Las tripas de XarxaTIC

Ya son demasiados los correos que recibo para preguntarme cuestiones técnicas sobre el blog, especialmente en lo que hace referencia al hosting, plataforma de publicación, plugins, etc. que utilizo. Como responder individualmente se me complica, voy a intentar en este artículo desvelar las «tripas» de XarxaTIC. Sí, voy a hablar de las cuestiones más técnicas del blog.

Fuente: http://www.fresh-imports.com
Fuente: http://www.fresh-imports.com

En primer lugar, lo más importante cuando se gestó el blog en sus inicios fue el encontrar un nombre adecuado. Sí, xarxatic fue una decisión que combinó dos palabras muy relacionadas con lo que pretendía -y aún sigue haciéndolo- ser el blog en su momento : un blog capaz de articular una red y relacionado con las nuevas tecnologías. Al final, como ya sabéis, se ha convertido en una bitácora personal para reflexionar en voz alta sobre temas educativos al lado de los amigos (sí, por mucho que discrepe con algunos comentarios u opiniones, todos los que se pasan por aquí son amiguetes en diferente grado) que quieran reflexionar conmigo. También tuve que pensar en qué tipo de dominio quería… dudando entre .es, .com, .org, al final por cuestiones de velocidad (sí, había leído en algún sitio que el dominio .com era más ágil) se eligió el .com. Así pues, dominio decidido como xarxatic.com.

Una vez supe el dominio y que no estaba cogido por otra persona me tocó buscar alojamiento. Sí, lo de buscar alojamiento (hosting) es una auténtica odisea. Mirar opciones que, al final, te obligan a parametrizar tus necesidades: bueno, bonito y barato. Tuve que emigrar. Encontrar hosting español en su momento era caro (ahora, por lo que se ve hay ofertas interesantes con una buena relación calidad/precio) y me tuve que ir a uno de los hostings que, a mi entender -e incluso a día de hoy salvo algunos problemillas que se solucionaron muy rápidamente- da un buen resultado y sale bastante barato: Hostmonster. Sí, me alojo en Hostmonster y no cobro ni un euro por decirlo aquí. Desde que se quitó la publicidad en el blog no ha habido ningún sistema de subvención para seguir pagando religiosamente el hosting (que me incluye el dominio de forma gratuita). Por cierto, se hace imprescindible contar con que el hosting el segundo año y posteriores va a ser más caro. Algo que no me gusta pero que sucede con la mayoría de empresas que ofrecen el servicio.

Encontrado y pagado dominio y hosting convenía saber qué gestor de publicación iba a usar. Había trabajado con Joomla pero, por diferentes motivos (más por ganas de probar cosas nuevas que por otro tipo de condicionante), al final monté un WordPress. Algo de lo que no me arrepiento nada. Creo que fue un acierto porque, a nivel de mis necesidades y con las posibilidades de personalización que ofrece la plataforma (a nivel de aspecto y plugins) es lo que recomiendo a cualquiera que quiera tener un espacio fácil de gestionar.

Así pues ya tenemos dominio, hosting y plataforma de publicación. Ahora toca hacerlo «bonito». Sí, algo bonito y ágil es imprescindible para un espacio que pretende ser una apuesta a largo plazo. Primero probando con temas gratuitos (miles disponibles en WordPress), después comprando un paquete de temas muy bien de precio en Elegantthemes y, finalmente, optando por el tema de pago de StudioPress que hay ahora instalado. No sé cuánto durará porque una de las renovaciones que conviene hacer cada cierto tiempo es un lavado de cara del blog. Yo lo hago una vez al año. ¿Es imprescindible? No, pero ayuda a tener siempre un aspecto nuevo del blog. Y eso a mí me gusta.

Ya tenemos lo que se ve. Vamos ahora a lo que no se ve. Si dejamos el blog con lo anterior y nos ponemos a escribir tendremos un problema: un consumo muy grande de recursos del hosting (sí, servir páginas cuando ya empiezan a ser un número apreciable hace que la carga se ralentice) y, como no, la imposibilidad de disponer de determinadas herramientas que permitan facilitar el compartir los artículos del blog en las redes sociales. Sí, las redes sociales deben integrarse con el blog. No es una opción, es una necesidad.

¿Cómo agilizamos y perfilamos el blog a nivel interno? Mediante plugins. Ni muchos, ni pocos. Cada plugin consume un poco más de recursos y, es por ello que debemos ir con cuidado a la hora de seleccionarlos.

Yo uso plugins para acelerar la carga del blog (WP Supercache y WP-Optimize para optimizar la base de datos) y uno para reducir el tamaño de las imágenes al mostrarlas (WP Smush-it). También he integrado un CDN para que la carga pase por un gestor de páginas que va a aumentar la velocidad de carga de una forma brutal.

También uso plugins para comentarios, botón de suscribir y otras lindezas. Para ello el plugin todo en uno Jetpack que, combinado con Akismet nos hace que no lleguen comentarios spam. No os podéis imaginar la cantidad de tiempo que se pierde con el spam y, por eso, un filtro como Akismet se hace más que necesario.

Después algunos plugins para notificar a Google los artículos que se publican (All in one SEO pack y Google XML Sitemap). Sí, es importante salir en Google 🙂

Finalmente esos plugins para redes sociales que no deben faltar. En mi caso SumoMe para compartir en las redes sociales que, también podría ser usado para esas ventanas tan intrusivas (pop ups que a mí tan poco me gustan) y Facebook Thumb Fixer para coger la primera imagen de cada artículo a la hora de publicarlo en Facebook. Sí, la publicación en redes sociales hace que el intercambio de ideas se maximice.

Un artículo destinado a abrir, a nivel técnico, XarxaTIC. Siempre es bueno compartir conocimiento y, por qué no, dar transparencia a una parte que, sin ser tan importante como lo que se publica (lo esencial en un blog) ayuda a una correcta gestión del mismo. Una parte técnica que, a nivel de coste monetario (sí, eso es imprescindible decirlo) sale por unos 150 euros al año haciendo el promedio del coste desde que lleva funcionando este blog.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

1 Comment

    Deja un comentario

    EDUENTERTAINMENT

    Cuando la Educación se convierte en espectáculo

    En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
    close-link