Las mismas caras, los mismos PowerPoints

Dentro de un colectivo de más de seiscientos mil docentes, resulta curioso que sea tan solo un par de centenares los que estén poblando la lista de éxitos de las ponencias educativas. La verdad es que resulta complicado no ver las mismas caras en la jornada de ABP que en la de neuroeducación. Y ya si hablamos de lo curioso que resulta ver al mismo ponente pontificar acerca de las virtudes de Google, cuando al día siguiente habla de los iPad y a la semana vista de, curiosamente, los beneficios que supone el uso de Microsoft Office para el alumnado, uno ya no sabe muy bien a qué atenerse. Y sí, lo más surrealista del asunto es que, en ocasiones, usan la misma presentación en «pobrepoint» para hablar/defender ciertas herramientas/productos.

Fuente: https://phys.org

A uno le aparecen anécdotas, una vez abandonada el aula hace años, de la nada. Anécdotas de su época en el aula que se multiplican hasta el infinito. Antes hacía un cajón flamenco, ahora ha sido capaz hasta de desmontar y analizar por realidad aumentada el fuselaje de un Boeing 737. Cómo mola el crear anécdotas de la inventiva. Cómo mola el ser capaz de decir, en cada momento, lo que los palmeros unineuronales quieren oír. Qué bonito es poder contar cuentos ante auditorios previamente ya convencidos.

Un día me contaron que hay algunos profesores de la Universidad que tienen su propia aplicación, creada por sus alumnos, para geolocalizarles. Sí, en lugar de donde está Wally, dónde esta el tipo/la tipa X. Todo muy moderno y educativo. Es que todos sabemos que la geolocalización es guay. Mejor aún la bilocación que poseen algunos. Bueno, solo a nivel económico, claro está porque, algunos docentes de etapas no universitarias, de los tres días máximos de permiso al año para evangelizar, pasan misteriosamente a un par de docenas. Hay milagros muy difíciles de explicar. Bueno, salvo que haya directores que no les apunten las faltas, inspección que haga la vista gorda y, en definitiva, Claustros que no eleven la queja por chuparse guardias a alguna sede judicial.

No comprendo cómo a algunos no se les cae la cara de tener tanta. No entiendo tampoco que, habiendo cientos de miles de compañeros que hacen cosas muy interesantes y saben de educación, sean ninguneados frente a starlets mediáticas cuyo única virtud es la capacidad de saber repetirse y tener un discurso, tan falto de argumentos como cambiable en función de las necesidades de cada momento. Son capaces de defender a VOX por la mañana y, por la tarde, mostrarse convencidos de la necesidad de que Pablo Iglesias sea presidente del gobierno. Ése es el nivel.

Y mientras sucede lo anterior. Mientras las mismas caras (sin obviar que van con cuerpo) siguen hablando de educación de oídas o, simplemente, defendiendo homeopatía educativa, muchos docentes están, o bien en sus aulas o fuera de ellas, intentando mejorar la educación. Quizás no lo consigan pero, al menos, que no se diga que no hay una gran parte que lo intenta.

Eso sí, todo mi respeto a aquellos que un día te venden una moto y al día siguiente te hablan de los peligros del consumo de energía. Para eso se tiene que valer. Y no poco.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

1 Comment

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link