta de constituir cooperativas, ayudan con los gastos más importantes que realizan los ayuntamientos a la hora de construir un colegio/instituto que muchas veces es necesario y además se colocan como profesores, lo cual tal y como está la enseñanza hoy en día y la cantidad inmensa de profesorado interino que aún no ha conseguido vacante o siquiera trabajado (sobre todo los novatos) es maravilloso.

  4. En las cooperativas educativas hay de todo además de pseudo MAFIA e incluso otros temas peores.Muchos padres se dejan seducir por un modelo que deja mucho que desear.Mi experiencia

    no se la deseo a nadie .

  5. NO ES TODO ORO LO QUE RELUCE
    Yo tuve a mi hija en una cooperativa y la tuve que sacar a toda velocidad. Los docentes que imparten clase adolecen en muchos casos de calidad mínima, por eso están donde están al no haber superado oposición alguna. Una cosa es saber recolectar tomates y otra es formación académica necesaria para la universidad (formación de altura). Las modas a veces no son mas que eso. Aunque las cooperativas son más atiguas que la gripe. Nada que ver con el modelo nórdico donde el profesorado si debe superar oposiciones y lleva la garantia y aval del estado. Que no te digan fantasías..No te juegues la formación de tus hijos. Los tomates y patatas se estudian en FP.

  6. No sere yo quien defienda la educacion concertada, pero es ironico que el que critica estos sistemas no critique tambien el hecho de obtener un trabajo de por vida por aprobar un examen y sin evaluar el rendimiento en el puesto de trabajo. Todo esto tambien a costa de muchos contribuyentes que mantienen el sistema ganandose su sueldo dia a dia porque si no lo hacen bien, pierden su trabajo. Asi que no seamos tan hipocritas, por favor. Por cierto, perdon por no poner tildes, pero el teclado de mi ordenador esta desconfigurado.

  7. Trabajo en una cooperativa de enseñanza. No hay ninguna mafia detrás de nosotros, sólo trabajo, trabajo, trabajo…Si no obtenemos buenos resultados, perdemos alumnos y conciertos. Y por buenos resultados, me refiero a que nuestros alumnos aprueben cuando van a los institutos, pues con nosotros cursan hasta 4º de ESO. No lo haremos tan mal cuando el grupo que se fue hace dos años ha logrado unos resultados estupendos, seis de los alumnos han obtenido matrícula en 2º de bachillerato. El nivel de exigencia en el trabajo es muy alto ,dedicamos muchas horas porque nos interesa que nuestro colegio funcione bien.

    1. Estoy de acuerdo, los profesores de las cooperativas están tan preparados como los que se presentan a una oposición. Que diferencia hay??? Es solo un examen que no indica que uno sea mejor o peor. La formación recibida es la misma!!!! El buen profesor depende de uno mismo, de su experiencia y de su esfuerzo por mejorar en su trabajo, en su metodología y en el conocimiento que tenga sobre la materia de enseñanza.

  8. Pues por mi experiencia en el sector educativo, prefiero trabajar en un público q en un concertado. No tengo nada en contra de nadie aunque hay ciertas cosas q no comparto en concertados y q bien cierto es q conozco a muchas personas q se han colocado en concertados por ser amiga o hermana de… Ahora bien, tengo claro q al menos si llego a conseguir plaza alguna vez en la enseñanza pública será por mis propios méritos y no por ser amiga hermanA de o lo q sea y por supuesto desempeñando la labor lo mejor posible porque es nuestra educación y la de nuestros hijos.

    1. En las oposiciones también se favorece a la amiga o hermana de. Hay varios casos que conozco personalmente de gente que aprobó raspado la primera fase pero al ser interinos de muchos años y haber trabajado con miembros del propio tribunal, en la segunda fase su nota estaba infladísima NO, lo siguiente.

  9. La ignorancia que valiente es!
    En primer lugar decir que los maestros, los centros educativos, deben enriquecerse unos de otros. Hoy en día gracias a las nuevas tecnologías esto está ocurriendo. Públicos, concertados pri vados. Todos el mismo objetivo EDUCAR.
    Los concertados cuestan mucho menos a las consejerías pues se ahorran un dineral que es la inversión del centro. Quien piense que a los maestros que se atreven a iniciar un proyecto educativo recibe o recupera lo que invirtió no tiene ni idea de como funciona esto. Tú te hipotecas, arriesgas, trabajas en tu proyecto, con compañeros que en ocasiones se elijen y aunque te hipotecas, llevas a cabo tu sueño y eso es Maravilloso!
    Los maestros no somos mafiosos, somos MAESTROS y me gusta pensar que COMPAÑEROS

