Lo urgente, lo importante y lo mediático

En el ámbito educativo, al igual que sucede en cualquier otro ámbito, hay dos tipos de situaciones a resolver: urgentes e importantes. Eso sí, en nuestro caso se añade, desde hace décadas, el concepto de mediático para conseguir manipular y convertir en importante algo que, a pesar de ser necesario o recomendable, no lo es. Y, curiosamente, la cantidad de esfuerzo que se dedica a debatir alrededor de este globo sonda propagandístico, es mucho mayor que el trabajo dedicado a tomar medidas para resolver problemas urgentes que existen en nuestro sistema educativo.

Fuente: Fotolia CC

La religión, los conciertos, la sustitución de calificaciones numéricas por «progresa adecuadamente» en versión moderna o, simplemente, la necesidad de regular normativamente los deberes es algo que no es ni urgente ni importante. Bueno, dejadme matizar… no es ni lo más urgente ni lo más importante a día de hoy para mejorar la educación. Hay cosas mucho más importantes que tienen que ver con ratios, eliminación de un bilingüismo mal entendido, recuperación de condiciones laborales, modelos de gestión para la selección de docentes o, simplemente, revisión de infraestructuras de centros educativos que se están cayendo a trozos. Urgente también es descubrir cómo podemos mejorar los resultados de nuestros alumnos (no hablo solo a nivel académico), recuperar la posibilidad de que la educación vuelva a ser un ascensor social y, la introducción de medidas para atajar el fracaso escolar (muy relacionado, por cierto, con el contexto de nuestros alumnos). Y ya si eso nos ponemos después con otras cosas. Hay muchos temas por solucionar en educación y se necesita mucho tiempo, saber hacerlo y alejarse de ideas preconcebidas para hacerlo. No discuto en ningún momento que se trate de una cuestión ideológica porque lo es. Otra cuestión es la consideración de partidista que, por desgracia, es algo en lo que lleva demasiado tiempo convertida.

¿Qué temas son los urgentes? Pues, sinceramente, no sé muy bien si son urgentes pero sí importantes el tema de la reducción del currículo, la mejora de la formación del profesorado (tanto la inicial como la continua), las ratios, el diseño de espacios en los centros educativos, los sistemas de comunicación con las familias, la existencia de un banco de materiales de calidad, una carrera profesional para el docente, inspecciones más activas y menos destinadas a la burocracia, eliminación de tareas no docentes contratando profesionales para el tema (a bote pronto me viene el tema de los secretarios de los centros educativos que no deberían ser docentes y sí administrativos), coordinación con Servicios Sociales, inversión extra en centros situados en zonas más desfavorecidas, reformular el modelo y la excesiva fragmentación de titulaciones universitarias, una mejor gestión y diseño de las pruebas finales de Bachillerato, dotación e inversión adecuada en la FP para eliminar toda aquella maquinaria que no funciona, potenciar mediante un buen diseño un plan para aprender lenguas extranjeras alejado de dar Science en inglés, mantener al margen de la política los cargos más técnicos en las Consejerías, unificar criterios y recursos, dotar de más autonomía a los centros educativos (dejando al margen de dicha autonomía la gestión del profesorado), transparencia en las oposiciones y reformulación de las mismas, revisión de infraestructuras, devolver la democracia a los centros educativos, exigir responsabilidad a los equipos directivos que deben estar mejor pagados que ahora, etc. Muchos temas que podemos taxonomizar como importantes o urgentes que debemos abrir. Y no vale en comisión porque todos sabemos que las comisiones se eternizan. Además, ya veis que no va de ideología porque, al final, el contenido ideológico debe existir pero en temas que, sin prisa pero sin pausa, también deben solucionarse.

Por cierto, la recuperación de las condiciones laborales de los profesionales también es necesaria. También es urgente porque, al final, como en cualquier profesión una mejora de la calidad de vida para cualquier profesional hace que se haga mejor el trabajo. No lo digo yo. Lo tienen muy claro incluso en ese mundo empresarial con el que tanto gusta comparar la educación a algunos.

Creo que, a veces, estamos confundiendo lo urgente e importante con lo mediático. No solo sucede a nivel político. Las discusiones en Twitter también van de eso. Y, al final, nos perdemos en si usar una metodología u otra para encubrir la necesidad de que nuestros alumnos aprendan. Eso sí, la gran diferencia de los debates entre docentes es que, por desgracia (o suerte), nuestro margen de maniobra para solucionar ciertas cosas más allá de puntualmente nuestra aula y, con muchísima dificultad intentar cambiar nuestro centro educativo, no podemos hacer otra cosa. La pelota está en la política. Una política que no debe ir solo de formas o titulares interesados y sí de hechos. Hechos que algunos aún seguimos esperando desde hace mucho. Demasiado diría yo.

Hay muchos más temas urgentes e importantes para mejorar la educación de los que he comentado en este post pero... creo que entendéis la idea.
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

No Comments Yet

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link