Lo que las redes no muestran

Estamos obsesionados en relacionar lo que se publica en las redes o, simplemente la visibilidad que se otorga a algún personaje o práctica educativa, con la calidad del discurso o del trabajo que hay tras lo que se publicita a diestro y siniestro. Quizás haya personajes muy válidos con visibilidad y prácticas que, seguramente, lleven mucho trabajo detrás pero, por desgracia, lo anterior invisibiliza mucho de lo que se está haciendo en las aulas. El marketing educativo, implantado y reproducido hasta la saciedad, hace que las redes acaben mostrando solo aquello que pueda ser vendible, dejando de lado todo aquello que, quizás no sea tan vendible pero sí mucho más útil. O bien que, por desgracia, obvie el grandísimo trabajo de grandes profesionales que, por determinados motivos, han hecho de las redes una parte totalmente secundaria (en caso de no obviarlas completamente) de su profesión.

Fuente: Shutterstock

El otro día, mientras me acordaba del primer libro sobre tecnología educativa que compré hace ya unos cuantos años, me puse a pensar en su autor. Muy prolífico antaño en las redes y que, por determinados motivos, ahora dista de mantener esa actividad. Una actividad en las redes que no va relacionada con su capacidad profesional ya que, por si no lo sabíais tiene  realizada la mayor recopilación de herramientas libres, perfectamente taxonomizadas, que existen para los docentes. También ha publicado varios libros de su asignatura en abierto (Matemáticas de primero de bachillerato aplicadas a las CCSS y de segundo). Eso sí, por lo visto, se invisibiliza lo anterior porque no va a determinados saraos ni da ponencias a porrillo. Y es algo que debería preocuparnos.

No es solo el ejemplo anterior de buenas praxis y compartir. Hay otro autor que, en este caso, su presencia en las redes casi nunca ha sido conocida, que tiene colgado todo el material de Geografía e Historia de TODOS los cursos de la ESO y de Bachillerato al que se puede acceder desde su web. Un material que muchos compañeros, incluyendo a mi mujer, han utilizado y adaptado para sus clases desde hace mucho tiempo. Un material que no ha dejado de crecer y que, por desgracia, vuelve a ser invisibilizado dentro del eduentertainment por no estar suficientemente adaptado al mercado educativo que nos gobierna.

Como no hay dos sin tres, también me gustaría mencionar un lugar del que, a lo largo de mucho tiempo, he sacado ideas y materiales para mis clases de Tecnología. Otra gran compañera que, tampoco será tan conocida como aquellos que llenan auditorios con un simple proyecto muy edulcorado, pero que ha servido para muchos profesionales de la asignatura.

Más allá de lo anterior, es simplemente cuestión de ver los dossieres que en muchos casos se usan en los centros como sustitutivo de los libros de texto para ver que casi todos son adaptaciones de materiales que, dedicando mucho tiempo y esfuerzo, han hecho grandes compañeros. Compañeros a los que se invisibiliza por no haberse sabido o querido vender. Quizás sea la perversión de todo trasladado a la educación. Quizás sea por la necesidad de hacer más que la de decir qué se hace. Quién sabe.

Aprovecho este post para agradecer a todos aquellos docentes anónimos para las redes y el espectáculo que han hecho y están haciendo grandes cosas en su aula, comparten altruistamente materiales y procuran, dentro de sus posibilidades, que sus alumnos aprendan lo máximo posible. Quizás no los veréis en ninguna formación, evento de grandes profes, seleccionados como finalistas para un premio o, simplemente, en Twitter o Facebook pero, os prometo que existen. Y no son pocos. Valga mi reconocimiento desde aquí a todos ellos porque, a veces, lo invisible mola.

No todo lo visible es malo pero es que, a veces, conviene reconocer lo invisible.
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

2 Comments
    1. Hola anónimo. Me encantan este tipo de comentarios porque, además de ser fáciles de refutar, dejan a algunos a la altura del betún. En primer lugar comentarte que los tres ejemplos que he sacado (Juan José de Haro, Isaac Buzo y María Bañeres -podría haber sacado otros-) se encuentran en activo actualmente. Por tanto, ya se desmonta lo que comentas. Otra cuestión es que cuestionara en su momento el dinero para canapés de la Escuela 2.0 como los millones que se gastaron en portátiles sin capacitación pedagógica/metodológica previa. Sí, fue un fiasco y, a veces, poner el nombre en determinados sitios es preocupante.

      Ya si eso sigues cubriéndote de gloria 😉

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link