  10. No hablas de que muchas cooperativas surgen de la necesidad de un cambio en la enseñanza. Ya se está haciendo en alguna pública de barcelona por ejemplo (tengo cerca Encants o congrés indians) pero el modelo de educación hoy en día no se sostiene ni interesa a los chavales… seguimos creando autómatas para fábricas y esclavos haciendo deberes despues de todo el día metidos en el colegio (que las tardes no puedan ser libres en catalunya nunca lo entenderé).
    En la universidad también hace falta un cambio… (estudié una ingeniería en la UPC y la verdad eso de ponernos powerpoints durante horas y clases magistrales…) no hacen más que salir estudios de que por el oído y sentados es como menos se aprende y la mayor parte del tiempo se basa en un profesor dando la chapa a los alumnos. Lo siento pero no entiendo como pueden estar los docentes de acuerdo con el sistema actual. Pero lo mejor es sacar plaza de por vida en la pública, eso sí que lo encuentras justo…

    1. Creo Eli que confundes el contenido del artículo con las necesidades del sistema educativo actual. No creo que nadie discuta acerca de cambiar algunas cosas y reorientar muchas otras, lo que se cuestiona es el «comprar una plaza de docente y que, curiosamente, te pague anualmente el Estado para amortizar ese dinero que has invertido en comprarla». En lo otro, si quieres, se puede hablar en otros artículos y creo que ya lo he hecho 🙂

      Un saludo.

      1. Perdona Jordi, te paga el estado porque como profesor, trabajas para que te pague. No te están regalando el dinero mes a mes.
        Por otro lado, la inversión en una cooperativa suele rondar los 60. 000 euros o más de media. Por favor, infórmate bien antes de indicar cifras tan a la ligera. De todos modos, si la cooperativa, como cualquier otro negocio, pierde dinero, no obtienes beneficios, sino que se pierde lo invertido, llegando a poder perder tu puesto de trabajo. Decir que muchos cooperativistas están en régimen de autónomos, con lo que todo eso significa con respecto a derecho a paro, enfermedad, jubilación…
        Por último, decirte que en las cooperativas, interesa aportar un modelo de calidad, pues de lo contrario, los padres no llevan a sus hij@s al centro educativo y por lo tanto, los cooperativistas pierden su medio de vida. Es decir, que lo que se pretende es que los nuevos socios, sean los mejores y los más preparados, porque de ello depende el futuro de todo el equipo, por lo tanto, el proceso de selección es bastante fuerte. Nadie compra una plaza, después de pasar tu período de selección y posteriormente un periodo de prueba, te permiten quedarte como socio, pagando una inversión equiparable a la que han pagado anteriormente los socios. Es un trabajo duro y lo único que se pretende es mantener un puesto cuyas condiciones laborales no son equiparables a la pública, pero con un ideal a la hora de autogestionarse y de elaborar uno modelo educativo diferente y de calidad.
        No obstante, si consideras que es tan buen negocio, siempre puedes ahorrar los 10.000 euros que dices que cuesta una plaza y «comprarte» el puesto de trabajo en una cooperativa que te quede cerquita de casa.
        Un saludo compañero.

        1. Claro que sí. Me paga el Estado porque, en justa competición meritocrática y con unos baremos transparentes, la administración ha decidido contratarme como docente. Otra cosa es lo que se plantea con las cooperativas. El exigir un posterior concierto de la cooperativa y que todos deban pagar el salario de los cooperativistas-docentes sin ningún criterio o baremo más allá del de la solicitud de dicha subvención al Estado. Sí, todo es muy bonito. Y no, no me vale decir que es una necesidad social la creación de cooperativas porque, sinceramente, si traducimos necesidad social al hecho de una cooperativa, por la misma regla de tres deberíamos subvencionar el dinero del salario de todos los cooperativistas de todos los ramos.

          Los 25000 euros de compra de puesto laboral los he incluido porque aparecen en una oferta de empleo. Tú me hablas de 60000. Aún me das más argumentos para defender dicha compra porque, seamos sinceros, ¿quién invierte en una cooperativa ese dinero y puede permitírselo? ¿Alguien que quiere amortizarlo o alguien que, por simple altruismo, lo destina a la mejora educativa? Y no, no me contestes que la respuesta está clara.

          Y, por cierto, ¿me estás diciendo realmente que me compre una plaza que van a pagar todos los ciudadanos con sus impuestos? Lo que tienes es mucha cara. Algo que hace que sólo seas una amante de privatizar la educación para así, sin tener que demostrar nada a nadie ni competir justamente, puedas vivir de tu chiringuito. Muy triste y no nos hace en ningún momento compañeros 🙁

  11. «Competición meritocrática» y «baremos transparentes»??? 😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂

  12. Estimado Jordí,

    Escribir mola, transmitir a los demás nuestras ideas, nuestras emociones. Pero mola más cuando lees a alguien que sabe, entonces aprendes.

    No mola nada leer a quien tiene poca idea de lo que dice o escribe, porque mal informa o desinforma.
    Imagino que al terminar el post no hiciste balance de cuanto te habías inventado y cuanto estaba basado en datos, en investigación.

    Menos mal que no escribes en un periódico de tirada nacional, hubieras causado dos daños, el primero a los lectores por que estarían desinformados y, en segundo lugar a ti mismo, estarías despedido por no contrastar datos en tus informaciones.

    Soy cooperativista, no me odies todavía, llevo 30 años trabajando de profesor de 9 a 5 y de cooperativista de 5 a 8 de la tarde casi todos los días de la semana.

    Nuestros alumnos obtienen los mejores resultados de nuestra ciudad en las pruebas externas de nuestra comunidad, tanto en primaria como en secundaria. Te hablo de una gran ciudad del sur de Madrid. Competimos, solo en nuestra ciudad, con otros 50 centros públicos, uno privado y tres concertados.

    Trabajamos más, nos formamos más, (nos obligamos a un curso de formación al año, llevo hechos 21). Obtenemos mejores resultados y costamos menos dinero a los contribuyentes aproximadamente 5000 euros menos al año por niño, la cifra varia dependiendo de la etapa educativa. ( de bachillerato no hablo, no tengo cifras). Pero es que si faltamos nos amonesta el equipo directivo. No hay absentismo, no no los permitimos. Y por supuesto, totalmente prohibido hablar de política en nuestras aulas.

    Al final, los padres y madres hacen balance y deciden a que centro escolar llevan a sus hijos. Aunque sean de un barrio bastante deprimido, como el nuestro, los padres pueden elegir hasta tres modelos educativos. Viva la libertad.

    Jordi, si quieres te paso mi correo electrónico por privado y te paso archivos adjuntos con los datos.

    Compañero. Un afectuoso saludo desde el trabajo el esfuerzo y la constancia.

    Pd. no todo lo que te cuentan en la sala de profesores de tu cole es cierto. En la del mío tampoco.

    Javi

    1. Hola Javi,

      Con todo el cariño del mundo voy a responderte acerca del modelo de cooperativas (del que, por lo que he leído, participas a título cooperativista y docente). No hay ningún problema en, mediante la creación de una cooperativa entre diferentes docentes o personas ajenas a la docencia, montar un centro educativo privado. Jamás he cuestionado que nadie pueda entrar, en un modelo de libre mercado, en lo anterior. Puedo cuestionar la necesidad de un mayor control de lo que se hace en los centros privados no subvencionados con dinero público pero, ahí me quedo.

      Otro tema es el modelo cooperativa que solicita el concierto a la administración. Una administración que, hasta hace unos años y en algunas Comunidades aún sucede, concierta a esos que han INVERTIDO en ese negocio. Una cooperativa no es altruista, es un negocio con sus reglas de juego. Te lo dice alguien que, por formación, sabe bastante del modelo cooperativista agrario y, al final, las leyes son las mismas.

      El problema es que, una vez obtenido el concierto, los cooperativistas docentes pasan a tener una plaza con salario público a perpetuidad. Una plaza que se compra y se vende tal y como lo demuestran los numerosos anuncios en los medios. Cien mil euros he visto por una de ellas. En unos cuatro años y medio la amortizas y ya tienes un salario de por vida, sin oposición ni sistema de selección. Eso no es libertad. Es competencia desleal frente a los que no tienen dinero para ser cooperativistas ni amigos para que les coloquen en sus centros cobrando del erario público. Y, siendo claro, es mucho más opaco el tema de las cooperativas que el de los concertados que no son cooperativas. La función social se sobreentiende pero, al final, la cuestión es quién paga las nóminas de quién.

      A mí me da igual que un zapatero decida con sus amigos de bar (que se sacaron una carrera en los setenta) montar un centro educativo. Tampoco me preocupa que hagan de profesores y se compren o vendan la plaza. Lo que me molesta es que lo hagan con mi dinero y sin un proceso transparente, en igual de condiciones con el resto de ciudadanos.

      Mi correo electrónico lo tienes en el blog pero sabes que, lo justifiques como quieras, que lo que digo es verdad. Y no me vale escudarse es que «en las cooperativas los docentes curramos mucho más». Hay plazas en la pública en libre concurrencia y, así ya que no trabajamos nada ahí y nos pagan un pastazo por alumnos teniendo recursos a tutiplén, podéis optar a ellas.

      Un afectuoso saludo de vuelta. Y piensa que la crítica es a nivel de las cooperativas y jamás personal. Por cierto, conozco a cooperativistas que, fuera de las redes, me cuentan la verdadera historia 😉

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link